¿Me estaré volviendo inmune?

Miércoles, 23 de febrero de 2011.

Mis conversaciones a lo largo del día giraron en torno a temas relacionados con algún medio de comunicación, pero sin demasiada trascendencia. Me pasé la tarde entera charlando sobre una película: “Toda la culpa es de mi madre”. Hoy tampoco entré en Internet, la verdad es que la web no condiciona demasiado mi vida ni mis relaciones con los demás. Sí leí el periódico El País, donde la noticia más destacada del día es la negativa de Gadafi a abandonar Libia y la amenaza con una guerra civil. Llevo ya muchos días hablando sobre lo mismo, así que hoy no lo hice. ¿Es posible que, tras el bombardeo constante sobre las revueltas islámicas, nos podamos volver inmunes a ellas? Yo, muy a mi pesar, lo estoy notando. Después de que los medios de comunicación lleven semanas tratando los mismos temas, ya no les presto atención. Sólo charlo de cosas como el estreno en Cuatro de la serie Espartacus. Ayer concluí que los medios condicionan nuestras relaciones sociales, pero hoy añado otra dimensión a esa afirmación: también pueden influirnos para huir de esa información, sobre todo cuando no se aporta nada nuevo a un tema que, como el día de la marmota, está condenado a repetirse día tras día.

 Localizador TGP: 4V

Laura Sanisidro Pouso

Posted on 2 Marzo, 2011, in Sen clasificar and tagged . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. Equipo de crítica y corrección

    Es una buena reflexión. Los medios influyen en nuestras relaciones pero también pueden condicionar nuestro comportamiento y hacer que nos apartemos de una información que, por días, no aporta nada nuevo y solo ahonda en la miseria humana. Pero de ello viven los mass media, de noticias. Y si no las hay, hay que inventarlas, colocar nuevas imágenes, sacar temas de temas de temas.
    Puedes generar un buen debate de aquí.
    ¿Es esto que hacen los medios verdadera información o simple comercialización de la misma?

    • En mi opinión, actualmente los medios comercian con las bajezas humanas, pero lo peligroso es que se nutren más de ellas que de hechos reseñables e importantes para la humanidad. A estas alturas todos conocemos la relación de Shakira y Piqué (cómo no hacerlo si hasta es noticia en los informativos), pero ¿alguien conoce al último Premio Nobel de, pongamos, medicina? Con esto no quiero decir que el periodismo tenga que ser pedante, pero sí crear un mínimo de debate social relevante.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: