Tocando, mirando… estás comunicando.

 

Las relaciones interpersonales no se pueden concebir sin el lenguaje no verbal. Así lo defiende Mark L. Knapp en este manual en el que podemos encontrar resultados de diferentes estudios llevados a cabo por antropólogos, psicólogos, estudiosos de la comunicación, etc. Recomendamos este libro para aquellos que centren sus trabajos en la observación no participante.

Debido a que el estudio de la comunicación no verbal es complicado, lo primero es establecer una clasificación de las investigaciones realizadas en esta área. Los ámbitos estudiados y sus características son:

 

1)        Movimiento corporal o cinésica:  Los movimientos están ligados al habla humana y se relacionan con el comienzo desarrollo o  el final de una conversación, por ejemplo. s.

2)      Características físicas: La apariencia física y la ropa son parte de los estímulos no verbales que influyen en las respuestas interpersonales y estos juicios comienzan a producirse  desde la infancia.  El rostro tiene un estudio aparte por su capacidad para transmitir emociones.

3)      Comportamientos táctiles: Los significados que asignamos al contacto táctil varían de acuerdo con la parte del cuerpo tocada, el tiempo que dura ese contacto, la fuerza aplicada, el modo de tocar y la frecuencia del toque.

 

4)      Paralenguaje (cualidades vocales y vocalizaciones): Las señales vocales serán portadoras, según la situación, de n importante volumen de información o de información escasa.La voz es un elemento fundamental en la persuasión o para dar o recibir turnos de palabra en una conversación.

5)    Proxémica ( distancias en la comunicación): Cada uno de nosotros buscamos una distancia conversacional cómoda y esta distancia variará en función de la edad, el sexo, el marco de referencia cultural, el ambiente, las actitudes, las emociones, los temas, las características físicas, la personalidad y nuestra relación con la otra persona.

6)    Artefactos: Comprenden la manipulación de objetos con personas interactuantes que pueden actuar como estímulos no verbales.

7)   Entorno o medio:  En este punto se estudia también la necesidad de marcar el territorio como causa de algunas de nuestras interacciones con otras personas y la necesidad o el rechazo de estar rodeados de muchas o pocas personas (densidad)

Para Mark L. Knapp y los responsables de diversas investigaciones, los comportamientos no verbales estudiados en estas categorías son difíciles de explicar desde el punto de vista de la naturaleza y la cultura. 

 Mark L. Knapp La comunicación no verbal. El cuerpo y el entorno. (1982).  Editorial Paidós Comunicación.         

                                                                                             (1D)

Posted on 2 Marzo, 2011, in Documentos and tagged , , . Bookmark the permalink. Deixar un comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: