Causa y efecto

Mi día a día en relación al consumo de medios no suele ser muy distinto, tal vez una lectura de titulares matinal, el teldiario de mediodía, la visita de ciertos blogs de interés, pero sobre todo, el uso de las redes sociales. Hoy por ejemplo, he estado por la tarde en tuenti. Recuerdo que cuando abrí mi cuenta a penas aparecía publicidad, y ahora, al cubrir nombre y contraseña, mientras carga, pues te meten el típico anuncio. El de hoy ha sido la publicidad de un perfume; aparecía una chica en ropas menores, conocida por haber participado en un reality show, anunciando un perfume de la conocida marca “don algodon”. No sé si será cosa mía, pero desde que ponen publicidad, parece que el porcentaje de carga va más lento. Hasta ahí todo normal, una anécdota del día más, una reflexión más. Lo curioso es cuando veo aparecer a mi compañera de piso por la puerta, mostrándome en una bolsa exactamente el mismo perfume que aparecía en tuenti. La verdad es que me sorprendió, y ante mi pregunta de si se lo había comprado porque lo había visto anunciando en esa red social, me contestó que no se daba cuenta, que no sabía de qué le hablaba. Ahora, sentada frente al ordenador, he llegado a la conclusión de que la publicidad influye sobremanera en el consumo, pero en la mayoría de las veces no somos conscientes de ello, por eso resalto en mi día que la interacción personal y a su vez con los medios me ha permitido observar desde fuera un comportamiento de causa-efecto muy habitual en nuestra sociedad.

Vanesa Rut Siso Calvo, 4S

Posted on 3 Marzo, 2011, in Sen clasificar and tagged . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. Equipo de crítica y corrección

    Está bien que asocies lo que observas en los medios de comunicación con tu día a día, en este caso, con tu compañera de piso. Pero antes de hacer una afirmación tan radical con sólo un caso como ejemplo, deberías hacer una contrastación para dar credibilidad a lo que dices. Es verdad que hay gente que como tu amiga sea muy influenciable por la publicidad, incluso sin que se dea cuenta, pero ¿cuánta gente habrá que no sea así, con unos principios que la publicidad no puede romper? Deberías contrastar ese tipo de afirmaciones. Te recuerdo, además, que la finalidad de este trabajo es saber como influyen los medios en la comunicación entre las personas. Céntrate más en eso, aunque están bien las reflexiones que haces.

  2. Mi intención no era hacer una afirmación rotunda sino mostrar un ejemplo de influencia habitual, como he descrito en el post. Con ello no digo que todo el mundo sea influenciable, no tiene nada que ver con eso. Mi reflexión se basa en que sin ser conscientes de ello, la publicidad siempre ha de buscar un poro por el que penetrar y cambiar nuestras actitudes. No considero que mi compañera de piso sea una persona con principios débiles, más bien todo lo contrario. A lo mejor, al ser simplemente un post sin posibilidad de desarrollar ampliamente, no he sabido hacer llegar correctamente mi reflexión. De todas formas, gracias por la correción.

    Siso Calvo, Vanesa Rut, 4S

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: