Un día más es un día menos

Mi jornada de hoy fue bastante tranquila. Nada más levantarme encendí la televisión y me puse a escuchar las últimas noticias a través del telediario matinal de Telecinco. En la facultad, justo antes de entrar a clase, consulté como cada día varios periódicos digitales, a saber, El País, El Mundo, La Voz de Galicia y El Correo Gallego. En este último me enteré de que la fachada de la catedral será limpiada este año por una empresa alemana. Me sorprendió y por la tarde se lo comenté a una amiga mientras paseabamos por la Alameda. Ella no estaba de acuerdo en que la operación la llevase a cabo una empresa extranjera, seguramente todo se reduzca a criterios económicos como casi siempre.

Al llegar a casa tras una agotadora tarde me puse de nuevo ante el ordenador. Era tiempo de noticias deportivas. Repasé la mayoría de los medios que hablan sobre el trascendental partido que jugará el viernes el Obradoiro ante su rival histórico, el Murcia, que también pelea por el ascenso a la Liga ACB. En La Voz de Galicia he leído un artículo en donde se da voz a las peñas del equipo, lo cual es muy interesante, pues las gargantas de los 6000 aficcionados que llenaremos el pabellón serán decisivas para alcanzar la victoria . Y en El Correo Gallego leo una noticia triste, el canterano Pola abandona el Lobelle de fútbol sala. Gracias y mucha suerte!

Para despedirme os informo de una noticia esperanzadora que he conocido hace tan sólo unos minutos en El País: la ONU ha aprobado ataques aéreos para frenar a las tropas leales a Gadafi en Libia. La acción llega con retraso, pero más vale tarde que nunca. Abur.

Fernández Vázquez, Mirian TGP 2I

Posted on 18 Marzo, 2011, in Sen clasificar and tagged , . Bookmark the permalink. 1 comentario.

  1. Javier González Penedo

    El punto hasta el que el deporte o el corazón influyen en las construcciones de la propia esencia de cada persona en una inmensa parte de la población en la actualidad, puede ser asombroso y a la vez preocupante. Asombroso porque elementos próximos al espectáculo crean fuertes corrientes de información y de opinión; preocupante tal vez por el poder que estos tienen de influír en nuestro modo de pensar, y en nuestras vidas en general. Me planteo la cuestión de como sería nuestro yo social sin estas formas de ocio… porque lo que si está claro es que si lo vemos y lo seguimos, estos contenidos en nuestras relaciones influyen.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: