No todo es lo que parece.

El consumo de medios en el día de hoy ha sido de lo más variado: un poco de periódicos digitales por aquí donde el tema estrella sigue siendo la situación en Japón, otra de redes sociales por allá, radio en el tren de camino al hogar (dulce hogar) y televisión…más de la habitual, hasta que mi madre llama a la puerta de mi habitación, se sienta y comentamos las últimas novedades de la semana.  Pocas, la verdad, pero creo que es fundamental mantener una buena comunicación con nuestras madres que son las que mejor conocen nuestro “yo”…a veces, más de lo que nosotros nos imaginamos. (Quien dice madre, dice padre que mañana es su día, hermanos…)

Y todo esto de mi madre viene a que hace un rato, estuve viendo el programa de Hermano Mayor en Cuatro. Como sabéis, este programa se centra en que Pedro García, antiguo Oro Olímpico, ayuda a adolescentes problemáticos donde destaca la comunicación verbal  y no verbal con sus madres, especialmente: burlas, descalificaciones y amenazas son algunas de las muestras de “cariño” que se muestran. Que ingenua cuando pensaba aquello. Ahora os explicaré por qué, pero mientras tanto aquí os dejo un video de un fragmento de uno de los programas para que os hagáis una idea de lo que os comento.

Sorprendente, verdad?

Pues ya os digo que gracias a un amigo me enteré de que este chico en concreto, amigo suyo,  le pagaron (y bastante) tanto a él como a la madre por simular esta “maravillosa” relación interpersonal familiar.

La conclusión a la que quiero llegar (aparte de que no seáis tan ingenuos como yo) es que tristemente y cada vez más, los medios buscan más aumentar la audiencia a través del morbo hasta llegar a límites insospechados, como es el de este caso. Por lo tanto, cada día que pasa, menos creo en lo que veo, en lo que leo y hasta en lo que yo misma escribo.

Díaz Díaz, Laura 1D 18/03/2011

Posted on 19 Marzo, 2011, in Sen clasificar and tagged , . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. Corrección Grupos 1-2

    Bien tanto la extensión del mensaje, el empleo de la opción leer más y las etiquetas empleadas. Realmente parece indudable el gran poder de influencia que ejercen los medios en la construcción de la realidad, así como en la formación de opinión.

  2. grupointeractivo1

    Totalmente de acuerdo. Yo diría más bien que es una realidad “ficticia” ya que, en este caso, la manipulación de los hechos es más que evidente y todo ellos conlleva a que se opine y sobre todo, que se “venda” esta realidad, que es lo que realmente interesa a los medios, por desgracia.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: