¿Coñeces a Ana Orantes?

A violencia de xénero foi históricamente ocultada e tolerada tanto polos medios de comunicación como pola sociedade. Pero o caso de Ana Orantes, en decembro de 1997, marcou un antes e un despois no tratamento informativo da violencia de xénero.

Unha entrevista concedida a un programa de testemuñas foi o punto de inflexión. Ana Orantes contou no programa o terror vivido polas palizas que lle propinaba o seu ex-marido, que a seguía a ameazar despois do divorcio. Trece días despois da súa aparición na televisión Ana Orantes volveu a ser protagonista: fora asesinada pola súa ex-parella.

A sociedade comezou a ser consciente do grave problema que existia: a desprotección das mulleres vítimas dos malos tratos por parte das súas parellas ou ex-parellas. Os medios tamén cambiaron a súa forma de mirar, e isto viuse reflexado coa entrada deste tipo de noticias, ata entón do ámbito privado, na axenda mediática.

Ana Orantes está a ser o eixe principal na documentación do noso traballo. Seguimos á espera de que as fontes resposten ás nosas preguntas. E continuamos na labor de redacción e investigación.

Para máis información sobre o noso traballo: Cuestión de principios, Días de xénero e Os topoi da violencia de xénero.

 

TGA 3b3 – Tratamento da información xurídica relativa á violencia de xénero.

Posted on 21 Marzo, 2011, in Documentos and tagged , . Bookmark the permalink. 15 Comentarios.

  1. Interesantísimo o traballo que estades facendo, con boas primeiras reflexións. Coido que, por enfocar o tema na información xurídica, non tocaredes moi en profundidade asuntos considerados mais ben políticos, como a educación para a cidadanía en canto a violencia e roles de xénero (Podedes tomalo máis como unha pregunta que como unha afirmación, pois non estou moi enterada)
    Penso que as leis que se aplican actualmente están máis enfocadas a eliminar as malas herbas cando xa asomaron a cabeza, que a arrincar o problema de raíz, educando e concienciando na igualdade a ambolos dous xéneros.

    • Sara, a nosa intención é enfocar o traballo dende o punto de vista de como os xornalistas fan as noticias sobre violencia de xénero. Pero é certo que durante o noso proceso de documentación e xestión de fontes observamos todos os cambios políticos que se levaron a cabo en materia de igualdade nos últimos anos, pero sen entrar demasiado neles porque se nos escapaba no noso inicial ámbito de actuación.
      En canto a túa última observación, pode ser certo que só arrica malas herbas pero algo é mellor que nada. Aínda que educar e concienciar en igualdade como ti ben afirmas sería moi positivo para erradicar a lacra da violencia de xénero.
      Moitas grazas pola túa aportación.

  2. Alejandro López Carballeira

    Como Sara pienso en lo interesante que resulta vuestro trabajo. El de la violencia de género es un tema muy real y con una clara vinculación con los medios.
    Medios de comunicación en lo que se refiere a esta violencia:
    ¿Altavoces de la actualidad? o Creadores de una tendencia “anti” violencia y discriminación?
    ¿Hasta donde creeis que es positivo centrar el foco informativo en las cifras (en el número de víctimas que ya se cuentan este año)? Desde vuestro trabajo, ¿que consideráis más efectivo: informar desde el problema (la violencia de género) o desde los casos particulares (Ana Orantes)? ¿Qué llega más al espectador?

    Si tenéis alguna hipótesis o conclusión os agradezco que me contestéis.
    Gracias.

    • Pues bien, creemos que los medios de comunicación crean actitudes y ofrecen patrones de conducta, por tanto deben tener mucho cuidado con lo que afirman cada vez que publican una noticia sobre violencia de género. Cualquier tipo de error puede provocar que la noticia dea un giro de 180° y se malinterprete todo. Y en este tipo de noticias, no se pueden permitir el lujo de cometer un fallo ya que estamos hablando de vidas humanas.
      Y en cuanto a tu otra pregunta, creemos que es más eficaz (pero no por ello lo más lo correcto) informar desde caso particular. La audiencia se sensibiliza más con el testimonio de una persona que con una cifra. El caso de Ana Orantes, como explicamos en el post, marco un antes y un despues porque al pasar de ser anónima a ser conocida condiciono a la gente al enterarse de su muerte. Pero, quizás esa no es la manera más correcta. Ese es el fin de nuestro trabajo: saber cómo dar correctamente una noticia sobre violencia de género. Y por ello aún no te podemos dar una respuesta 100% segura. Te podriamos hablar de suposiciones y teorías.
      Esperamos que nuestra respuesta aclare un poco tus dudas.

      Muchas gracias por tu colaboración.

  3. Equipo de crítica y corrección

    Os felicitamos, un muy buen post.
    Estamos viendo bastante evolución en el uso de los enlaces, los recursos audiovisuales y la organización en general, y la verdad, post como el vuestro derivan en una agradable lectura.

    En cuanto al contenido, el vídeo ilustra a la perfección lo escrito. Ana Orantes, el caso de violencia de género que hizo estallar el interés mediático por esta clase de temas. Aún así, ¿por qué decidísteis centrar el trabajo en Ana Orantes cuando quizá hay otros casos de maltrato más famosos y recientes? ¿Y cómo deberían enfocar los medios este delicado tema: desde una mirada objetiva y ajena o más emocionalmente, acercándose a las víctimas?

    • Elegimos el caso de Ana Orantes como ejemplo para la contextualización porque fue una tragedia que marcó un antes y un después en el periodismo social: Ana Orantes sale denunciando malos tratos y a los pocos días muere a manos de su agresor.
      A raíz de esto algo cambió en la sociedad y en el periodismo, alimentándose ambos elementos para su evolución.
      Consideramos que la clave de este asunto está, una vez más, en el equilibrio: no se debe perder la “objetividad” (ahora prefieren llamarle “honestidad”), pero es lógico que el grado de empatía en esta trágica realidad juegue un papel importante.

  4. Moi interesante. Eu xa coñecía este caso e a verdade resulta un antes e un despois como ben dicides na maneira de tratar xornalísticamente a violencia de xénero. Gustaríame coñecer a vosa opinión con respecto ao que se soe dicir de todos os temas que saen con frecuencia nos medios: ¿credes que o feito de que todos os días noticias de maltratos e asasinatos de mulleres pode influír negativamente na poboación? Tendo en conta as diferencias, obviamente, moitos opinan que coma no caso dos incendios(ao sair o primeiro nos medios comezan a aparecer máis) que os medios saquen á luz todos estes casos leva a que aparezan máis. ¿Isto pode ser así ou o que ocorre é que antes existían os mesmos casos pero non se coñecían?

    • Consideramos que cualquier noticia es a la vez un estímulo para la sociedad y los medios. El efecto que provocan las noticias de este tipo (violencia en general, y concretamente violencia de género) es muy variado. Hay que tener en cuenta la diferenciación de la violencia de género “conocida” y la “desconocida”. Los medios se hacen eco de la primera clase. Y con esto propician una necesidad de denuncia que afecta a la segunda.
      También hay que tener en cuenta que no es que las cifras aumenten, es que aumenta el conocimiento de ellas. Hace unos 40 años este tipo de malos tratos eran de la esfera privada. Ahora, la sociedad se ha movido y los medios de comunicación con ella.

  5. grupointeractivo1

    Lorena Cochón Castro

    No lo entiendo, los días que corren, el siglo en el que estamos, la época de libertades tan maravillosa que nos ha tocado vivir (en comparación con el pasado) y seguimos pegados a una lacra social como la violencia de género. Y seguimos dándole la espalda a las víctimas, y seguimos dándole el beneficio de la reinserción al maltratador.
    Una ley no hará cambiar la conciencia, que es el verdadero escollo de esta problemática. La eduacación y el análisis del “yo” es indispensable para que la violencia de género no sea un valor en alza.
    Creo que la utilización que los medios de comunicación le dan a este tipo de casos no es del todo buena. Pasa como con las guerras. Muchos muertos pero ya a nadie le impresiona por la sobre información y la excesiva repetición. Pasa casi desapercibido. Igual con los casos de mujeres maltratadas. Son tantos casos al año que una muerte por violencia de género no abre el informativo como era costumbre (cuando se pasó de llamarle crimen pasional a víctima asesinada por su maltratador). Estamos curados de todo y nada nos impresiona.
    Todos queremos que desaparezca pero si en el `piso de al lado oyes a una mujer gritar y a un hombre insultándola y agredíandola, no es la gran mayoría quien llama a la policía. Aun nos queda mucha cobardía que superar. Es mi opinión claro!

    • María Vallebona Yebra

      La verdad es que los medios de comunicación, a raíz del caso que exponeis de Ana Orantes, han ayudado a la concienciación de la sociedad sobre la violencia de género, pero bien es cierto y no sé si estareis de acuerdo conmigo en que tanta sobrecarga de información a veces puede llegar a frivolizar un tema como el que estais tratando.
      ¿No pensais a veces que la sociedad está insensibilizada ante este tema porque ve “normal” que en un telediario digan que este año el número de mujeres asesinadas a manos de sus parejas ha superado las 60? ¿Porque piensa que ese no es un tema ante el que pueda hacer nada?
      Precisamente, los medios son los que tienen que ayudar a que toda la sociedad sea consciente de que el tema de la violencia de género es un problema de todos. Y por ello no debe frivolizar con este tema ni buscar el espectáculo y el morbo, sino informar de las cosas tal como son con documentación y hacerlo bien.
      El cuatrimestre pasado asistí al “I Congreso sobre literatura y violencia de género” y aquí os dejo la transcripción de alguna de las “entrevistas que realicé”:
      ENTREVISTA A NATIVEL PRECIADO, PERIODISTA Y ESCRITORA
      – Los medios de comunicación son importantes para la concienciación de la sociedad pero, ¿piensa que también ayudan a la insensibilización de la sociedad?
      “Pues como he dicho los que actúan irresponsablemente y sin códigos deontológicos y sin ética, con el único fin de vender ejemplares y sacar modelos pues, perdona sacar modelos no (…). Te quiero decir que los que actúan mal por supuesto son un peligro público, sin duda, pero también hay mucha gente que actúa bien en los medios y es capaz de sensibilizar. De hecho, todas las campañas contra la violencia de género tienen eco en los medios de comunicación”.
      – ¿Qué podemos hacer para que esto cambie?
      “Pues día a día, trabajar día a día, proteger los derechos día a día, tener conciencia de la importancia que tiene la repercusión que tienen los medios. Y con que hagamos lo que tenemos que hacer bien todos los días conseguiremos el objetivo”.
      ENTREVISTA A ÁNGELES CASO, ESCRITORA Y GANADORA DEL PREMIO PLANETA
      – La tradición somete a la mujer, la sociedad ya se ha dado cuenta de ello pero, ¿piensa que además de saberlo podrá cambiarlo o por el contrario la tradición de tantos siglos es más fuerte?
      “Creo que la tradición es muy fuerte, la tenemos incrustada en las neuronas y muchas veces no somos conscientes de nuestra propia aceptación de determinadas normas sexistas. Esa es una realidad que respiramos yo creo que todas las mujeres día tras día. Bueno, cuesta trabajo arrancar todo eso del cerebro, evidentemente, y yo creo que deberán pasar varias generaciones hasta que haya una igualdad establecida de pleno real”.

      Creo que todavía queda mucho por hacer, y no sé si será una utopía pero ojalá algún día los medios no tengan que hablar de violencia de género, porque eso significará que ha dejado de existir.

  6. María Vallebona Yebra

    Por cierto, si quereis los apuntes que cogí que en esta conferencia o las trancripciones de las entrevistas que realicé, avisadme y os los paso.

    • comunepersoal3

      Gracias por tu colaboración, es muy interesante la entrevista que hiciste, y nos es de mucha ayuda para terminar de perfilar nuestra investigación.

      3b3

  7. Estoy muy de acuerdo con el comentario de María. Vivimos en una sociedad donde existe la sobrecarga de información, esto hace, en mi opinión, que los medios sólo nos ayuden a visibilizar el suceso a través de informaciones morbosas y detalles aún más escabrosos. Visibilizan sí, pero no sensibilizan.
    Nuestro oído ya se ha acostumbrado a escuchar todo tipo de atrocidades y aunque suene frío, a veces ni las escuchamos, sólo oímos de fondo. No quiero decir que los medios dejen de informarnos, simplemente, que quizás tanta visibilización y descripción de estos sucesos no sea tan necesaria como la labor de sensibilización que deberían de adquirir los medios.
    Menos muertos y más vivos, porque parece que en este país para que te hagan caso, tienes que estar bajo tierra.

    Silvia Muiña.

  1. Pingback: Trátaas ben | Común (e persoal)

  2. Pingback: Os 7 días de “xénero” da nosa recta final | Común (e persoal)

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: