Daily Archives: 22 Marzo, 2011

El show de Truman

Esta semana el grupo  1C hemos visto El show de Truman. Una película que se convirtió en clásico poco tiempo después de salir en los cines. Nutrida de las obras de Nietzshe, Platón, Spinoza y de Ortega y Gasset, la película encarna a la perfección el mito platónico de la caverna, en la que un hombre pasa de vivir en el mundo de las sombras, lo que cree real, una caverna en la que se encuentra atrapado, a liberarse de ahí y salir afuera, al mundo de la luz y ver lo que es real. La película narra en un primer momento la anónima vida de Truman Burbank en una pequeña localidad en la que no pasa nada: los vecinos se saludan al pasar, no hay problemas y Truman trabaja como vendedor de seguros. Las primeras dudas le llegan a Truman cuando un foco de luz cae desde el cielo y casi le da. A partir de ahí se empieza plantear si lo que ve y lo que vive realmente es real, estudia su realidad hasta que llega a la verdad descarnada: nada de eso es real. Sin saber muy bien dónde está realmente lucha por huir, se enfrenta al ridículo social y frente a sus propios miedos en una búsqueda desgarradora por la verdad (e aquí uno de los grandes dilemas del último siglo, ese que tan bien usó Unamuno en su San Manuel Bueno, mártir: ¿qué es preferible? ¿La verdad o la felicidad?).

Tal vez el ridículo social sea una de las cosas menos tratadas en el film pero que más relación tienen con el tema de la comunicación: el guión abrevia esa parte haciendo que el personaje de Truman pase casi directamente de la duda a perseguir a costa de lo que sea la verdad dejando la fase de duda en pocos minutos: Truman  enloquezca rápidamente y la paranoia surge rápidamente, haciendo que la película no pierda un tiempo valioso que la productora Paramount Pictures no iba a pagar de buena gana pero que sería una delicia para los filósofos que la visionaran.

En una etapa de duda existencial, la conversación con otras personas es vital. Las opiniones de otras personas, de nuestro entorno cercano y no tan cercano pueden llegar a ser absolutamente necesarias para la resolución del dilema. Truman solo intenta esto con su mejor amigo, pero al poco le dice que “él también está en el ajo”. No se ve el momento en el que Truman duda de si no será él mismo el que está equivocado. Sin embargo en esta película todo está exagerado y para el espectador se le hace evidente la verdad: la gente sobreactúa claramente,  negando continuamente con lenguaje verbal y no verbal, sonriendo falsamente e intentando aparentar una serenidad feliz en la que la turbación de Truman es solo una turbación infinitesimal y sin mayor trascendencia.

Título: El show de Truman

Título original: The Truman show

Dirección: Peter Weir

País: Estados Unidos

Año: 1998

Fecha de estreno: 07/09/1998

Duración: 103 min.

Género: Drama, Ciencia ficción

Reparto: Jim CarreyLaura Linney, Noah Emmerich, Natascha McElhone, Holland Taylor, Brian Delate, Blair Slater, Peter Krause, Heidi Schanz, Ron Taylor

Distribuidora: United International Pictures (UIP)

Productora: Paramount Pictures, Scott Rudin Productions

http://www.youtube.com/watch?v=IYqEpdTy0xE

TGP 1C

El secreto…a punto de ser desvelado

Después de arduas investigaciones a través de las carreteras gallegas, y las autopistas de la comunicación virtual; nos creemos en disposición de empezar a anunciar nuestras primeras conclusiones sobre las motivaciones existenciales de la campaña de publicidad de la marca Galicia. En primera instancia, señalamos que la empresa TURGALICIA se ha basado en un concepto del marketing conocido como “marketing emocional”, el cual consiste en potenciar los aspectos emotivos de los productos, tocando la fibra sensible del destinatario, haciéndolo sentir único (Bowen y Shoemaker, 2002).  Partiendo de esta base, podemos afirmar que la empresa promotora de la campaña ha intentado promocionar un producto que consiste en la unificación bajo un mismo concepto de un conjunto de pequeños elementos sueltos, con indiosincrasia propia; a fin de aumentar exponencialmente su atractivo turístico. Por otra parte, podemos resaltar también que la campaña está dirigida a un público determinado, y ya conocedor del producto; en vez de intentar atraer nuevos clientes, se pretende conservar a los ya existentes.

TGA 4a3

Preparados para “debatir”

Después de sopesar bastantes opciones en las que ejercer de voluntarios una de las elegidas fue la de asistir a SODECO (Sociedad de Debate de Competición). Esta organización, que debería estar subvencionada por la USC, está formada por unos 30 alumnos de esta misma universidad que este año participan en una Liga interna promovida por ellos mismo. Además viajan a diferentes eventos a nivel nacional para debatir ante otras universidades españolas.
Así, iremos a una de las jornadas de la Liga Interna de Sodeco para ejercer de voluntarios y ayudar en lo máximo posible, así como para comunicarnos y relacionarnos con sus miembros y con su organizador, Santiago Martínez.

En unos días traeremos las conclusiones extraídas de esta, esperamos, buena experiencia.

TGP 4U

Con “sentidiño”

“La doble convicción de que la lluvia moja y que debemos resguardarnos de ella, o de que el fuego quema y que no debemos jugar con él (quedémonos de momento en nuestra cultura) se combinan para abarcar un amplio dominio de lo dado y lo innegable para conformar un catálogo de realidades inmanentes a la naturaleza tan concluyentes que se imponen en cualquier mente (…) Sin embargo esto no es exactamente así (…) Nadie -al menos nadie que razone correctamente- puede negar que el agua moja, pero puede haber por ahí ciertas personas que duden de la proposición de que deben resguardarse de ella, sosteniendo que es bueno para el propio carácter desafiar a los elementos. Y, a menudo, la atracción de jugar con el fuego supera en ciertas personas cualquier admisión del dolor que ello resulta”.

En el texto que hemos escogido, El sentido común como sistema cultural, se hace una reflexión sobre la concepción del sentido común y cómo éste cambia radicalmente de una cultura a otra. El autor insiste en diferenciar la aprehensión objetiva de la realidad de lo que exacta e imparcialmente aprehendemos: sabiduría coloquial, mundana, los juicios y aseveraciones basados en ésta. Visto así, se considera que alguien tiene sentido común no sólo cuando utiliza sus ojos y sus oídos, si no cuando los mantiene abiertos, utilizándolos juiciosa, inteligente, perceptiva y reflexivamente y es capaz de enfrentarse a los problemas cotidianos de una manera cotidiana y con cierta eficacia. El autor del texto presenta el sentido común como sistema cultural que se confecciona manera diferente en diversos lugares y ejemplifica esto mediante un recorrido cultural a través de diferentes tribus que ponen de manifiesto que el sentido común está construido históricamente y sujeto a pautas definidas de la misma manera.

Geertz, C. (1994). El sentido común como sistema cultural. En: Conocimiento Local. Ensayos sobre la interpretación de las culturas. Paidós, Barcelona. (pp. 93-116)

TGP 4X

A Lagoa de Antela e os Tiranos

Conta a lenda que, nas profundidades da Lagoa de Antela (ou do que antes se coñecía como tal, xa que agora está totalmente desecada), atópase a cidade de Antioquía. O pobo que habitaba nesta era terriblemente cruel e tiña sometido a todos os veciños da contorna, polo que un bo día Xesús decidiu por fin a este proceder e dirixiuse a Antioquía na figura dun pobre esmolante. Tentou a caridade da primeira á última casa da cidade mais non achou ninguén que lle axudara. Cando xa marchaba, co corazón desfeito, encontrou unha velliña sentada a carón do lume na súa humilde casarella. Xesús agarimouse e pregou:

–          Unha esmola por amor de Deus.

–          Pase quen sexa– dixo a velliña.

Á maña seguinte, a única persoa que mostrou compaixón polo mendigo, agarimouse á fiestra e observou que no lugar onde se atopaba Antioquía se estendía unha lagoa que asolagaba a vila. Ninguén se salvara do duro castigo salvo ela.

A auga como elemento redentor é un tema recorrente na dogma do cristianismo e que está presente polo tanto noutras lendas españolas como, por exemplo, a que conta como xurdiu o Lago de Sanabria, na provincia de Zamora. A historia é moi semellante á que veño de relatarvos.  Un día, chega á aldea de Villaverde de Lucerna un peregrino pedindo esmola, ó que ninguén presta axuda ou refuxio. Ninguén salvo unhas mulleres que estaban cocendo pan. O peregrino, que outra vez é Xesucristo, grita en presenza destas, o castigo que ía implantar ó pobo ante a súa falta de caridade: inundaría a aldea, polo que deberían fuxir das súas casas e refuxiarse no monte. O home crava o seu bastón no chan dicindo:

Aquí clavo mi bastón,

aquí salga un gargallón,

aquí cavo mi ferrete,

que salga un gargallete”.

Son moitos os autores que teñen recreado a lenda do Lago de Sanabria (Miguel de Unamuno en San Manuel Bueno, mártir) ou mesmo a da Lagoa de Antela. Pero ninguén parece lembrase de que foi o xeneral Francisco Franco o principal artífice do desecamento da Lagoa de Antela, privándonos en Ourense dunha paraxe natural que podería ser equiparable á da provincia zamorana, que por outra banda non lle ten nada que envexar á outras paisaxes españolas (como os lagos de Covadonga) e incluso, atreveríame a dicir, europeas (véxase o caso dos Lagos de Glendalough en Irlanda). A historia repítese, e durante o franquismo, aparece outra vez un tirano, en forma de caudillo, que se encarga de desfacer o que, segundo conta a lenda, Xesús fixera para castigar ós habitantes de Antioquía. Pasade se non o fixestes xa, pola zona dos Lagos de Sanabria. Asegúrovos que paga a pena.

Eire Valcárcel Picouto CL4x.

¿La letra con sangre entra?

La película de la que hemos realizado el visionado es “La clase” del director Laurent Cantet. El film recrea una clase de un instituto en un barrio conflictivo francés. Profesores y alumnos se enfrentan a un nuevo curso en el que el choque de culturas y actitudes está a la orden del día. Se presenta una retahíla variopinta de situaciones escolares que quieren reflejar a su vez las condiciones materiales que, como una esfera de influjos económicos, culturales, tecnológicos, rodean a cada miembro de la comunidad educativa. El profesor protagonista pretende aplicar un método basado en la dialéctica, buscando fomentar las relaciones interpersonales en el aula, aunque éste no siempre será bien recibido por los alumnos quienes con su comportamiento cortarán de raíz repetidas veces el entusiasmo del profesor, conformando este conflicto la trama central de la obra. El director no trata de mostrarnos individuos, sino representantes, tipos ideales, del magrebí, del negro subsahariano, del negro caribeño, del francés… El objetivo que parece perseguir la película es mostrar la ineficacia, cuando no la malignidad, de un sistema educativo que no sirve, como presume, a la enseñanza sino a la domesticación de los rebeldes, con o sin causa, y que cuando no puede cumplir esta tarea laminadora de las diferencias simplemente expulsa al que no se adapta a las reglas del juego de una manera tan arbitraria como manifiestamente cruel.

TGP 4X

El Flâneur

Esta vez traemos un artículo llamado “El Flâneur”, como adelantamos con el video este es un término francés para referirse a una persona que vaga por la ciudad, un tanto bohemio, medio poeta que hace de sus paseos una obra de arte.

En este texto encontramos ideas y experiencias vividas por grandes personajes de la literatura como Baudelaire. Edgar Allan Poe, Balzac, Rousseau y otros más. Ellos escriben sobre el desarrollo y crecimiento de las grandes metrópolis y los cambios en la forma de vida y comportamiento de sus habitantes, que en lugar de modernizarse se fueron volviendo hacia sí mismos en total despersonalización.

El texto puede parecer  en principio un tanto denso, si no se ha hecho antes una lectura de estos autores, pero leyendo un poco sobre Baudelaire, entenderemos el mensaje que se nos quiere dar; de como una persona acostumbrada a su lugar ve todos estos cambios y termina por sentirse perdido en esa jungla de asfalto y fábricas.

Aunque el hombre esté rodeado por la multitud se va haciendo cada vez más asocial;la multitud ya no representa socialización sino un escondite. Estos profundos cambios de los que se habla en el artículo son algo natural para nosotros en la actualidad: se ha perdido la privacidad, nos hemos despersonalizado tanto que se nos clasifica tras números; número de identificación, número de casa, para el correo, el teléfono , el pago de  impuestos…  las nuevas ciudades ya no son un lugar donde se viva libremente, ya no hay lugar para el flâneur.

TGP 3O

Lecturas: Flores rotas

Flores rotas. Rotos nos quedamos nosotros al terminar de verla. ¿Qué clase de final es ese, por Dios? La película trata de un hombre, Don Johnston (Bill Murray) al cual lo abandona su amante. En este mismo momento, recibe una carta de uno de sus antiguos fantasmas, una antigua novia la cual le cuenta que tiene un hijo suyo. Además, el retoño lo está buscando por todo el país. A partir de entonces, y con la ayuda de su modélico vecino Winston, investigador aficionado, Don recorre el país buscando a cuatro de sus antiguas novias para intentar averiguar cuál de ellas fue la que le escribió la carta. Entonces, podemos ver cómo va buscando pistas tales como la máquina de escribir, papel rosa semejante al de la carta que recibió, tinta roja como la de la misiva; y detalles que le permitan confirmar sus sospechas. Al final, Don termina en medio de una carretera, sintiéndose observado por el rostro de aquel que él piensa que es su hijo.

Lo ve en todas partes: en los coches, en los transeúntes, hasta en la sopa. Con lo cual, esto nos lleva a preguntarnos cuál es el mensaje que trata de transmitir la película, ya no a nivel de comunicación, sino a nivel cinematográfico, porque la película en sí no se entiende. Puede que sea cosa nuestra, y que los múltiples y breves planos, los numerosísimos fundidos y el ritmo leeeeeeeeento del filme nos emboten los sentidos. Pero el mensaje no ha llegado hasta nosotros. Aún así, la película muestra con claridad el impacto que sufre el protagonista al “actualizar” sus recuerdos, y descubrir de nuevo a aquellas personas que un día formaron parte de su vida, pero ahora en una forma y con una vida de la que él ya no forma parte y que le es ajena. Por ello, podemos concluir lo siguiente: el pasado siempre vuelve, generalmente para darte una patada en la boca; pero siempre queda la opción de volver a él, aunque con ello removamos viejas historias, y cambiemos la vida de aquellas personas que un día marcamos, tanto para bien como para mal. Las místicas cuerdas del recuerdo resonarán cuando vuelvan a sentir el tacto del buen ángel que llevamos dentro.