El origen de Anonymous: 4chan

4chan es un imageboard de habla inglesa. ¿Y qué significa imageboard os preguntaréis? Pues es simplemente un tablón de imágenes que pueden ser publicadas y comentadas por cualquiera de los usuarios de la red. Usuarios que no necesitan ninguna clase de registro previo, pero que si quieren, antes de publicar, pueden cubrir el campo con su nombre. Eso sí, si este no es cubierto, adivinad lo que aparece:

 

 

 

 

 

 

 

 

ANONYMOUS!!

En 4chan las reglas no existen. Los contenidos masoquistas o pornográficos están a la orden del día, de ahí sus habituales problemas con las autoridades norteamericanas. Aquí empezó todo. Se trata del espacio comunicativo perfecto para que una comunidad de personas con un mismo ideal, la libertad de expresión, se organice. Un grupo carente de jerarquías, en el que, contra la opinión mayoritaria, los menos de los integrantes son hackers. Simplemente son activistas Anonymous. ¿Su lema? La unión hace la fuerza.

Con esto terminamos nuestra fase de documentación del trabajo. Os pedimos encarecidamente que visitéis 4chan. Entenderéis el meollo de todo este fenómeno y, lo más importante, encontraréis un lugar en donde la libertad de expresarse es prácticamente ilimitada.

http://www.4chan.org

 

(2a2)

 

 

 

 

Posted on 24 Marzo, 2011, in Sen clasificar and tagged , . Bookmark the permalink. 7 Comentarios.

  1. Es interesante este tema. Hasta que punto creéis que una persona puede esconderse detrás del famoso Anonymous para insultar a otra por ejemplo? Es decir, muchas personas pueden aprovecharse precisamente de esa capa de anonimato total para verter opiniones injuriosas y sin contrastar, o bulos, o contenidos fuera de la ley. Vale todo? Hasta donde llega la libertad de expresión?

    Un saludo,

  2. A ver, la respuesta a esa pregunta es difícil. Los límites siempre se nos presentan difusos. El anonimato es una situación que puede ser usada tanto para bien o para mal. Por ejemplo: yo creo que Anonymous con la defensa de Julian Assange o la de las revueltas democráticas en Túnez y Egipto, está realizando un uso positivo del anonimato. Por lo menos en líneas generales. Pero esto no tiene por qué ser así. Otro ejemplo: famosos asesinos de la historia como el del Zodíaco usaron el desconocimiento de su identidad no para realizar actos buenos precisamente ( y sí, ahora podríamos discutir sobre lo que es bueno y lo que es malo, y quién lo decide, pero no es pertinente).
    La libertad de expresión llega hasta donde nosotros la queramos hacer llegar. ¿Y preguntas si todo vale? Los seres humanos vivimos en comunidad, en sociedad. ¿Qué es lo que vale y lo que no? Eso lo marcan las mayorías. Existen diferencias admitidas, y otras que no, consideradas desviaciones de la norma y por lo tanto cuyo uso es reprobable y son merecedoras de sanción social. Ahí se encuentra, a mi modo de ver, el principal límite de la libertad de expresión: la misma sociedad que, a través de un complicado juego de juicios de valor y consideraciones, determina aquello que es lo estándar, aquello que se sale de él y no está del todo bien visto, pero que se permite, y, finalmente, aquellas desviaciones con las que no se debe tener ningún tipo de consideración. Según Émile Durkheim, “No lo reprobamos porque es un crimen sino que es un crimen porque lo reprobamos”.
    Es decir, como resumen a toda esta parrafada, ¿dónde creo que se encuentran los límites a la libertad de expresión y, por ende, a las actuaciones de Anonymous? En donde los individuos agrupados en una colectividad llamada sociedad, decidamos. Si dejamos que determinados valores retrocedan como en los últimos años, se seguirá viendo positivamente que personajillos sinvergüenzas y majaretas aparezcan en la tele para decir las primeras barbaridades que ronden por sus cabezas (si tienen de eso…xDD) y que por encima el sistema les pague millonadas por hacerlo.

  3. Sonia Herrera Rey

    Estoy de acuerdo con Ángel en que este tipo de vía presenta una gran cantidad de inconvenientes tanto para comunicarse como para alcanzar una plena libertad de expresión. es a la vez una buena y una mala herramienta. La suplantación de identidad, contenido ilícito y absurdo puede que resten credibilidad a este medio que como bien apuntáis no ofrece limitaciones para la expresión. un trabajo interesante.

    • Lorena Riveiro Rodríguez

      Non son unha experta neste tipo de cuestións e o certo é que o funcionamento de Anonymous non é algo que teña especialmente claro. Se cadra por iso comparto a duda que ten Ángel, e é que, ata onde chega esa liberdade de expresión? Para comezar, creo que a posibilidade de firmar de forma anónima é unha arma de dobre fío. Ao mellor en determinadas situacións serve para protexerse ( non sei de que ou de quen) pero certamente, creo que, na maioría dos casos, se temos que firmar de forma anónima, se non queremos que identifiquen certo comentario con nós e a nosa forma de ver o mundo, é porque algo temos que ocultar.
      Posiblemente exista unha explicación a todo isto e de feito, se alguén a ten, encantaríame que a compartira comigo. simplemente digo que, na sociedade na que vivimos, o anonimato só se xustifica para protexer a unha fonte ou a unha persoa, mais non para emitir xuízos de valor que moitas veces se converten en insultos. Ante a pregunta de ata onde chega a liberdade de expresión, creo que ata o momento en que non respecta os dereitos dos demais individuos.

  4. Estou totalmente de acordo contigo, Lorena. Como dixen antes, a nosa liberdade remata onde empeza a do outro. No tocante ó tema do anonimato de Anonymous, ata agora eu creo que a comunidade fixo un uso bastante positivo desa situación. É dicir, usouno para denunciar situacións e privilexios insostibles de determinados colectivos, para combater as ditaduras do norte de África… Eu penso, ou máis ben quero pensar, que ese anonimato susténtase unica e exclusivamente no desexo de protexer ás fontes e, por outro lado, tamén gardarse as espaldas debido a uns quizais métodos non do todo claros ou legais para conseguir esas informacións (o mesmo que lle aconteceu a Wikileaks).

  5. Roi Rodríguez López

    Non vira antes este post e como visitante ocasional de 4chan decídome a comentar. Como ben dicides, é a liberdade de expresión levada ao extremo, o poder publicar o que che dea a gana, a ausencia de normas, éticas ou morais, a panacea que moitos piden a berros atópana aí. Pero para unha persoa que minimamente siga a páxina queda demostrado que a liberdade sen límites é un erro. Algo que podía ser moi útil en moitos casos, que podía permitir o intercambio de información, coñecemento ou incluso actividades de ocio libremente acábase convertendo nun bucle de tonterías e porno. Tonterías e porno. No subforo /b/, o máis coñecido, raramente atoparás outra cousa. Iso e unións de usuarios “anonymous” que se poñen por obxectivo lograr diferentes cafradas -circula por Internet a historia dunha rapaza que por pedir axuda a cambio de ensinar as tetas e logo non facelo foi perseguida e martirizada ata o extremo- é o que se acaba logrando coa liberdade absoluta. E é que o ser humano por natureza non é bo e honesto, aprovéitase das situacións para o seu benestar ou beneficio, e a liberdade total, que de tanto podía valer, acaba por converterse nun foro de hackers e obsesos baixo un nick igual para todos. O anónimo.

  1. Pingback: Anonymous | Comando Pollo

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: