Facebook, ha sido un placer

Hoy hemos dado por finalizado nuestro estudio sobre Facebook. Tras haber analizado dicha red y nuestro comportamiento en ella, nos hemos dado cuenta de que somos víctimas de nosotros mismos, de nuestra necesidad de comunicación y nuestro anhelo ególatra por ser reconocidos. Padecemos una especie de “mono” que sólo se calma cuando vemos que somos los primeros en la lista y nuestras fotos son las más comentadas por nuestros centenares de “amigos”.   

Uno de los ejes fundamentales de nuestro trabajo es el tema de los mal denominados “amigos”. Hemos podido comprobar como nosotros mismos, tenemos una lista de amigos que supera la centena ¿hasta qué punto es esto real? Nuestra conclusión sobre este tema es que necesitamos sentirnos parte de un grupo y ese grupo en la red está masificado. Además y siguiendo con el punto de vista ególatra, necesitamos sentirnos reconocidos y aceptados por los demás y por ello nos “exhibimos” ante centenas de usuarios. En muchas ocasiones, pero no de forma tan acusada en nuestro caso, para poder estar dentro de ese grupo y jugar un rol, tenemos que crearnos un avatar, un personaje que nos ayude a encajar y que se corresponda con nuestros anhelos de lo que “queremos llegar a ser”.

Como se recoge en un párrafo del “Efecto Facebook” de David Kirkpatrick: “¿Será cada vez más complicado evolucionar como personas porque las opiniones sobre nosotros ya se han establecido? Desde tiempos inmemorables, la gente ha tenido que cambiarse de ciudad y empezar una nueva vida para huir de algún hecho u opinión sobre ellos que los hacían sentirse incómodos. ¿Resultará esto ya imposible?”.

Lo dicho, ha sido un placer.

Grupo 4b3

Posted on 11 Abril, 2011, in Sen clasificar and tagged , . Bookmark the permalink. 17 Comentarios.

  1. Rubén Luengo Miguel del Corral

    Estou de acordo en que a verdadeira amizade non se pode medir pola cantidade de contactos que engrosan a túa lista de Facebook, nin de ningunha outra rede social. O afán de proxectar unha imaxe (nalgunhas ocasións equívoca) de aceptación social ou de popularidade fainos perder a dignidade e entregarnos con fanática emoción a agregar xente sen apenas coñecela. Que nos pode impulsar a isto? Supoño que un meirande recoñecemento social ou a necesidade de demostrar que non somos illas nun continente.

  2. Cristina Martínez Carou GI3

    Dice un buen refrán que es mejor estar solo que mal acompañado. Lejos de tachar de malas compañías a los “amigos” de Facebook (o de otras redes sociales, ya que me enorgullezco de no tener Facebook), yo los tacho de irreales. No desde el punto de que no existan, sino desde el punto en que esos contactos (o la mayoría de ellos) se conocen una noche cuando estás de marcha, y al día siguiente te agregan y sin ninguna preocupación le das a aceptar… listo. Así es como generalmente se van acrecentando las listas de supuestos amigos. Pero realmente… ¿con cuántos de esos amigos te irías a tomar algo? ¿Con cuántos quedarías para hablar y le contarías tus problemas? Porque no sé qué es la amistad para el resto del mundo, pero para mí, un amigo es alguien con quién puedes contar en todo momento… y de esos, en el tuenti en mi caso, tengo bien pocos.

  3. Eu tamén opino coma vós. É algo que podemos ver en nós mesmos dede o momento que aceptamos/agregamos a alguén co que apenas mantemos relación. Cal é o motivo? Realmente segue a ser algo subxectivo, pero como vós ben dicides, “ser aceptados ou admitidos polos demais” sería a resposta máis axeitada. Ademais, por que ser quen eres cando podes ser quen queres ser? Creo que é algo que actualmente a xente pode lograr a través das redes sociais, e por ese mesmo motivo actúan deste xeito.

  4. De verdade credes que as redes sociais crean unha realidade paralela? Eu non o creo así. As relacións sociais, tal e como as entendimos ata o de agora, estanse resentindo moito coas novas tecnoloxías, polo menos están mudando. O que creo que está pasando é que estamos nun momento de transición e aínda non asimilamos este cambio social. Penso que ás xeracións vindeiras xa non lles suporá motivo de debate porque nacerán niso, o que non quere dicir que sexa algo posivo. Dende a miña humilde opinión, é unha regresión nas relacións interpersoais.

  5. Miguel Piñeiro Vázquez

    Eu si penso que as redes sociais crean unha vida paralela, en contrariedade co comentario anterior. E o fan desde o momento en que colgamos unha foto no noso perfil á que titulamos por exemplo “Noitaza” cando en realidade foi unha noite aburrida e mala, na que si te tiveras quedado na casa terías aproveitado o tempo moito mellor. É unha realidade paralela desde o momento en que, como ben dicides no post, persoas coas que non te levas na realidade no Facebook son super amiguísimas vosos. Aí é onde se mide a realidade paralela das redes sociais baixo o meu punto de vista.
    Creo que xa comentei en posts anteriores falando sobre esto. O bo ou mal uso das redes sociais depende de nós, temos que aprender a adaptarnos a elas como os nosos antepasados aprenderon a adaptarse ao teléfono ou á televisión sen romperse os medios convencionais de comunicación interpersoal. E por suposto, unha das cousas que hai que aprender é que non todo o mundo pode ter acceso a túa privacidade.

  6. Estoy completamente de acuerdo, en especial con lo referente a los “amigos”. Hoy en día esa palabra, en mi opinión, ha perdido todo su significado y llamamos amigo a cualquiera. Supongo que efectivamente esa dependencia del Facebook viene impuesta por la necesidad de sentirte parte de algo, de decirle al mundo “estoy aquí”. Una necesidad de amigos virtuales. Triste, pero es lo que hay.

  7. Úrsula Estévez Lobato

    En mi opinión, las cosas no son así. Respecto a lo de los amigos, se llaman amigos porque es la palabra que utilizan las redes sociales, pero yo no considero amigas míos a todas las personas que tengo agregadas al Facebook/Tuenti. En principio, no me gusta agregar a la gente porque sí y no lo suelo hacer. Tampoco me hice Facebook/Tuenti para sentirme reconocida dentro de un grupo, simplemente fue porque sí (y he de decir que al principio me negaba a hacerme Tuenti). Al igual que hay muchas personas que suben miles de fotos de ellas mismas, no es algo que yo y muchos otros hagan.
    Sé que hay mucha gente que usa el Facebook/Tuenti de esa manera, pero también hay que tener en cuenta que gran parte de los usuarios de las redes sociales no lo hacen.

  8. En mi opinión todos, o casi todos somos conscientes (y más la gente que tiene a 680 amigos agregados) que este tipo de “amistad” de las redes sociales no es tal, sino un simple número que para mucha gente es un elemento comparativo con el que se mide la popularidad. Yo tengo agregadas a personas con las que sólo intercambio un hola-adiós cada día, y supongo que muchos de vosotros también, y no creo que a esto se le pueda llamar amistad. La amistad va mucho más allá, y se basa en cosas como el cariño, la comprensión y demás y no creo que todos los “amigos” del Facebook puedan reunir esos sentimientos.

  9. Na miña opinión, o termo “amigo” nas redes sociais todos o tomamos como algo relativo. A maioría da xente que temos son ex compañeiros do colexio, do instituto, amigos de amigos cos que coincidiches un par de veces etc. Pero non vexo mal que, se na vida real non coincidimos con esas persoas non se lles poida mandar unha mensaxe de vez en cando ou felicitarlle o cumpleanos por exemplo
    No meu caso, o feito de ter algúns amigos repartidos polo país adiante complicaríame moito manter o contacto con eles se non fora polas redes sociais. E é que incluso nestas, malia que teñas a moita xente, sempre acabas falando coa mesma xente.

  10. Mirian Fernández Vázquez

    O uso que se lle da ao Facebook e ás demais redes socias depende únicamente da persoa que teña a conta. A maioría dos usuarios, eu incluída, temos unha gran cantidade de persoas agregadas que non son amigos nosos e cos que seguramente nunca nos imos comunicar, pero as redes sociais permítennos facer un seguimento de xente que formou parte das nosas vidas e que por decilo dalgunha maneira, nos cae ben.
    Outra historia é o feito de agregar a persoas que non coñecemos, aínda que penso que esta tendencia non está para nada extendida. Poucas persoas aceptan a xente descoñecida, ben sexa por preservar a súa intimidade ou por desconfianza.
    Con respecto ao uso do termo “amigo” tamén estou dacordo en que non é correcto, debería haber unha distinción entre os “amigos” e os “coñecidos”.

  11. Sonia Herrera Rey

    Creo que con vuestro trabajo creasteis un muy buen debate y también plateasteis un tema que vemos nos hace reflexionar claramente.
    Desde mi punto de vista las redes sociales no crean una realidad paralela. Para mí simplemente hablamos de una misma realidad en la que todos evolucionamos y se amplía el concepto de comunicación.
    La amistad y la privacidad se convierten pues en conceptos muy relativos (debemos aceptar que con las redes sociales nos encontramos más expuestos a los demás. Nuestras fotos están a la vista de todos nuestros “amigos” y también los comentarios que hacemos) y también es importante el uso que cada uno hace de ellas.
    Con todo esto creo que todo lo positivo que nos pueden aportar páginas como Tuenti, Facebook, Twitter… supera con creces a lo negativo. Desde gozar de una comunicación mucho más completa y sin límites, estar informados en cualquier momento y lugar de todo lo que sucede, hasta poder formar parte de cualquier página con la que tengamos afinidad o incluso seguir a nuestros personajes favoritos.

  12. Diana Lago Vázquez

    Eu son das que está a favor das redes sociais como novo vehículo de comunicación, unha ferramenta moi útil e sobre todo económica para comunicarse con amigos e familiares que se atopan lonxe. Pero tamén creo que a facilidade de agregar “amigos” nas redes sociais lévanos a facelo sen ton nin son acabando cun montón de perfís de persoas aos que vimos unha vez ou incluso que nunca coñecemos nin chegaremos a coñecer na vida real. Como vós dicides a maioría das veces isto débese a ansia de popularidade. Parece que cantos máis amigos teñas en facebook máis popular eres igual que pasa coas visitas no tuenti, o que acaba creando, como ben dicía Miguel Piñeiro, unha realidade paralela. Tamén é certo que todo isto depende da importancia que se lle dea e haberá un parte dos usuarios que nin se fixe nos amigos agregados que ten pero sempre quedará outra parte que si o faga.

  13. Este tema es muy interesante. La gente no necesita leer textos como estos para pensar en el propio tema que centra esta reflexión, pero sí que los necesita para reflexionar sobre el tema en cuestión. Pienso que todo el mundo es consciente de que en Facebook, Tuenti y demás redes sociales agregamos a gente simplemente por hacer algo. Cuando nos envían una solicitud de amistad rara vez decimos que no, a no ser que esa persona nos caiga muy mal y eso es difícil ya que si fuera así dicho sujeto ya no nos enviaría la solicitud. Bueno volviendo al tema agregamos a gente sin ton ni son, algunas veces para sentirnos más socializados y otras por simple rutina. Pero lo que a priori podría ser algo positivo desde el punto de vista de la sociabilidad y del ego personal, se termina convirtiendo en un problema ya que las redes sociales son una realidad contigua a la del día a día en dónde el concepto comunicación amplia su campo de actividad. Por tanto ante esta situación, un excesivo numero de “amigos” dificulta la tarea central de comunicar de manera real.

  14. Blanca Tejero Fernández

    Parece ser que una vez más existe conforntación de opiniones con lo que a Facebook y a nuestro criterio respecta. Podemos observar como algunos vemos en Facebook un simple vehículo de comunicación y otros una “amenaza” para la buena socialización o la socialización correcta con la creación de una realidad paralela. Mi criterio poco dista de lo que hemos expuesto en estas líneas, pero también es cierto que mi opinión se ha ido creando, no venía enlatada… Al principio yo utilizaba este tipo de redes como la que más, jugaba a sus juegos, me metía en sus aplicaciones y mantenía 2interesantísimas” conversaciones con personas a las que conozco, pero que no trato de manera rutinaria… Cuando empezamos a indagar en el asunto en cuestión leímos críticas de adeptos y de detractores, nos reímos con vídeos ocurrentes y otros no tanto y al final llegamos a estas conclusiones… En mi caso particular a la hora de tratar la privacidad de repente vi toda mi vida viajando en paquetitos de unos y ceros por la red, sin comerlo ni beberlo me había convertido en Jim Carrey con mi show de Truman particular en esta era del casi 3.0…
    Nuestros casos no son tan alarmantes, no solemos creernos otras personas, en definitiva que no nos creamos un avatar para navegar en Facebook… pero son muchos los que apelan a esta red para poder hablar con “amigos” para tejerse una telaraña de contactos y mantener un acto comunicativo en una realidad paralela… No decimos que esto sea mejor o peor, pues como más o menos dice David Kirkpatrick en “El efecto Facebook” todos alguna vez nos hemos mudado, hemos cambiado de vida, hemos conocido a otras personas… lo que desemboca en que todos alguna vez hemos podido intentar empezar nuestra vida desde cero!!
    Un saludo Blanca Tejero 4b3

  15. Alba Lago Requeijo

    Todo lo “fácil y rápido” siempre tiene una contrapartida de la que no somos conscientes cuando nos unimos a este tipo de redes. A mi me parece un reflejo de nuestros egos. Foto molona, comentario acertado, colgando pepinazo de grupón. Aparentar y mostrar una imagen favorable a los demás es un típico tópico del ser humano. Pero eso ya existía antes que Facebook. Creo que es importante no desvirtuar la naturaleza de esta herramienta y no verla como algo ajeno, ya que es producto de una creación humana.

  16. Equipo de crítica e correccion

    Las conclusiones que sacasteis, evidentemente, han sido controvertidas. No todas las personas usan las redes sociales para lo mismo (de ahí las diferentes opiniones) ni las mismas edades, ¿no?
    Aunque en grandes rasgos son unas buenas conclusiones, no son aplicables para todos los usuarios. ¿Qué os aportado a vosotros el trabajo?

  1. Pingback: Comentarios da semana. | Común (e persoal)

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: