500 millones de amigos

   

No haces 500 millones de amigos sin ganarte algunos enemigos. Como ya sabréis, ésta es el eslogan de La Red Social, la película que relata el nacimiento de Facebook. Con la figura Mark Zuckenberg como protagonista, asistimos a los primeros pasos no muy firmes que darán más tarde lugar al nacimiento de la red social más importante del mundo.

Se nos muestra a un Zuckerberg prepotente, un genio con poca paciencia y las ideas bastante claras; un hombre con pocos escrúpulos, introvertido y ambicioso. Muchas han sido las críticas que aseguran que la película no es fiel a la realidad, pero sin embargo todos coinciden en que el perfil del protagonista está muy conseguido y que ha conseguido captar la esencia de una persona muy peculiar.

Por otro lado, está también reflejada la relación de amistad entre Zuckerberg y su socio, Eduardo Saverin, y cómo esta se va deteriorando a por una lucha de poder dentro de la red y de la empresa. En este camino, la película se muestra a sí misma como una historia real de lo que fue el proceso de creación de la famosa Facebook, no obstante, la empresa ha rechazado desde un inicio que sea una copia fiel de su realidad.

La frase con la que empezamos el post nos llamó la atención a todos los miembros del TGP especialmente y desde el primer momento en el que nos vimos expuestos a todo el márketing que trajo consigo La red social.  Nos parece un reclamo fuerte y a la vez una idea sobre la que debatir muy relacionada con el tema de esta materia. ¿Tendríamos nosotros el valor de sacar al mercado una idea con tanto peso como Facebook sabiendo las críticas y los problemas legales sobre la privacidad a los que estaríamos expuestos? ¿Qué se siente al ser el creador de un sistema con tanta importancia en la vida de tanta gente?

TGP 1C

Posted on 5 Maio, 2011, in Sen clasificar and tagged , . Bookmark the permalink. 6 Comentarios.

  1. Rubén Luengo Miguel del Corral

    Alcanzar o éxito require unha carencia meditada de escrúpulos. No filme queda moi ben reflectido por parte da figura de Zuckerberg, onde se ve que esa tendencia autista, case misántropa, fai que valore máis os seus proxectos e a obtención de éxito que a amizade con un dos poucos homes que o consideraba amigo verdadeiro no planeta.

  2. Nuria lago Rodríguez 2b3 2M

    Aunque estoy de acuerdo con lo que dice Rubén, que el protagonista antepone su éxito personal y profesional a la amistad, no sé si considerarlo como una excepción. No es raro que a muchas de las personas que alcanzan el “éxito” se les reconozca siempre su capacidad para mantenerse con los pies en la tierra, es decir, que aunque luchan por lo que quieren conseguir, mantienen su humildad y a sus amigos de siempre. Entonces, para conseguir el éxito hay que renunciar a la “satisfacción” personal o toda necesidad se ve suplida con el afán de reconocimiento??

  3. comunepersoal3

    Teño que dicir que o primeiro que dixen ao rematar de ver a película foi “vaia basura”, tal cual. Pero alén diso, estou con Rubén en gran parte cando di que “alcanzar o éxito require unha carencia medita de escrúpulos”. Non creo que se deba xeneralizar, pero está claro que a moitas persoas o que lles interesa son os cartos e chegar ao máis alto sen importarlles a quen teñan que pisar na súa carreira cara alcanzar o éxito. Na película o que se reflexa é basicamente iso. Ademais se de quen estamos a falar é dun rapaz que ve que ten a fórmula perfecta para facerse rico, ese desprezo e falta de interese polas demais persoas multiplicarase por 1000. E iso é máis ou menos o que aconteceu con Facebook.

  4. comunepersoal3

    O comentario anterior é de María Quintiana Pérez 3Q

  5. Evidentemente, a menores escrúpulos mayores éxitos, es una verdad indudable. No tener la más minima idea de lo que es la conciencia o saber acallarla nos beneficia mucho a la hora de alcanzar grandes logros, pero no estoy de acuerdo con que sea una condición. Muchas grandes celebridades han sacrificado sus vidas para alcanzar sus metas, pero esto no tiene nada que ver con tener o no escrúpulos, sino la vida de cada uno y sus respectivos planes.
    Con respecto a las preguntas que formuláis, yo sin duda sacaría adelante una idea así, con tal probabilidad de triunfo independientemente de lo que la gente comentase o se inventase de mi.
    La segunda pregunta evidentemente no la puedo responder ya que no tengo un invento de tal envergadura en mi lista de triunfos personales.
    Elena Eiras Fernández TGP 2H

  6. Pablo Lago Fernández

    Creo que el tema del éxito en La Red social da para debate. Aunque hablamos de los escrúpulos del protagonista para conseguir el éxito durante la película no creo que vemos esa ambición que solemos relacionar con los escrúpulos. Una escena muy importante es en la que los Winklevoss le preguntan a Zuckerberg porque dejó su programa de canciones gratis para descarga a pesar de que le ofrecieron pagarselo. Su respuesta es más una pasiva que una declaración de principios. Y ahí vemos el antagonismo de los protagonistas. Los gemelos son caballeros capitalistas, mientras que Zuckerberg parece más contento en inventar y ser admirado. Los primeros son los ambiciosos y el segundo es a quien no le importa tomar deciosiones cuestionables si es lo que le va bien. No se si es a propósito o no pero creo que ahi se encuentra una curiosa reflexión sobre internet donde la relevancia es más barata que el éxito y donde la popularidad y los métodos tradicionales de negocio no garantizan nada.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: