“El periodista ejerce su labor en el centro de una telaraña”

Esta cita pertenece al libro de “El periodista en la telaraña” de Ramón Reig García, doctor en ciencias de la información, periodista y profesor titular de periodismo en la universidad de Sevilla.

Un libro en el se recoge la situación del periodismo en un contexto de creciente influencia de los objetivos empresariales, impidiendo al profesional ejercer su quehacer con rigor, libertad e independencia. La crítica de este libro radica hacia eses grupos empresariales y hacia los intereses de los dueños de los medios, los cuales según Reig, imponen sus criterios con demasiada frecuencia y por encima de la realidad, lo que supone, en resultado, un ciudadano desinformado y más influenciado por la espectacularización de los medios, que por la información en sí misma.

“Los que promocionan este mundo son las corporaciones de medios de comunicación multinacionales, estadounidenses y europeas, que son propietarias o gestionan las fuentes de información y noticias principales del mundo”, dice Reig en su libro.

El estudio de las cuatro vertientes que componen el soporte de la actividad periodística actual –la socioeconómica, la comunicacional, la periodística y los diferentes públicos, le sirve al autor para valorar las consecuencias de diversos procesos como, por ejemplo, la aligeración de plantillas, el triunfo de la mediocridad, la individualización, la competitividad devoradora, la concentración mediática, la rutina paralizante, la explotación del morbo, el subempleo menesteroso, la precariedad laboral, el determinismo publicitario, la apatía generalizada y el cansancio progresivo. Estos son los temas que aborda Ramón Reig en esta obra.

La lectura detenida de esta obra puede servir para hacer reflexionar a los periodistas y futuros periodistas de este complejo entramado de intereses, en el cual el periodismo, la información y la formación crítica están dejando de existir, porque son ante todo negocio. En palabras del autor, “el periodismo es, en efecto, un contrapoder, y eso hay que recordarlo porque ha dejado de serlo en gran medida o se ha olvidado”.

TGP 3R

Posted on 6 Maio, 2011, in Sen clasificar and tagged , . Bookmark the permalink. 4 Comentarios.

  1. Rubén Luengo Miguel del Corral

    Trala II GM, os Estados Unidos resultaron como o páis máis aventaxado (ou o menos damnificado) dos vencedores do conflito bélico. De isto se deriva que puidera impoñer o modelo de “libre circulación de información”, baseado na dependencia da iniciativa privada e prescindindo das axudas estatais. Deste xeito, as grandes empresas publicitarias convertíronse nun dos grandes grupos financieiros dos medios, condicionando irremisiblemente os medios, e impoñendo un modelo onde o consumismo era considerado o camiño á felicidade.
    De aí que, actualmente, o modelo de neoliberalismo que logo conformaron Thatcher e Reagan compoña o corporativismo global que configura a información e fai que se basee máis nunha estratexia fundamentada en perspectivas comerciais máis que nunha información de calidade.

  2. Equipo de crítica y corrección

    Con este tema se abre un dilema y ese eterno conflicto de intereses, en el que se tienen que dejar a un lado la vocación por el hecho de conservar tu puesto, la información está cerrada por estas mismas razones, las grandes empresas no permitiran que se les ataque y los medios querrán conservar la publicidad y el periodista su trabajo, es una cadena. Qué opinan vosotros?

  3. Lorena Sixto Valiño

    Creo que no es cierto que actualmente se haya olvidado que el periodismo es un efecto de contrapoder sino que se ha tapado. Si no se hace es porque los intereses de los poderosos pueden mucho más que cualquier otra cosa y algunos profesionales de la comunicación se han dejado llevar por el miedo a ser “excluidos” de la profesión. Pero la llegada de las redes sociales, la web 2.0 y el desarrollo de la sociedad de la información han propiciado que los medios de comunicación se abran a todos. Es el nacimiento de un periodismo participativo o periodismo de la ciudadanía que permite a un usuario común incluir cualquier comentario acerca de la realidad llegando incluso a desestabilizar y a poner en jaque a los mass media. Digamos que actúan como guardianes de medios rompiendo la autoridad que sobre el flujo informativo tenían los medios.

    • Efectivamente Rubén, EE.UU es un tema muy presente en este libro por todo lo que argumentas, pero no son sólo empresas de publicidad las encargadas de financiar a los medios, si no también armamentísticas, de construcción..etc. Como dice el autor,desde los años ochenta se ha ido incrementando en EE.UU esta concentración de multinacionales e incluso bancos, en la industria de los medios de comunicación, y todo por intereses financieros, conformando, como bien dices, la información de calidad.
      Que el periodista va querer conservar su puesto de trabajo está claro, pero como bien dice Lorena, hoy los periodistas tenemos la plataforma de internet.
      Lorena, más que el miedo a ser excluidos, creemos que es el miedo a ser despedidos. Con la llegada de los medios sociales, el profesional puede tener voz para opinar, rebatir e informar, y fuera de su lugar de trabajo. Pero esto es algo que no todas la empresas están conforme. Veáse los despidos que hubo por comentarios inapropiados del trabajador hacia la empresa, , hasta que punto tenemos la libertad de publicar todo lo que queramos en la red?…
      El País publicaba hoy este interesante reportaje:
      http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Twitter/empresa/elpepisoc/20110508elpepisoc_1/Tes

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: