La radio del rock, el barco del amor

Radio encubierta (The boat that rocked) es una comedia exagerada sobre las radios piratas y el consumo de música en la Gran Bretaña de los años 60. Se abre con música y se cierra con ella, quizás, más que una película, es un gran homenaje a los grupos y los locutores de radio de la época. El personaje principal es Carl, un adolescente hijo de soltera que, recién cumplidos los 18 es enviado por su madre al barco que sirve de sede a la radio pirata Radio Rock, en donde se encuentra su padrino.

Al igual que en Network, la película que anteriormente analizamos, se desarrollan dos formas principales de comunicación, entre individuos, más personal, y de masas, esta última más orientada a provocar emociones y sensaciones que en comunicar conceptos, aunque, como se puede comprobar, las ideas se deslizan solas. Lo más reseñable es la respuesta final de los fans de la radio, que hace ver cómo la gente sí sabe apreciar un trabajo bien hecho, y hecho con pasión, y que además atiende a sus necesidades sin desfallecer.

Por otro lado, hay como dos ideologías y estilos de vida enfrentados en la película que no consiguen llegar a entendimiento; la de los piratas y la de uno de los miembros del gobierno, que intenta acabar con ellos. La forma de comunicarse entre los miembros de cada grupo es, como es lógico, totalmente opuesta. Mientras que unos se comportan con poca o ninguna moral y al tiempo se apoyan y demuestran cariño, los otros mantienen siempre como único tema su objetivo profesional y, aunque en una ocasión hay una tentativa de acercamiento, parece más bien protocolaria. Son dos comunidades totalmente diferentes, una funciona perfectamente, organizada y centrada (esta sería la de “los malos”, el ministro Dormandy del gobierno que desea prohibir el rock); mientras que la otra es un caos que trata de sobrevivir lo mejor posible, pero que lleva las de perder. La primera lleva “tridores” en sus filas, por la falta de comprensión humana, pues la secretaria del ministro escucha la radio pirata en la intimidad. La segunda, a pesar de todo, centrándose en sus problemas personales, consiguen alcanzar al fin un ambiente en el que todos podían sentirse parte de algo, y resolver cuentas pendientes. Por ejemplo, el joven Carl, que no conocía a su padre, gracias a esta “política” de acercamiento consigue encontrarle e iniciar una relación con él.

Quizás el punto más importante de la película no es tanto lo que los personajes se dicen unos a otros y sus acciones, sino lo que la música comunica al espectador. Ésta desarrolla el papel principal.

TGP 1B

Posted on 10 Maio, 2011, in Sen clasificar and tagged , . Bookmark the permalink. Deixar un comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: