Daily Archives: 23 Marzo, 2012

Se venden followers, razón aquí

Image

La cada vez mayor expansión de Twitter ha creado a su alrededor una gran trama de negocios poco transparentes y de personas que buscan ganarse su sueldo a partir de crear perfiles falsos. Y la realidad es que muchos medios de comunicación, personajes públicos o grandes marcas compran servicios para aumentar el número de seguidores. Es la carrera por ser una “tuitstar”.

EL País: 1.275.421 followers. EL Mundo: 608.160. Detrás de estas cifras astrales nos encontramos con sorpresas. Si analizamos con detenimiento a los seguidores de estos nos encontramos con una gran cantidad de perfiles falsos que “casualmente” solo siguen a la empresa/personaje que contrata estos servicios. Un poco raro que alguien se cree un twitter para seguir a una sola persona. Otra forma de identificación que comparten muchos de estos perfiles falsos son una serie de dígitos escritos detrás del nombre de perfil de twitter, por ejemplo @paula135675432134. Si nos fijamos en sus bios, la mayoría de estos falsos usuarios tienen la frase “Estoy interesado en la música, deportes, etc” o cosas muy similares, y esto repetido docenas de veces a lo largo de un inmenso recorrido de supuestos usuarios, que de nuevo “casualmente” no han twitteado nunca nada y ni siquiera cuentan con foto de perfil.

Esta sospecha ha sido investigada por un blog en ESTE  post  , donde podeis encontrar la investigación explicada visualmente mediante capturas de pantalla. Sea esto una mera conjetura o una realidad, no podemos negar que la existencia de estos perfiles es algo bastante raro, y que la manipulación en torno a las redes sociales es algo cada vez más frecuente. Los interesados pagan a una empresa que en cuestión de poco tiempo aumenta masivamente los followers de su cliente, y de esta forma se explota la acumulación de seguidores como reclamo de otros nuevos. Alguien que tenga cien mil seguidores llama más la atención a futuros followers que quien no llega a los cien, por ejemplo. Los que más pecan de esto son personajes políticos que utilizan twitter o como expresa el ejemplo, empresas de comunicación. Patxi Vázquez hace poco vio eliminados a 6000 seguidores, precisamente por ser un fake.

Conocido de sobra es el dicho: hecho el juego hecha la trampa. Y en torno a un negocio productivo siempre nace quien se aprovecha. Luego entra la moral y la ética de cada uno.

Pérez Dacosta, S3B, GOBE

“Cultivando conciencias”

Huerta comunitaria en la parada de metro de Kilburn, Londres (Photo: Chris Wells)

Huerta comunitaria en la parada de metro de Kilburn, Londres (Photo: Chris Wells)

 La hierba tiene una fascinante facilidad para crecer en cualquier sitio. Entre las tejas de un tejado, entre dos losas de la calle, entre las grietas del asfalto… Como estas briznas de hierba serían las huertas de fruta y verdura si nuestras ciudades se diseñaran a gusto de los defensores de la horticultura urbana. Para plantar un árbol frutal o una fila de tomateras, cualquier espacio es válido: un trozo de parque, en los laterales de las aceras, bordeando edificios, en las plazas, en los balcones de las casas, en los patios comunales, en las plataformas de las estaciones de tren, en las zonas abandonadas de las ciudades, en los espacios exteriores de los colegios, bibliotecas…

Yo puedo pensar en muchos motivos por los que esta ciudad cultivada podría ser muy beneficiosa para sus habitantes:

  • Observar plantas (en contraposición a cemento) satisface nuestro gusto estético y mejora nuestro estado de ánimo.
  • Tomamos conciencia del origen de nuestros alimentos.
  •  Podríamos disponer de fruta y verdura fresca, gratuita, sabrosa y ecológica (si quisiéramos), al lado de casa.
  •  Se reduciría la contaminación: los árboles plantados fijarían dióxido de carbono, y además emitiríamos menos cantidad de este gas porque no habría que transportar alimentos desde lejos.
  • Crearíamos más vínculos con nuestros vecinos, al compartir con ellos las tareas del cultivo, y los productos resultantes.
  •  Cultivar es divertido y obtienes resultados.

Por todo esto (y porque la comida es una actividad diaria común a todo el mundo) las “comunidades en transición” -de las que venimos hablando en posts anteriores– suelen empezar sus actividades creando huertas comunitarias. Así, nuestra universidad, que ya ha iniciado sus andanzas hacia la transición, ofrece el martes 27 de marzo, una charla sobre horticultura urbana.

En abril, la comunidad universitaria tendrá la oportunidad de asistir a un taller de huertos de balcón, para que todos podamos tener una huerta en casa. El cartel de las actividades de horticultura urbana de USC en transición se puede consultar en el siguiente enlace: http://www.usc.es/entransicion/hortos-de-balcon/

Para saber más sobre las huertas urbanas, puedes consultar un ameno manual de la Asociación galega de horticultura urbana.

Neilson, S2F, 3a4