On y va!

Ya está llegando el proceso de irse de ERASMUS y claro, con ello todo el papeleo. Como todo, la burocracia siempre irá lenta y será muy molesto, pero todo merece la pena ya que el año que viene estaré paseando por los Campos Elíseos y subiéndome a la Torre Eiffel.

El duro proceso de irse de ERASMUS a París empieza con la búsqueda de piso. A parte de ser muy caros, a los extranjeros nos ponen muchas trabas ya que se necesita un aval de nacionalidad francesa o en su defecto demostrar, mediante la declaración de la rentade tus padres, que tienes solvencia económica como para cumplir con las mensualidades. Sumado a esto, tenemos la fianza y los gastos de gestión, la fianza suele ser lo correspondiente a una mensualidad y los gastos de gestión (gestoría, contrato etc) no ascienden de los 50 euros.

Una vez instalado allí, debes hacerte una cuenta en un banco de Francia, ya que para hacerte el abono transporte, el pago del alquiler y recibir la ayuda del gobierno francés para el mismo te la exigen. En París existen otras formas para vivir, como las residencias públicas del CROUS, lo malo que el plazo ya ha acabado y para solicitarla también tienes que tener una cuenta en un banco Francés.

Espero que todo esto no me traiga muchos rompederos de cabeza y que el año que viene pueda estar estudiando en la “Ciudad de la Luz”.

Asensio Castro, GBCP

Posted on 25 Marzo, 2012, in Sen clasificar and tagged , , . Bookmark the permalink. 6 Comentarios.

  1. París es donde yo hice mi particular Erasmus, no se llamaba así en aquella época (no se le llamaba de ninguna manera, pues fue una beca de facultad al extranjero-sería que no me querían ver más por allí y allá me mandaron-) Gracias a que tenía a unos primos por allí tuve el alojamiento (un estudio en las buhardillas del antiguo Teatro de la Comedia, justo en frente del antiguo Le Monde, en el boulevard des Italiens, en pleno centro) de gratinanga. La terraza rodeaba toda la finca y las citas con París al atardecer eran inexcusables.
    Y por las mañanas pues me dedicaba a ver fotos del Mayo del 68 (objeto de la bolsa) en el Museo de las Dos Guerras, al lado del Louvre.
    Por las tardes me pateaba París a gusto: en la Torre Eiffel sentí por primera vez vértigo en las alturas y en el Sacre-Coeur me dio el mal de Stendhal. Una patología se ve que común a la ciudad.
    Recomiendo pasearse por la ribera izquierda del Sena, entre los libreros del barrio Latino y por el Marais, o por los jardines de Luxemburgo, o por el Boulmich’ hasta Saint Germain-des-Pres, visitar el Café de Fleur y la Closerie des Lilas, por aquello de hacerse con la historia, o seguir la estela de Maigret y Simenon por el Quai des Orfevres, o por Montmartre, o por… que más da, París es París y bien vale una misa en Notre-Dame, donde luce su patrono amansando al león: Saint Marcel. Como no, mon vieux. Bonne chance¡
    Martínez Hermida CIC

  2. hortensia gesteira estévez

    Aunque sea necesaria tanta burocracia y papeleo, creo que merecerá la pena. Personalmente, me encantaría irme a París porque mi sueño es conocerlo y hablar francés en mi día a día. Suerte

  3. Sara Alonso Moreda

    Eso Carlos, tu siembra envidias! jajaja, es broma! espero que te vaya todo muy bien, ya que parís es precioso,eso sí, para visitar porque para vivir a ver como se estira tu bolsillo. Aun así es una oportunidad que solo disfrutas una vez en la vida,asique ya sabes.

  4. Matilde Vázquez Peón

    Enhorabuena Carlos. El papeleo empieza para ti y para todos los que nos vamos. Estoy segura de que será una experiencia reconfortante que te ayudará a crecer como profesional.

  5. Carlos Asensio GBCP

    Yo sólo espero que pueda conseguir un piso bueno, bonito y barato jaja del resto ya se andará todo. Lo que me han dicho es que los franceses son un poco cerrados al principio y que los coordinadores de ERASMUS hasta que no les spameas a e-mails solicitándole ayuda para encontrar piso y cosas así que no te dicen nada, es decir, escurrir un poco el bulto, aunque ya se verá jeje 😀

    • Estimado sr. Asensio,
      No le coja al pié ver que los parisinos son bastante desagradables, a la “grandeur”, se le une la roña de la capital( en esto es como con algunos estúpidos de Madrid, pero a gran escala) Esto ocurre en la calle, donde cada quién va a lo suyo y mejor no te metas en medio. Otra cosa es ir cogiéndole el tranquillo en los lugares donde viva o trabaje (estudie) No hay mucha confianza en principio, ni debe de dar confianzas (sí debe despertar confianza) Tampoco cometa el error de meterse en un grupo de estudiantes extranjeros: es posible que así nunca se llegue a integrar en París o entre los parisinos. Si es lo que desea. Que se lo aconsejo.
      En general están un tanto estresados y suelen ser maleducados, sobre todo con los extranjeros…y con los del sur de los Pirineos más. Se nota, pero no le de píe. Es cuestión de hacer plié por el foro.
      Depende del barrio donde resida se encontrará con actitudes muy diferentes (particularmente le aconsejaría Bastille, bien comunicada, pero no sé ahora los precios). Aunque Saint-Denís es barato, no se lo aconsejo de partida. En ese barrio (SD) tengo conocidos, no amigos, que trabajan en alguna asociación con parados y hacen documentales. Tienen buen cartel entre los comunitaristas franceses. Los conocí este pasado noviembre en Niolon, en un congreso sobre medios comunitarios, cerca de Marseille. Ella, que no me acuerdo el nombre (lo tengo que buscar) estaba interesada en un proyecto nuestro que allí comentamos. Si quiere le busco y, ya que a usted le gusta el voluntariado, a lo mejor le saca provecho al contacto.
      Buena noche. Un saludo.
      Martínez Hermida CIC

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: