Tu cuerpo habla por ti

A veces una imagen vale más que mil palabras. Recordemos por ejemplo el cine mudo: ¿quién no se ha reído con las películas de Charles Chaplin?, ¿acaso la ausencia de sonido nos ha impedido entenderlas y disfrutarlas? Por supuesto que no. Pues lo mismo sucede en la vida cotidiana: hay momentos en los que las palabras no son necesarias. Por ejemplo, cuando nos probamos un vestido y pedimos opinión. Antes de que nuestro acompañante diga nada ya vemos en su cara si le gusta o no. Lo más curioso es cuando los gestos y las palabras dicen cosas totalmente distintas: la cara muestra nuestro desagrado y nuestras palabras lo intentan maquillar. Por suerte o por desgracia nuestro cerebro recordará mejor ese gesto desagradable y no todas esas palabras que usamos para disculparnos.

Pero la expresión no solo sirve para delatar nuestro desagrado sino también nuestra alegría: ¿quién no se ha quedado alguna vez sin palabras por la emoción? En este caso no es necesario que expliquemos palabra por palabra lo contentos que estamos: el brillo en nuestros ojos, la sonrisa, incluso las lágrimas nos delatan. Es por eso que incluso cuando estamos callados nuestro cuerpo habla por nosotros.

Películas Charles Chaplin:

http://www.youtube.com/watch?v=FEb43BePDcU&feature=fvst

Cruz Portela, S1C, 2A3

Posted on 1 Abril, 2012, in Sen clasificar and tagged , . Bookmark the permalink. 3 Comentarios.

  1. Es lo bueno del elnguaje no verbal, nos delata constantemente, al parecer y según estoy leyendo ,por ejemplo que la clásica manía de mover intensamente el pie en clase puede deberse a un problema de represión sexual, tocarse la nariz en una conversación delatar a los mentirosos o jugar con el cabello denotar inseguridad y falta de confianza y muchísimos más gestos del conocido como lenguaje corporal.

  2. El lenguaje no verbal es incluso más importante que el verbal. Además, si tenemos en cuenta el hecho de que numerosas personas no saben expresar mediante palabras lo que sienten en cada momento, una represión de sentimientos mediante la palabra, esos gestos se convierten aún en más importantes.

  3. seminariocomunicacion1

    Estoy de acuerdo con Noemí: el lenguaje no verbal es incluso más importante que el verbal. Puede ser relativamente fácil usar las palabras a nuestro antojo si nos entrenamos pero los gestos y las miradas denotan lo que sentimos y es imposible maquillarlos. No sé si le podemos poner un sentimiento o pensamiento a cada gesto, desde mi punto de vista depende más de la persona y del contexto. Quizás tocarse el pelo pueda suponer inseguridad para una persona e intentar ligar para otra… Lo que está claro es que la cara, los gestos, la mirada… son el espejo del alma.

    Cruz Portela, S1C, 2A3

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: