Personalmente popular

Las Comunidades en Transición son una respuesta ciudadana al cambio climático y a la dependencia del petróleo, que estudio junto a mis compañeros de seminario. Un movimiento popular que busca una sociedad mejor, comparable con, por ejemplo, el movimiento de los indignados. Según Connors (2008), cualquier movimiento popular debe enraizarse en los cuatro principios básicos de desarrollo comunitario: participación, empoderamiento (capacidad para actuar y crear cambio), subsidiariedad (descentralización de la toma de decisiones) y sostenibilidad (duración en el tiempo). Si trasladamos estos principios a la comunicación para el desarrollo deberíamos obtener una comunicación alternativa, horizontal y participativa.

En esencia, una comunicación que surge de la comunidad, no sólo para la comunidad. Si un movimiento popular olvida esto, pasará a ser un movimiento institucionalizado que comunica sólo verticalmente. Entonces, la fuerza del colectivo se verá menguada necesariamente, porque sus individuos dejarán de sentir la lucha como personal. Este es un peligro que corre cualquier movimiento colectivo al intentar estabilizarse creando listas de objetivos, de reglas, o de pautas de acción. La falta de preceptos de este tipo fue causa de crítica respecto al movimiento 15-M. Por otra parte, los defensores del movimiento alababan esta desregularización como garantía de participación popular. Ahora formulo una pregunta: ¿Es posible una USC en Transición?

Neilson, S2F, 34A

Posted on 4 Abril, 2012, in Sen clasificar and tagged , , . Bookmark the permalink. Deixar un comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: