Szpilman, un buen nombre para un pianista

A punto de morir al final de su largo calvario por la invasión nazi, quien le iba a decir a Wladislaw Szpilman que ser un genio del piano le salvaría la vida. La Balada Nº1 de Chopin fue la elegida para tocar delante del oficial alemán, Wilm Hosenfeld, impresionado por la habilidad de Szpilman al tocar en ese viejo piano desafinado del desván, perdonó la vida del judío y le ayudó a sobrevivir durante las últimas semanas antes de la caída del ejército alemán.

Parte de la vida de Wladislaw Szpilman fue llevada al cine por Roman Polanski, “El pianista” recoge como consiguió sobrevir a la invasión nazi. Una película de obligado visionado, que pone en relieve como fue el proceso de asedio a los judios: su identificación con un brazalete, la prohibición de caminar por la acera, …

Emocionante historia del maestro Szpilman, que mientras tocaba Chopin en la radio polaca vivió los inicios de la invasión y tocando Chopin se salvó la vida.

Comesaña Rua,  S1A 1B3

Posted on 8 Abril, 2012, in Sen clasificar and tagged , , , . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. Me sonaba el nombre de la película pero nunca la vi. Al leer la historia parece interesante, así que tendré que echarle un vistazo.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: