SOS

Demasiada gente a pedir y la situación no mejora. Siempre las mismas imágenes, niños desnutridos, madres sin comida, multitud de gente, pobreza, enfermedad…y al otro lado nosotros, la cura a su situación. Sí, nosotros. No el gobierno ni organizaciones internacionales.

Yo con mi dinero hago lo que quiero. Suena bien, pero un Ipod, el mejor coche, veinte mil smartphone, ir a 50 conciertos al año, comprar dieciséis vaqueros, tropecientas mil camisetas, un ordenador con el último dolby surround, webcam en 3D de 500 megapíxeles y lector de pensamiento no nos hace mejores. Ni felices. ¿De qué vale tener medicamentos para enfermedades o alimentos modificados genéticamente si sabemos (porque lo sabemos) que han sido testados con humanos?¿Por qué compramos cosas si sabemos que otros han sido explotados para fabricarlas? Pues porque nos gusta aparentar.

Para abrirnos los ojos están las ONGs, pero el problema es que hay demasiadas y demasiado poco controladas. Corrupción, estafas, engaños, quizás demasiada comunicación…y al final la situación queda igual y pagan justos por pecadores.

Quizás algún día el ayudar se ponga de moda y, como ovejas de un rebaño asustado, todos lo hagamos. De momento usen la tarjeta hasta que salgan llagas

http://www.sos-africa.org/

Millos Castro Javier, S2C

Posted on 11 Abril, 2012, in Documentos and tagged . Bookmark the permalink. 12 Comentarios.

  1. hortensia gesteira estévez

    As ONGs son a solución, ou polo menos hai iniciativas moi boas que axudan a esas persoas desamparadas. Con todo, éstas sempre van precisar da nosa axuda, algo moi persoal de cadaquén.

    • Exacto, sen a nosa axuda non son nada e é importante concienciarse de que só se nos estamos do seu lado poden seguir axudando

  2. Lara Lozano Aguiar

    Dámonos conta diso coma ti Javi! Pero que está disposto arenunciar a algo por axudar a alguén nesta sociedade: ninguén. E así somos todos e isto segue sen mellorar. O próximo martes o meu grupo TS organizamos unha conferencia sobre ONGs se estás interesado será pola tarde ás 18.30 ou así! Vai estar ben! Ah! e esa ONG busca socios para colaborar por só 10 euros ao mes. Explicaránnos iso e máis!

    • Gracias pola información Lara, non puiden acercarme ata a facultade pero é unha pena, porque a verdade é que me interesa bastante este tema e colaboro con varias asociacións, toda a axuda é pouca

  3. Miriam Iglesias Otero

    Yo creo que por mucho que nos bombardeen con documentales, noticias sobre la hambruna que está pasando el cuerno de África, etc. Si gue siendo bastante ajeno a nosotros. Estoy segura que si cualquiera de nosotros cogiera un avión en este mismo instante hacia cualquier país tercermundista, cuando volviese a casa no miraría hacia otro lado para eludir este problema.
    Sabemos que existe, pero parece que si no hablamos de él, si le damos la espalda desaparecerá y ese es el gran problema.
    Creo que existen recursos de sobra para que la gente que vive en ciertos países alcancen un nivel de desarrollo con el que puedan vivir dignamente, pero desde luego es más cómodo quedarnos quietos porque ya lo solucionarán otros.

    • Eso es lo que yo creo que hay que dar a entender, que no solo se ayuda con dar dinero, que cualquier acción cuenta. Porque a veces su comunicación se basa en pedir nuestro dinero y la gente puede alejarse un poco porque piensa que los están atracando.

      Deberían mostrar todo el trabajo que se hace con ese dinero, las bocas a las que dan de comer, los niños que hacen felices…eso es lo que se debería mostrar, no un número de cuenta para meter dinero

  4. María Urrea López, GOBE

    La línea de tu post sigue la de uno de tus post anteriores sobre la película del “Jardinero fiel”. Me alegra que te interese este tema. Como bien dices, uno de los problemas de las las ONGs es la corrupción, en concreto yo creo que es la falta de confianza que tiene la ente en ellas. ¿Pero como conseguir esa confianza? A veces no sabemos que porcentaje llega del bolígrafo benéfico que compramos por navidades, o de la mensualidad por apadrinar un niño. Lo que si es seguro, es que si no ayudamos, la ayuda no llega.
    Supongo que estamos de acuerdo en que es necesaria la creación de ONGs que expliquen su proceso, que detallen al completo el destino de las ayudas que reciben, pero mientras tanto, cualquier duda sirve como excusa para no aportar nuestro granito de arena. Y como dije antes, lo que es seguro es que si no ayudamos, la ayuda no llega.

    • Si no ayudamos, la ayuda no llega. Puede que lo que hacemos no llegue a su destino, pero si nosotros no iniciamos el proceso está claro que no podremos ayudar

      Quizás deberíamos trabajar con asociaciones más pequeñas y menos conocidas, quizás con más vocación benéfica

  5. Creo que nuestra experiencia en la asignatura de publicidad nos valió para conocer que, hoy en día no te puedes fiar de nadie. Es cierto que no se puede meter a todo el mundo dentro del mismo saco pero, en fin, conocemos ya un caso de corrupción evidente dentro una ONG, Anesvad, y recientemente, se han dado casos de corrupción y manipulación de fondos destinados a ayudas. No creo que debamos culparnos de gastar nuestro dinero en caprichos cuando para una vez que queremos ayudar nos la jueguen a la primera de cambio. No pienso invertir parte de mi dinero en subvencionar a corruptos y manipuladores y menos todavía si ese dinero está destinado a fines benéficos.

    • Qué triste vivir pensando que la gente nos engaña. Es cierto que tenemos que tener los ojos bien abiertos, pero yo aún confío en las personas y aunque haya habido casos de corrupción creo que la ayuda debe venir de nosotros.

      No digo que nos debamos culpar por comprarnos caprichos, pero sí que deberíamos darnos cuenta de lo que tenemos y en lo que gastamos sin hacernos falta. Hace poco tiempo escuché en clase a una persona decir que no podía vivir sin su smartphone y que por ello sus padres se habían gastado 300€ para que tuviera uno de los mejores. ¿Era necesario? Con 300€ come un poblado entero

  6. Hoy mismo, tomando algo con unos amigos hemos hablado de este tema. Comentábamos el caso de Foxconn (una empresa que se dedica a la fabricación de casi todas las piezas necesarias para móviles, ordenadores, etc) que tiene a sus trabajadores en unas situaciones lamentables y en la que han llegado a los suicidos. ¿Que hacemos en occidente para remediarlo? Nada. Pero si lo piensas todas las multinacionales tienen sus fábricas en Asia, tu tennis, tus vaqueros, tu sudadera, tu móvil, tu portátil… todo está hecho a base de la explotación de otros. Yo creo que la solución no es ir descalzo sino que países como China que permiten este tratamiento laboral cambien su pensamiento y hagan una reforma para impedir la explotación y el aprovechamiento de estas multinacionales.

    • javier millos

      Totalmente de acuerdo Sandra, pero para que esto ocurra, el primer paso tiene que venir de nosotros, no tenemos por qué ir descalzos, pero sí podemos comprar aquello que sabemos que su fabricación no supone el abuso de otras personas, en muchos casos niños.

      Pero en la situación económica en la que vivimos, no gastar de más es lo importante y aunque sabemos que está mal, si podemos comprar unos tennis por 30€, no los compramos por 50€

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: