Dime lo que comes…

Y te diré quién eres. Porque queramos o no, la comida habla de nosotros, tanto de nuestro estado de ánimo como de nuestra personalidad. No es lo mismo comerse una tarrina de Häagen-Dazs en el sofá acompañados de una manta que una tapa de tortilla en una terraza al lado de una cervecita.
La verdad es que a estas alturas de la vida me sigue sorprendiendo cruzarme con gente que no siente la misma devoción que yo por este mundo de sabores, aromas, texturas y hasta colores.

Hay personas- y lo digo con conocimiento de causa- para los que comer es solo un acto rutinario y obligatorio. Terrible. También están aquellos que empiezan dietas y las cumplen. No sabría decir qué es peor.

Para mí la comida es una manera de socializar, de compartir una pasión con mis amigos. Una excusa para salir un viernes a ese restaurante nuevo o un tema de conversación más que recurrente. Es también la forma en que me he fijado en alguien en más de una ocasión- si te gustan los nachos con queso a mí seguramente me gustes tú. ¿Qué pensáis vosotros del tema, es o no es una forma de vida?

Ramos Rodríguez, s3E 3B3

Posted on 23 Abril, 2012, in Sen clasificar and tagged , , , . Bookmark the permalink. 4 Comentarios.

  1. hortensia gesteira estévez

    Moi boa a reflexión. Comparto a idea de que moitas veces quedamos para comer algo e iso é simplemente coa excusa de poder estar un rato coa xente que desexas. Ademais existe moita diferenza entre comer só (o que pode converterse nunha obriga) e comer con xente. Eu por exemplo, ás veces non almorzo porque ao non estar os meus irmáns fáiseme unha tarefa difícil. Creo que, en maior ou menor medida, todos desexamos comer con alguén.

    • seminariocomunicacion3

      Sí, también es cierto que ciertas comidas las asociamos a unas personas determinadas y cuando faltan se nota. Gracias por tu comentario Tensy.

  2. Carlos Asensio Castro, GBCP

    Hortensia, me siento identificado contigo en el sentido de comer solo. Muchas veces en la residencia, la gente con la que suelo comer en la cocina no están y claro, no me quedo en la cocina a comer porque no me gusta mirar para el aire, entonces lo que hago es irme a la habitación. Creo que el tema de comer, como Claudia, es algo más que una obligación, es una manera de socializar, de convivir. De hecho muchas de las grandes decisiones de los gobiernos.

    • seminariocomunicacion3

      Carlos gracias por tu comentario, estoy de acuerdo contigo. Creo que tu última frase ha quedado incompleta pero te refieres a que muchas decisiones gubernamentales se toman en comidas no?

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: