“El Señor de las Moscas” de William Golding

Image

Se produce el accidente de un avión en el que sólo viajaban estudiantes ingleses y mueren todos los adultos a bordo. Los niños se ven obligados a sobrevivir en una pequeña isla desierta a la espera de que alguien venga a rescatarlos. A partir de esta situación, aparentemente simple, Golding inicia lo que podría considerarse una alegoría de la naturaleza humana. Establece una diferenciación entre la faceta más primaria del ser humano, aquella que nos lleva a actuar por instinto, y otra faceta, más racional, que desarrollamos los seres humanos al vivir en sociedad dentro de una civilización.

Bajo mi punto de vista, habría que destacar la capacidad de Golding para hacer un analísis de nuestra propia esencia sin referirse directamente a ella. Le basta con los diálogos de los personajes, no demasiado complejos al tratarse de niños de entre seis y doce años, y con contarnos lo que hacen y lo que sienten, para dejarnos ver lo que en realidad pretende expresar. Ni siquiera precisa más espacios, toda la historia se desarrolla en un único lugar, la isla. “El señor de las moscas” es toda una manifestación de cómo el autor nos hace llegar contenidos morales a través de las aventuras de un grupo de niños. Lo que a simple vista puede parecer un libro de aventuras se transforma al leerlo en una novela que podríamos clasificar de filosófica, entreteniendo a la vez que ahonda en los aspectos de nuestra propia naturaleza y nos invita a la reflexión.

 

Isabel Rodó Mena, S3E, 3B1

Posted on 23 Abril, 2012, in Documentos and tagged , . Bookmark the permalink. 4 Comentarios.

  1. Resulta curioso el giro filosófico-moral al que haces referencia en “El señor de las moscas”, giro que además se ve desde los ojos de los niños. ¿Pueden éstos tomar parte y partido de asuntos tan complejos como los que señalas?

    Salgado Santos, GBCP

    • Isabel Rodó Mena

      Los diálogos de los niños son simples, igual que sus acciones. Es precisamente esto lo curioso, la manera en que Golding realiza un estudio tan elaborado acerca de un tema tan complejo como la naturaleza humana valiéndose de recursos muy elementales.

  2. Arantxa Álvarez Bao; S1D, 1A3

    Ya hace unos cuantos años que leí El señor de las moscas, y ahora mismo no recuerdo muy bien el tratamiento que se le daban a los personajes, pero la idea de aislar por completo a un grupo de personas en una isla es perfecto para demostrar el comportamiento en sociedad, y más aún en niños de baja edad que no están acostumbrados a defenderse en esta situación.

    • Isabel Rodó Mena

      Estoy de acuerdo contigo, además los niños son los personajes ideales para representar la faceta más primaria del ser humano ya que, aunque más vírgenes en lo que a vivencias se refiere, no dejan de ser seres humanos que tienden a desplegar su instinto de supervivencia en situaciones adversas.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: