Por qué Holly debería haber sido Marilyn.

Sé que escribir sobre Desayuno con Diamantes no es nada nuevo, que todos estamos hartos de ver la carita de Audrey Hepburn café y croisant en mano repetida hasta la saciedad en pósters, carpetas, tazas y cojines.

Pero es que muchos –más bien muchas- se empeñan en proclamar que admiran a esa muchachita delgada y estilosa que interpreta A.Hepburn,  que es su musa y no sé qué más.

Queridos y queridas fanáticas de Audrey del mundo: por mucho que yo ame –que la amo- esta película, déjenme contarles que Holly no es Audrey (como tampoco J.Hamm es D.Draper, pero esa es otra historia).

Audrey era una muchacha de infancia de difícil, corazón enorme y elegancia espectacular. Pero hasta aquí llegan las similitudes entre actriz y personaje.

Holly Golightly (o Lula Mae, como prefieran) es una persona turbia, depresiva. Es un personaje lleno de vicios y defectos, que solo quiere ser amada –por ellos y por ellas- cuida su aspecto pero no sabe hacer lo mismo con su interior, y acompaña a hombres noche tras noche para pagarse los fabulosos vestiditos negros.

Así es, que Capote quería a toda costa que fuera Marilyn Monroe, y no Audrey, la que encarnase a la protagonista de su obra cómica de trasfondo triste.

Marilyn, como Holly, conoció todos los malos hábitos y algunos nunca la abandonaron.

Ella también escondía dolores tras la más bella apariencia.

Y al final, después de errores con quien no la quiso lo suficiente, se casó con aquel escritor de Nueva York que –dicen- la hizo feliz de verdad (¿adivinan quien tuvo el mismo final?).

Pérez Gestal, S3C

Posted on 23 Abril, 2012, in Sen clasificar and tagged , . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. Adrián Pérez Conde

    Sin duda, Marilyn a sido una de las actrices ya fallecidas con la vida más turbia. Quizás todas esas coincidencias con el personaje interpretado por Audrey Hepburn hubieron hecho que la ”interpretación” de Marilyn fuese incluso mejor que la Hepburn, que es muy buena, todo sea dicho.
    Me llama mucho la atención el dato que aportes sobre que Capote quería a la rubia para el papel. Lo desconocía por completo. Muy buen post!

    • Iria Pérez Gestal

      En aquella época en que “el método” estaba en su máximo apogeo, y aunque ninguna de las dos lo practicaba, quizás se ve demasiado “blanca” la interpretación de Audrey, en comparación con aquellos actores, como Brando o Dean, que sí conseguían sentir el papel.
      Aunque Marilyn tampoco era seguidora de la técnica pienso que podría haberse acercado más a ese tipo de interpretación por sus circunstancias personales. Gracias por comentar!

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: