Solo Dios puede quitar la vida

La pena de muerte, pena capital o ejecución consiste en provocar la muerte a un condenado por parte del Estado. Este es un tema muy delicado y muy polémico, pero creo que es necesario hablar de él.

Muchos registros históricos indican que la pena de muerte ha sido parte de los sistemas judiciales desde el primer momento. Sin embargo, desde la Segunda Guerra Mundial existe una tendencia clara a nivel mundial hacia la abolición de la pena de muerte. 89 países han abolido la pena capital para todos los crímenes, 10 para todos excepto bajo circunstancias especiales (generalmente en estado de guerra), y otros 29 hace más de 10 años que no la aplican. 69 países aún contemplan la pena de muerte dentro de su legislación, entre ellos los Estados Unidos.

En los Estados Unidos han sido ejecutados en el año 2011 43 presos. Desde 1976 se han producido 1292 ejecuciones en este país. Esto genera dos preguntas, ¿Hace justicia la pena de muerte? ¿Es realmente un acto humano? La polémica está servida. Los errores judiciales existen. Las ejecuciones de inocentes ocurren, de hecho, de los 1292 ejecutados en Estados Unidos, aproximadamente 150 eran inocentes.

Quitar la vida supone renunciar a la reinserción social y a la preeducación. Como es habitual la pena de muerte afecta más a los más débiles (menos recursos económicos) y toda persona tiene derecho a la vida por muy grande que sea su degradación.

¿Es necesaria? ¿Es efectiva?

Mariño Román S2F, 2B3

 

 

Posted on 25 Abril, 2012, in Sen clasificar and tagged , , . Bookmark the permalink. 9 Comentarios.

  1. hortensia gesteira estévez

    Este tema sempre me pareceu algo sobre o que cómpre debatir tranquilamente e que fere sensibilidades. A min a pena de morte a simple vista non me parecería efectiva porque se se castiga a alguén por cometer un delito, o que o asasina tamén estaría cometendo outro, e a violencia xera máis violencia. Agora está, sempre se di que se nos tocan na familia todo cambia: quero dicir que se alguén mata ou lle fai algo a unha persoa que apreciamos, os sentimentso son contraditorios e hai veces que desexariamos tomar a xustiza pola nosa man.

    • Claro que es un tema problemático. Las opiniones cambian en función de si nos vemos afectados directamente o no. Pero para aquellos a los que les afecte directamente viene bien pensar en frío. Un asesino que tenga pena de muerte no va a sufrir nada, en cambio sufrirá más en la cárcel pagando por lo que hizo.

  2. Lara Lozano Aguiar

    Coido que para tratar este tema non existe obxectividade. Depende de como nos trate a vida cremos que a pena de morte é efectiva ou non. O que si penso é que alguén ten que dar a orde para matar a outro e entón este convertiríase así en asasino. Chegados a este punto que facemos? matalo a el tamén por cometer un delito?

    • hortensia gesteira estévez

      Para min, matar é un delito pero existe esa dobre vertente, é moi subxectivo como di Lara.

    • Es muy intersante lo que planteas. Quién da la orden de matar a alguien yo creo que no puede ser considerado un asesino. Simplemente es víctima del sistema existente en su país o comunidad. Alguien tiene que hacerlo. Si te toca no queda otra.

  3. María Karla Barca Marrero

    ¡Por fin algo en lo que estamos de acuerdo Mariño! Nunca creí que este momento llegaría.
    Creo que la pena de muerte es injusta, carece de sentidos y argumentos válidos. Si condenamos a alguien por haber cometido asesinato multitudinario, por ejemplo, quiénes somos nosotros para juzgar a esa persona con la misma actuación? Creo que hay métodos mucho más efectivos para penalizar a esa persona y que pague por todos sus delitos. Yo abogo, en estos casos, por 100 años de cárcel. Cien años, y que sean de verdad y nada de que en por buena conducta a los 10 estás fuera. Sobra decir que en España el tema d la justicia DA PENA Y DEJA MUCHO QUE DESEAR.
    Pienso además que no se puede condenar de esta manera, porque como bien recalcas, podemos equivocarnos. ¿Cómo le sienta a nuestra conciencia haber matado a un INOCENTE, y que además lo hemos hecho dentro de los ámbitos legales. Que sinceramente, no sé que será peor.
    No podemos decidir sobre la vida de los demás, para bien o para mal. Nos convenga o no. No es un: tú has matado, te mato porque tengo a mi favor la ley y sé que hago bien. ¿Por qué tenemos que tener ese poder? Repito: hay formas mucho más afectiva de hacer pagar a una persona por sus crímenes.

    • Cierto, estamos de acuerdo. Si alguien mata que cumpla cien años en la cárcel, pero cien años en los que se le compense todo el dolor causado a la persona asesinada y a la familia de la misma. Ni que decir tiene que en España aunque no haya pena de muerte también se cometen muchas injusticias en este sentido. This is Spain…

  4. María Karla Barca Marrero

    P.D El título, ¿me lo podrías explicar? Sabía que no podíamos estar de acuerdo al 100%

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: