El castellano es un idioma loable, lo hable quien lo hable

Jueves, 26 de abril. Palcos Platea, en el interior del Teatro Principal de Santiago de Compostela. En mi muñeca unos dígitos marcaban las 21:00 cuando Luis Piedrahíta, el Rey de las pequeñas cosas, salió al escenario.

Fragmentos de monólogos ya conocidos y diversas improvisaciones y novedades compusieron la (algo más de una) hora que nos quedaba por delante. Interacción continua con el público y un cierto coprotagonismo de una pequeña sentada en la primera fila, de nombre África, a la que el humorista recurrió en más de una ocasión para que interviniera. Y todo con una banda sonora de risas que viajaban de norte a sur de la sala y que provenían desde gradas y palcos.

He de decir que me considero fan de los monólogos, aunque no necesariamente seguidora compulsiva; y más aún si hablamos de Dani Rovira, Goyo Jiménez o Luis Piedrahíta. Considero que, muchas veces, la esencia de sus discursos consiste en contar aquellas verdades universales que todos conocemos más que de sobra, pero de las que, muchas veces, no somos conscientes hasta que las vemos reflejadas en ese espejo humorístico. ¿Alguien sabe cada cuánto hay que echar a lavar un pijama?

Sin embargo, los monólogos sirven también para expresar otras muchas cosas, opiniones y verdades:

Es una manera de ver las cosas que sirve como antibiótico para situaciones desesperadas; un medio de comunicación que sirve a muchos para mostrar su opinión de una forma directa y sincera, y a otros tantos para identificarse con ello. Pero sobretodo, sirve para reirse del mundo y hacer que el mundo se ría de si mismo.

Álvarez Bao, Arantxa; S1D, 1A3

Posted on 30 Abril, 2012, in Sen clasificar and tagged , , , . Bookmark the permalink. 11 Comentarios.

  1. La verdad es que yo no soy muy fan de los monólogos, pero es cierto que es una forma fantástica para hacer reír con obviedades de la vida cotidiana en las que normalmente no caemos. Nuestro día a día está lleno de cosas que no forman parte de nuestro imaginario colectivo porque no nos damos cuenta, ni nadie nos lo cuenta. Pero para eso están los monologuistas, que son, por lo tanto, verdaderos sociólogos…

    • Arantxa Álvarez Bao; S1D, 1A3

      La verdad es que sí que tienen una faceta de sociólogos bastante importante. A mi me encanta la capacidad que tienen de hacer un monólogo increíble con cosas del día a día. Parece que tienen unos ojos diferentes para ver el mundo.
      ¡Muchas gracias por tu comentario, Marcos!

  2. El monólogo como dices es una gran manifestación de humor y ses un perfecto instrumento de denuncia a modo de risa, tanto de tema políticos, sociales o de nuestros actos humanos personales. Creo que sobretodo en estos tiempos es muy importante contar con el humor como medio de escapismo de nuestra rutina, y de pasar un buen rato disfrutando del buen ingenio.

    • Arantxa Álvarez Bao; S1D, 1A3

      Cierto. Hay quien dice, de hecho, que eso que decimos cabreados, si lo dijésemos en un tono de broma, sería diferente y no sentaría tan mal. A mi me parece algo casi imposible, pero las veces que he visto a gente que lo hacía así, es cierto que funciona (aunque no completamente, pero amortigua muy bien el golpe). Al fin y al cabo, no podemos debemos tomarnos la vida demasiado en serio, ya se sabe…

  3. Eu antes que fan dos monólogos, declárome fan incondicional dos tópicos. Penso que ningún humorista ou cómico conseguiu facerse coas nosas risas ata que non acertou en recordar algunha situación ou momento co que nos sintamos tremendamente identificados. Todos e cada un de nós temos os nosos momentos, os nosos gustos e tanto nas típicas discusións de parella, coa familia ou cos amigos sempre hai un fondo que se repite en todos nós. Iso é precisamente o que nos encanta ver parodiado: unha sátira de nós mesmos.

    E falando de monólogos, o mes pasado tiven a oportunidade de asistir a un de Sergio Pazos no Teatro Principal. Titulábase Sé galego, my friend. E entre trivialidades coma as relacións e algunha que outra puñalada política apareceron os meus tópicos favoritos: os dos galegos. Realmente é un monógolo que, aínda que coma todos, non se libra de caer en repeticións, merece a pena escoitar, recoméndovos asistir se tedes a oportunidade. Pero e vós, cal é o voso tópico favorito?

    • Arantxa Álvarez Bao; S1D, 1A3

      Aunque hablo de los monólogos como un medio más para expresar nuestras opiniones y verdades como los tópicos (método comúnmente utilizado y presente en casi todos los humoristas), pienso que tampoco es del todo cierto que “ningún humorista ou cómico conseguiu facerse coas nosas risas ata que non acertou en recordar algunha situación ou momento co que nos sintamos tremendamente identificados”. Hay humoristas que tienen monólogos para nada centrado en los tópicos y que habla de muchas otras cosas (absurdas, por lo general) pero lejos de los tópicos. Dani Rovira, por ejemplo, es uno de ellos. Recurre a muchas otras cosas, y personalmente es mi favorito, por lo que no veo necesario la presencia de los tópicos.
      Pero digo que “no es del todo cierto” porque tiene su parte de verdad. Es muy común pensar durante el discurso “yo he hecho eso” o “¡a mi también me ha pasado!”, sí. Y es precisamente el motivo de nuestra risa.

  4. Yo también asistí al monólogo de Piedrahíta, pero en Pontevedra. A mi también me encantan los monólogos, pero creo que lo especial de los de Piedrahíta es que son para todos los públicos. Su humor no es nada… malicioso, es un humor blanco. En la sala a la que acudimos, el público era de todas las edades y todas se reían con el mismo ímpetu . He de decir que si sigues un poco los monólogos de Luís, igual te quedas un “poco” decepcionado porque recurre mucho a su cosecha, pero lo soluciona muy bien haciendo que el público participe. Si en tu caso la coprotagonista fue esa chica, África, en el nuestro fue Rafa que se tomó muy bien ese rol. Por lo demás, fue un rato agradable en el que también nos hizo un par de trucos de magia que sin duda, le dieron otro toque al monólogo.
    En cuanto al de Sergio Pazos que menciona Emma, no pude ir a verlo, pero si que vi una entrevista en la TVG en la que contó algunos de los “tópicos” que muestra en su actuación. Me quedo con el de que los gallegos nunca te diremos “NO” si nos pides 100 euros, en todo caso, te preguntaremos para qué necesitas tanto dinero.
    Si es que lo que más gracia nos hace son esas situaciones del día a día.

    • Arantxa Álvarez Bao; S1D, 1A3

      ¡Gracias por tu comentario, Patri!
      Sí, es verdad. Yo cuando me di cuenta de que muchos de los monólogos ya los había escuchado antes de ir a la actuación, me “decepcionó” un poco. Pero ha sabido improvisar muy bien, tanto con el público como con otros comentarios. Siempre hay algo que sorprende.
      En nuestra actuación también hizo un truco de magia (ya sabía yo que no era muy normal que alguien dejase una baraja dentro de la caja azul), bastante increíble.
      A pesar de todo, al final nos dejó con un buen sabor de boca, que es lo que cuenta. Y nos hizo reír bastante, desde los más pequeños a los más mayores, como bien dices. Espero que siga renovándose con viejas situaciones.

  5. Manuel Domínguez

    Que gusto es tener una profesión que consigue sacar las sonrisas y carcajadas de la gente, lo que consiguen los monologuistas me parece muy complejo, ¿como pueden a través de sus bromas sobre diferentes temas que cuentan con bandos totalmente opuestos hacernos reír a todos? incluso cuando sabes que se puede estar refiriendo a alguien como tú te lo tomas con gracia y salud y te lo pasas genial…Que bien le venía a este país tomarse muchos otros temas con tanto buen humor…

  6. Eu son fan dun tipo que sae en Paramount Comedy e non lembro como se chama. É catalán, de Barcelona, con tatoos polos brazos…un destroyer brutal. Hai outra xente moi boa, como o Ignatius ou ise tipo de cabelo fritido ou o Navarro, en fin. En referencia ao que Arantxa di sobre os monólogos como medio, eu diría máis que son formas de expresión e, dacordo, moi necesarias. Agora ben: non entendo que quer dicir co título do post. Acudín ao título por outro tipo de morbos e atopeime que fala de monólogos. Mellor. Até o título paréceme risible.
    Un saúdo.
    Martínez Hermida CIC

  7. Arantxa Álvarez Bao; S1D, 1A3

    Efectivamente, debería haber empregado “forma de expresión” en lugar de “medio de comunicación”, que non é moi correcto para denominalo.
    En Paramount hai xente bastante boa, aínda que agora non os sigo moito, foi o canal polo que comecei a ver este tipo de espectáculos. E no referente ó título do post, é o nome da “xira”, por dicilo dalgunha maneira, de Luis Piedrahíta. É dicir, o nome que recibe a actuación.
    No referente ó que dis, Manuel, penso que a sensación de pensar que o teu traballo fai rir a centos ou miles de persoas ten que ser moi gratificante. E si, pode que con humor nós funcionásemos mellor, quen sabe. Pero por agora seguiremos nun país que, aínda que non cause moita gracia, é de broma.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: