El ser humano es imprevisible.

Con todo lo que estamos pasando y todavía hay gente que sigue con la esperanza de seguir adelante. Es el caso de Justo Gallego, un ex monje natural de Majadaonda del Campo (comunidad de Madrid) que está construyendo con sus propias manos una catedral en dicho pueblo.

Justo trabaja cada día en su catedral sin ningún tipo de ayuda por parte de la Iglesia Católica, las únicas manos que a veces se le añaden son las de sus sobrinos y las de algún esporádico voluntario. La catedral se encuentra en unos terrenos los cuales él ha heredado. La cúpula del futuro complejo religioso mide cuarenta metros de alto y será dedicada a “Nuestra Señora del Pilar”, madre de Dios.

Gran admiración es lo que creo que se debe sentir por este señor, ya que él lo único que quiere es ver cumplido su sueño, el de ver su catedral construida antes de morirse. Con esto no quiero ni introducir ningún tipo de tema religioso, pero a veces es cierto el refrán de que “la fe mueve montañas”, y creo que a este hombre le está dando resultado. Opino que debemos pensar un poco, ya no sólo en este hombre, si no en nosotros mismos y en nuestro futuro, como periodistas, como padres, como lo que sea. Opino que debemos tener perseverancia y confiar un poco, aunque resulte difícil, en el ser humano, porque como dice este anuncio de una conocida marca de refrescos “El ser humano es imprevisible”.

Asensio Castro, Carlos GBCP , Tit 1A2

Posted on 6 Maio, 2012, in Sen clasificar and tagged , , , . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. Arantxa Álvarez Bao; S1D, 1A3

    Justo vi ayer un Cuanta Razón sobre este hombre (Cuanta Razón, esa gran fuente de información… sí, sé que es muy triste), y por lo que leí, lleva unos cuantos años ya con dicha construcción.
    Es un claro ejemplo de que debemos seguir adelante siempre con conseguir nuestras metas y sueños. Lo importante, en la mayor parte de los casos, son los medios. Y aquí lo que vemos es que, muchas veces, nosotros mismos somos el medio más imprescindible. Lo demás, a veces (y sólo a veces) no es imprescindible. E imprevisible, como bien dices.

  2. Es cierto, a ver yo creo que “el que la sigue la consigue” y cuando te ibas a meter en esta carrera era rollo: para qué, si no tiene salidas, haz otra cosa etc.. y yo siempre les digo “que no se diga que lo he intentado” pues creo que este hombre es el claro ejemplo de estas dos frases hechas. Porque a lo mejor morirá y la catedral no estará acabada. Pero a Dalí le pasó igual con la Sagrada Familia y mira. Yo por eso digo que hay que tener esperanzas, que de momento son gratis.

    Carlos Asensio Castro, GBCP

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: