Profesión de alto riesgo

El pasado martes conocíamos la noticia de que el periodista francés Romeo Langlois había sido secuestrado por las FARC en Colombia mientras realizaba un documental sobre la lucha del ejército colombiano contra el narcotráfico. El nombre de este reportero es uno más que añadir a la lista de periodistas, fotógrafos, cámaras, etc que han arriesgado y hasta perdido su vida, mientras trataban de acercar al mundo la realidad. Desde Robert Capa hace más de medio siglo, hasta Marie Colvin hace unos meses en Siria, pasando por Jose Couso en Iraq.

Todos estos nombres, todas estas noticias que de vez en cuando llegan a nuestros oídos contándonos situaciones como la de Romeo Langlois, hacen que me pregunte si realmente merece la pena llevar la vocación hasta el extremo en que nuestra seguridad no está garantizada. El trabajo de todas las personas que informan desde escenarios conflictivos o peligrosos es desde luego digno de admiración, ellos son nuestros ojos allí donde muchos no se atreven a ir. Pero, en una época en la que la información está cargada de intereses económicos, políticos, etc, ¿merece la pena arriesgarse tanto? Para ellos sí, y también para algunos que como nosotros estudian esta carrera. Muchos sueñan con estar al filo de la noticia aunque para ello tengan que poner su seguridad al límite. Es más, gracias a este factor su profesión les parece más atractiva.

Y vosotros, ¿seguiríais trabajando aunque vuestra vida estuviera en peligro? ¿Correríais el riesgo?

Prieto López S3A, 3B1

Posted on 6 Maio, 2012, in Sen clasificar and tagged , , , . Bookmark the permalink. 12 Comentarios.

  1. Carlos Asensio Castro GBCP

    Uxía yo te digo que sí correría el riesgo ahora, pero claro eso ahora, que estudio tengo pasiones, vocación etc, si en un futuro estuviera en una redacción trabajando, con mi sueldo y mi estabilidad (jaja ya me molaba) pues no sé si me lo pensaría. También te digo que dentro de esta profesión esa gente se merece todo y más, pero he de decir que tal y como está la cosa, ya hay que tener muuucha vocación para estar ahí, pero ahora mismo yo estaría.

    Carlos Asensio Castro GBCP

    • Gracias por el comentario Carlos. La verdad es que la oportunidad de estar ahí, dando a conocer lo que está pasando, jugándote el pellejo por hacer ver al mundo lo que ocurre realmente es muy atractivo. Yo creo que si se tiene vocación se puede, aunque también creo que no todo el mundo aguantaría, por ejemplo, una guerra. Yo desde luego, creo que no sería capaz, que me volvería a casa, pero nunca se sabe.

  2. Miriam Iglesias Otero

    Yo pienso que el periodista pone voz a quien no la tiene. Que si como Couso otros periodistas no se hubieran desplazado a Irak para mostrarnos lo que allí ocurría nadie se enteraría de los crímenes que sucedieron. Si Capa no se hubiera jugado la vida guerra tras guerra hasta que una bomba acabó con su vida ahora mismo no podríamos conocer la verdad.
    Los periodistas dejan al descubierto líderes mundiales, hechos atroces, crímenes políticos… Como dijo el gran Kapuscinski: “el trabajo de los periodistas no consiste en pisar las cucarachas, sino en prender la luz para que la gente vea cómo las cucarachas corren a ocultarse.”

    • Estoy de acuerdo contigo, los periodistas, tal y como se debería concebir la profesión, dan voz y son los ojos de la humanidad. Kapuscinski no se equivoca con lo que dice. Todos los que se han arriesgado para contarnos algo merecen todo y más, mucho más recocimiento del que normalmente obtienen.

  3. Es un debate con tu propia cabeza bastante interesante. Gracias a ese riesgo, tenemos una información mejor, la buena, la de verdad. ¿Que si yo correría ese riesgo? Sinceramente, no, no lo creo. Es algo precioso y utópico que alguien muera por su profesión. Pero a mí no me apasiona tanto, quiero decir que, como Carlos, tenía mis pasiones y mis ilusiones al comenzar la carrera, pero a día de hoy que la sombra de eso. Quizás sea cuestión de experiencia, todavía muy poca, o de hacerse un poco mayor, pero cada persona tiene un precio y el mío está un poco por encima de mi profesión. Es posible que esto me apasionase más si creyese que existen esperanzas para un mundo con información mejor, pero sinceramente no las tengo.

    • Yo estoy totalmente de acuerdo contigo, también creo que mi precio es más alto. En mi caso, nunca he soñado con ser corresponsal de guerra o algo por el estilo, por lo que yo realmente tampoco creo que corriera el riesgo. Es cierto lo que dices acerca de que la información hoy en día deja bastante que desear, pero los que tenemos que cambiar eso, enn uestra medida, somos nosotros. Yo creo que con el tiempo descubriremos a que estamos dispuestos, hasta donde queremos llegar.

  4. Estoy totalmente de acuerdo con lo que comentó Miriam. Si estos profesionales no arriesgasen su vida por su trabajo, no nos enteraríamos de la situación en algunos lugares y en definitiva, de la verdad. En esta profesión hay que tener un grado de compromiso muy alto. Hace tiempo, leí una entrevista a Rosa María Calaf en la que decía que ella considera que el periodismo no se puede separar de la vida, porque es imposible. Muchas veces le han preguntado si no se lamenta de no haber tenido hijos y ella responde que no, porque nunca ha sido ese su afán y porque en su caso, formar una familia era incompatible con su modo de entender la profesión. En definitiva, te llegas a comprometer tanto que a veces, tienes que renunciar a cosas que no todo el mundo podría y a asumir riesgos tan altos como de los que hablas en tu post.

    • Yo soy de las que piensa que al escoger algo, renuncias a otra cosa. No se puede tener todo, y es en ese momento cuando tenemos que plantearnos que es lo que realmente queremos. El compromiso que exige el periodismo es altísimo, y Rosa María Calaf acierta en lo que dice, no solo eres periodista de lunes a viernes, en tu horario laboral, también en tu casa, con tu familia, con tus amigos, en un viaje. Quizás este sea un factor que haga que mucha gente se eche para atrás o no consiga desarrollar su carrera plenamente.

  5. Cristina Panero Louzán

    Yo también me hago la misma pregunta de si merece la pena arriesgar tanto, incluso hasta tu vida por unos valores que se han perdido en el periodismo actual ya que muchos son los factores que influyen en el proceso de información, tanto como políticos, económicos… Es de valorar el trabajo que hacen y la lucha que mantienen por mantener una buena información pero creo que todo ese esfuerzo nunca se llega a ver recompensado.

    • Yo creo que muchas veces la mejor recompensa que le puedes dar a una de estas personas es que tengan la oportunidad de hacer ese trabajo. Pero claro, es sólo el caso de las personas que quieren ser corresponsales. Por supuesto, como tu dices, la labor que desempeñan es importantisima, la más admirable y difícil desde mi punto de vista.

  6. Cristina Knight Asorey

    Mi respuesta es totalmente rotunda: SÍ.
    Me parece lo más admirable dentro de la labor del periodista. Trabajar para dar a conocer asuntos y verdades de difícil accesibilidad. Soy de esas que no estudia periodismo por vocación de toda la vida, sólo se que quise estudiar periodismo para poder hacer lo que hacen estos, para mí, héroes. Siempre he querido ser corresponsal, corresponsal de guerra durante mucho tiempo (ahora ya está algo más difuso). Es arriesgado, sí, pero pienso que también muy gratificante para el propio periodista poder contar algo no al alcance de todos.
    Como dice Cris, creo que este esfuerzo que hacen nunca va a ser lo suficientemente recompensado, pero pienso que los que lo hacen no buscan ninguna recompensa que no sea la propia satisfacción de realizar ese peligroso trabajo, aunque la vida les cueste.

    • Tal y como le contesté a Cris, y como tu dices, el hecho de estar allí contándonos lo que realmente ocurre, aún corriendo riesgos, es para ellos más que suficiente. Si tan claro lo tienes, Cris, y decidiste estudiar esta carrera por este motivo, no puedo hacer otra cosa que animarte a que hagas lo que siempre has querido.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: