Volver a ser un bebé

Este fin de semana me he interesado por descubrir un poco del idioma polaco por eso de saber cuanto de complicado será para mí el año que viene comunicarme verbalmente con la gente de allí.

Mi sorpresa llegó  porque sí, (he de decir que albergaba la esperanza de que guardara algún tipo de parecido con alguno de los idiomas que conozco, aunque sabía que no sería así) cuando escucho a una chica hablar polaco y me quedo como si “me hablaran chino” ni más ni menos.

Mi mejor herramienta el año que viene creo que serán los gestos y las muecas para que la gente de Polonia entienda qué quiero, qué pienso y qué me pasa, al menos durante los primeros meses. Esos meses en los que me sentiré una extraña en medio de muchísima gente que estará en la misma situación que yo, pero que no por ello dejaré de sentirme como un bebé. Como un niño pequeño que llora, se ríe y señala cosas para comunicarse.

Os dejo un vídeo instructivo de polaco para que podáis entender a lo que me refiero:

Tantas veces que decimos “quien volviera a ser pequeño otra vez”…
Yo tendré la oportunidad de sentirme como tal a la edad de veinte años. A ver qué tal la experiencia y a ver si me quedan ganas de volver a repetir la misma frase.

Río Dovao, S3D, 3B3

Posted on 6 Maio, 2012, in Sen clasificar and tagged , , . Bookmark the permalink. 6 Comentarios.

  1. Arantxa Álvarez Bao; S1D, 1A3

    Supongo que quedan consuelos como el pensar que todos estarán más o menos igual, ¿no? Y que siempre quedará el inglés para defenderse (o intentarlo). Y como no, eso que tu dices, los gestos.
    Sentirse como un bebé en este caso aporta muchas más cosas que aprender un idioma nuevo, cosa que seguro que conseguirás en mayor o menor medida. Así que ¡mucho ánimo y mucha suerte para el año que viene, Leticia!

    • Leticia Río Dovao

      Ya dicen que mal de muchos, consuelo de tontos. Dicen que la gente joven es la única que controla en mayor medida el ingles. No será mi caso, pero mis compañeros Erasmus que tengan que ir a hacer prácticas a hospitales por ejemplo, sí que van a tener serios problemas en el ámbito de la comunicación médico-paciente. Una persona de la tercera edad por ejemplo, no creo que controle mucho inglés, ni que los alumnos en prácticas de Erasmus controlen polaco como para mantener una conversación en la qué entenderse. En ese caso, ¿qué les queda? Yo creo que sólo les queda pensar en llevarse a un compañero traductor y no creo que exista esa posibilidad.

  2. hortensia gesteira estévez

    non podía quedar máis clara a sensación que terás en Polonia.Iso que dis dos xesto é unha gran aportación. moitas veces non lles damos importancia aos xestos cando dominamos un idioma pero cando non entendemos “nin papa” é cando comprendemos a verdadeira función desta linguaxe. Á fin e ao cabo, a linguaxe dos signos é universal e iso fai que poidamos facer que outros nos entendan. Aínda así, non se vai producir ata un tempo esa interacción precisa que só a fai o idioma en mstura cos signos. Moita sorte por Polonia!

    • Leticia Río Dovao

      Cierto es que no valoramos lo que nos aportan los gestos hasta que tenemos que utilizarlos. Pero, ¿no crees que los seres humanos preferimos hablar con una persona a la cara que por teléfono o a través de un ordenador? Y creo que esto va más allá de poder ver físicamente a la persona. Nos interesa ver su cara, las expresiones de sus ojos en concreto; sus muecas, sus expresiones a través de las cejas para mostrar asombro o sus manos para ver si nos permiten un acercamiento o debemos seguir manteniendo la distancia personal. Esa “interacción precisa” que tu mencionas del idioma y los signos es vital, para llegar a tener una comunicación completa.

  3. Beatriz Yáñez Castro

    Que complicado parece! Tranquila Leticia, seguro que iso será os primeiros dous meses. Os xestos son internacionais e moitas veces a expresión da nosa cara comunica o que queremos dicir, se entendimos ou non, se estamos enfermos, se estamos contentos… De todas formas, sempre poderás botar man ao principio do inglés e xa verás como cando volvas xa nos chapurreas en polaco! Ánimo e nada de medo ao idioma, ao fin e ao cabo cando moitos dos nosos avós tiveron que marchar a Alemañá, Francia ou Suíza sabían menos idiomas ca nós e sobreviviron 😉

  4. Leticia Río Dovao

    Certo é o que dis Bea. Nosos avós tiveron que marchar cara outros países sen o soporte de ningún idioma “universal” como se está a converter o inglés nos nosos días. Pero tamén teño que dicir, que fai anos non existían os medios que temos agora para aprender idiomas e coñecer un pouco do noso destino. O meu caso e opcional, voluntario marchar a Polonia durante dez meses. Para os nosos avós e demais xente era obligatorio, unha necesidade para sacar adiante a súa familia.
    ¿Non crees que son casos moi distintos? Eu teño a oportunidade de aprender algo de polaco antes de marchar e prepararme psicolóxicamente para o curso que ven, pero ¿serei capaz de sacrificar os meus días de vacacións, sol e praia, por intentar aprender cousas básicas de este idioma sabendo que mediante xestos os primeiros meses sobrevivirei? Para min este é o asunto. Que non valoremos os medios que temos hoxe en día. Quen lles dera aos nosos avós poder levar algo aprendido.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: