Football Season is Over

“No más juegos. No más bombas. No más paseos. No más diversión. No más nadar. 67 años. Han pasado 17 de los 50. Son 17 años más de los que yo quería o necesitaba. Aburrido. Estoy siempre insoportable. No soy divertido para nadie. Te estás volviendo codicioso. Compórtate de acuerdo con tu avanzada edad. Relájate, no te va a doler”.

Esta es la nota de suicidio del periodista y escritor Hunter S. Thompson. Lo último que escribió antes de pegarse un tiro en la sien en febrero del año 2005.
Thompson vivió, bebió, viajó y conoció. Experimentó. Tuvo una vida cuando menos intensa que los achaques de la edad le obligaron a dejar.
La vida es lo más sagrado, lo más primordial que tenemos, ¿podemos entonces decidir cuando ponerle fin? En mi opinión, si se hace como el escritor de Miedo y asco en Las Vegas, sí. Acabar con la propia vida puede ser el mayor acto de cobardía- si se lleva a cabo para escapar de problemas; o lo más digno y valiente a lo que puede aspirar el ser humano- cuando es una decisión que solo tiene que ver con uno mismo. Es también un acto de arrogancia, de decidir que no vas a esperar a que un Dios, el universo, o aquello en lo que creas, ponga fin a tu existencia. De algún modo significa tomar las riendas de tu destino, decidir que ya has vivido todo lo que querías vivir y que no quieres enfrentarte al tiempo.
Dicen que te arrepientes en el momento de apretar el gatillo o saltar de una azotea, pero puede que para algunos sea más doloroso ver como el alma y el cuerpo se van apagando sin poder hacer nada para remediarlo.

Ramos Rodríguez, S3E 3B3

Posted on 7 Maio, 2012, in Sen clasificar and tagged , , . Bookmark the permalink. 8 Comentarios.

  1. Noemí Valderrama Vázquez

    Acertado el acto de suicidio no, siempre he sido de la opinión de que el suicidio es una acción de valientes. Hablo del verdadero suicidio, evidentemente, no de los intentos frustrados de las personas que tienen algún problema psicológico y que demandan ayuda de algún tipo.

    • Los intentos frustrados “a propósito”, para llamar la atención (no en el mal sentido, a veces es la única manera que conocemos para pedir ayuda), no los incluyo en ese acto de valentía.

  2. VIniendo de la tierra que más suicidios tiene al año(Ferrol), podría ser una experta en el tema, pero no. Cada día que llega mi padre a casa y dice que Fulanito se suicidió, una mala sensación me recorre el cuerpo.
    Puede que sea una forma distinta de ver las cosas, si decides acabar tu vida antes de que suceda, solo por miedo “a ver como el alma y el cuerpo se van apagando sin poder hacer nada para remediarlo.”, para mi sigue siendo un acto de cobardía. Muy mal tienes que verte, como para quitarte la vida, cuando es el mejor regalo que te pueden dar. SIempre hay algo positivo a lo que agarrarse. Aunuqe quizás yo solo vea la parte positiva de la vida, existen muchas opciones antes de tomar la definitiva.
    Rego Rey, GBCP

    • Claro que te recorre una mala sensación el cuerpo, no quiero decir que sea agradable escuchar que alguien se suicida ni mucho menos.
      Con respecto a que te tienes que ver “muy mal para quitarte la vida” tengo que discrepar. Como escribí en el post a lo mejor es precisamente evitar verte así lo que buscas.

  3. El suicidio no es una acto de valientes, muy al contrario. El suicidio lo lleva a cabo aquella persona desesperada porque cree que ya no puede seguir adelante o aquella persona que ha hecho algo malo y que no puede afrontar los problemas que se le vienen encima. Es una acto de cobardes. Hay que afrontar lo que se nos presenta en la vida. Cabeza alta y seguir para adelante.

    • Diego Mariño, dudo mucho que te hayas cruzado en tu vida con alguien que fuese a cometer suicido y te explicase sus razones para ello. Además, me parece absurdo generalizar… a lo mejor tus motivos para considerar acabar con tu vida serían “haber hecho algo malo” o “no poder afrontar los problemas que se te vengan encima”, pero no todos somos iguales. Y seguir adelante digo yo que será decisión de cada uno.

  4. No creo que alguien que se suicida sea valiente o cobarde, para mi es alguien que necesita ayuda. Si en la sociedad en la que vivimos aprendiéramos a comunciarnos mejor, a escuchar a los demás (tanto lo que nos dicen como lo que no) y a prestar más atención a quien pueda necesitar ayuda, probablemente el número de suicidios sería mucho menor. Po otra parte, me parece que os centrais demasiado en los suspuestos o posibles suicidas, pero hay una parte implicada de la historia de la que muy poca gente se acuerda: todas esas personas que le rodean y comparten su vida.

    • Precisamente quería dejar claro en mi post que el sucidia no tiene por qué ser siempre alguien que necesita ayuda. Puede que no sea un problema de comunicación, si no de imposible satisfacción de ésta por parte de los demás.

      El suicidio es algo personal, claro que hará daño a las personas que se preocupan por él/ella, pero creo que todos tenemos derecho a ser egoistas al menos a la hora de morir.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: