La educación lo resiste todo, todo y todo.

Cuando un gobierno decide gastar tontamente en educación, se dedica a comprar ordenadores portátiles para cada alumno, inventarse universidades en cada ciudad y ordenar programas para que el mayor número de alumnos reciban el titulo de ESO, aunque no sepan multiplicar ni dividir, que no saben. La educación lo resiste todo: poner o quitar deberes,  las trampas, falta de esfuerzo, estudiar o no hacerlo, lo lúdico y lo aburrido.

La infraestructura e industria no, porque los edificios de plastilina no resisten;  la sanidad no, porque no se puede operar con cuchillos de plástico, ni esterilizar el material con agua del grifo, la defensa tampoco; porque no podemos enviar maniquíes a Irak; pero la educación aguanta lo que sea. Cuánto más pasivos sean los alumnos, más aplaudirán de mayorcitos a los políticos corruptos, sin vocación que nos “representan”. ¿Habéis pensado todo lo que se puede ahorrar eliminando televisiones públicas, dejando de invertir en aeropuertos destinados al fracaso, cerrando universidades y facultades vacías, dejando de financiar sindicatos, tantos “alumnos” becados, asociaciones empresariales y partidos? Esta educación, la que los señores de la política han credo, lo aguanta todo. Aunque con cargo de futuro.

Millos Castro, Javier S2C, 3a3

Posted on 7 Maio, 2012, in Documentos and tagged , . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. Salgado Fernández Gutier

    Estou de acordo, estamos nun país que tan só invirte un 0.1% do seu PIB en becas, mentras que no resto de países de europa é o 0.2%, e ainda así lle haberá que seguir restando a ese 0.1% até que pase de ser un gasto público a ser unha fonte de ingresos para o estado, subindo as taxas, restando becas…..
    E todo isto porque se establecen unhas priotidades nas que a educación, e outras ramas indispensables como a sanidade, non teñen tanto peso como o exército por exemplo no que non se coñecen practicamente recortes.

    • javier millos

      Poco más que indignante, un país sin educación no es nada, qué mas da que tengamos infraestructuras si la gente no entiende qué pasa y por qué pasa. Quizás eso les convenga y es lo que busquen, pero con estas nuevas normativas, la igualdad de oportunidades queda descartada.

      Ahora parece que volvemos a los estamentos de la Edad Media, quién nace rico puede acceder a estudiar, pero quien nazca en una familia de clase media/pobre no tiene derecho. Vaya manera más estúpida de desaprovechar el potencial de la gente.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: