Otro día, otro drama.

Le duela a quien le duela, la realidad que los medios de comunicación expresamos no es otra que esta. Los titulares catastróficos encabezan las noticias de otro suceso que tira el mundo un poco más abajo o, de manera más individual, por ejemplo, cómo hoy han perdido la vida cierto número de personas. Y en eso consiste lo nuestro, cierto. Pero ¿qué hay del periodismo por el desenvolvimiento?

Como podemos leer en el texto sobre Comunicación y desarrollo que se nos entregó en la clase de ayer, la comunicación es un medio y un fin asociado a los proyectos sociales que se producen.

El desarrollo mundial sólo lo conseguiremos al escapar del sistema capitalista en el que nos encontramos, que pretende, erróneamente, homogeneizar todas las culturas y crear un modelo central basado en el funcionamiento actual de los países de occidente. Dicho desenvolvimiento (o progreso) está potencialmente en manos de todos, pero es algo voluntario el participar en ello o no.

Día a día hay quien consigue pequeñas aportaciones y, a veces incluso, no tan pequeñas. Hay muchas organizaciones y personas trabajando en ello y, quizás, aunque no vayan a ocupar un espacio dominante en las páginas, ondas o pantallas, puede que sí se merezcan un reconocimiento por ello. Y sobretodo, ayuda de difusión para dar a conocer su trabajo y sus logros, que pueden ser una puerta entreabierta para muchos otros.

Pero, ¿cuántos de estos esfuerzos vemos en letra negrita? Pocos. Y no porque no los haya. Aunque, sí es cierto, son muchos menos de los que debería haber.

 Álvarez Bao, Arantxa; S1D, 1A3

Posted on 12 Maio, 2012, in Sen clasificar and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. Rocío Quintana Fernández, S3E, 3B2

    Lamentablemente la realidad predominante hoy en día es la que todo el mundo detesta, ¿o no?. Porque la prensa está dominada por titulares espectáculares que buscan el morbo pero ¿acaso no es eso lo que nos gusta? Los medios son negocios, empresas y buscan rentabilizar beneficios. No habría esos titulares si la gente no fuera lo que buscará. Pero no nos gusta reconocerlo porque queda mal. Al igual que decimos que vemos los documentales de la 2 cuando los resultados del share muestran que Sálvame es el programa más visto de la sobremesa.
    Aún así, el número de valientes que intentan cambiarlo va en aumento afortunadamente. Aunque de momento sea en proyectos de pequeña repercusión como las radios comunitarias locales. Todavía hace poco oí a un periodista de renombre en una conferencia reconocer que la prensa se inventa los titulares convirtiendo en noticia algo que no lo es. Esta es nuestra realidad y va a costar mucho cambiarla.

  2. Cierto es, Rocío, que la presencia del sensacionalismo es algo que está completamente arraigado a la práctica de esta profesión en la actualidad. Es una lástima, aunque quede alguna que otra esperanza por este mundo.
    Pero a lo que me refería más concretamente con este post era, ya no al tratamiento de los acontecimientos, sino a la selección de los mismos. ¿Por qué no aparecen los logros de este tipo de movimientos en prensa? Aparecen continuamente hechos sobre cómo el planeta se está cayendo abajo, pero no sobre aquellos que intentan levantarlo aunque sea unos milímetros.
    ¡Muchas gracias por tu comentario!

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: