Hola! Está hablando con el contestador automático de…

Los contestadores automáticos no nos gustan. Hay que admitirlo.
Sabemos que son útiles porque con ellos el trabajo de un operador se reduce, reduciéndose a su vez los gastos, pero, ¿por qué tenemos tal obsesión contra ellos?
Según mi punto de vista, la tirria que les tenemos se debe a que nos gusta más hablar con una persona de tu a tu, poder expandirnos y explicar nuestros motivos de queja o consulta, que nos den opinión y nos tranquilicen (aunque esto último no es lo más común).
No nos gusta tener que ir paso a paso, esperar, recordar que si pulsas 1 vas a tal opción, o si pulsas 2 a tal otra. Preferimos hablar con un operador u operadora, aún a sabiendas de que el problema que exponemos se podría solucionar perfectamente, o al menos agilizarlo si utilizamos el contestador.
O es que no reconocen nuestra voz y se dan demasiados malentendidos?
Abajo os dejo un sketch sobre ello.

Baamonde Bermúdez, S1C, 1A2

Posted on 14 Maio, 2012, in Sen clasificar and tagged , , , . Bookmark the permalink. Deixar un comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: