VOLTA DO CASTRO: LOS JÓVENES MAYORES

Intrépidos. Demasiado intrépidos. Quizá ese sea el término más apropiado para calificar al grupo T1C. En vez de conformarnos con algunas de las organizaciones y asociaciones que se nos ofrecían desde el primer momento, preferimos arriesgarnos y encontrar una que realmente nos interesara, nos llenara. Tras dar algunas vueltas, conseguimos contactar con la residencia Volta do Castro, en el barrio de Santa Marta (Santiago de Compostela). Pensamos que habíamos hecho lo más duro, aunque aún no sabíamos que nos quedaba un gran trecho.

Durante los siguientes días, fuimos cerrando con el centro de mayores un primer día para entrar en contacto con los residentes que se habían ofrecido para nuestro proyecto: a partir de progresivas conversaciones, mediante las cuales intercambiaremos información, anécdotas, vivencias, de unos a otros, realizaremos una historia de vida, que filmaremos para una posterior presentación audiovisual.

Ese día llegó. Tras dar una vuelta completa a la capital gallega (¡50 minutos en autobús urbano!) aterrizamos en la puerta de Volta do Castro. Al entrar, la coordinadora social nos mostró, acelerada, parte de las instalaciones de las que dispondremos, y nos presentó a algunos de nuestros futuros compañeros en este proyecto, como Herminia, que ejerció durante el franquismo como maestra en un pequeño pueblo de Lugo, o José, que emigró, como muchos de nuestros abuelos, a Venezuela, país donde trabajaría durante 50 años. Tanto ellos como el resto de residentes son personas llenas de vitalidad, de ánimo y de historias que compartir. Porque ellos aún son jóvenes.

Alzola Piñeiro, Ainhoa

Anido Sueiro, Andrea

Barbón Concha, Loreto

Barreiro Manzano, Óscar

T1C

Advertisements

Posted on 22 Febreiro, 2013, in Documentos and tagged , , , . Bookmark the permalink. 11 Comentarios.

  1. O traballo cos maiores sempre é interesante porque case ninguén os escoita. Estou seguro de que aprenderedes moito deles, máis que nada porque todo isto da crise do que tanto escoitamos falar eles xa o viviron un par de veces e están aí. Aguantando estoicamente.

  2. Loreto Barbón Concha

    A mí se me hace larga la espera que nos vemos obligados a soportar por razones relacionadas con el horario de uno de nuestros contactos allí. Ya podríamos a ver empezado las visitas hace una o dos semanas. Creo que los cuatro componentes del grupo estamos muy ilusionados con este trabajo; y más aún cuando nos presentaron, deprisa y corriendo, a algunos de los residentes.

    Por cierto, allí, los residentes ya nos conocen como “los periodistas”. Ese detalle fue tan… agradable.

  3. Loreto Barbón Concha

    Madre mía… “a ver”, no. HABER*. haber empezado.

  4. Está muy bien que hayáis decidido buscar asociaciones por vuestra cuenta, es un punto muy importante a tener cuenta. pero ¿ hay algún motivo especial por el que hayáis escogido esta opción o fue casualidad que hayáis decidido quedaros con esta?
    Esper que esta experiencia sea muy enriquecedora para vosotros y saquéis conclusiones muy positivas para que nos las podáis transmitir a los demás.

  5. Es muy interesante el hecho de que hayáis optado por buscar vosotros mismos una asociación que os invitase a trabajar con ganas, pero ¿ por qué esta y no otra? ¿ Hubo algún motivo o fue casualidad? Estaría bien que explicaseis un poco si os habéis encontrado con problemas o respuestas negativas a la hora de intentar colaborar con otras entidades.
    Espero que disfrutéis en este proyecto y os llevéis de esta gente experiencias y momentos muy positivos para que nos los podáis transmitir y acercarnos así un poco más a estos jóvenes mayores, que como decía Ángel a veces se los olvida un poco.

    • Nuestra primera intención fue colaborar con A Xuntanza, asociación con la que al final trabajará otro grupo. Como las distintas asociaciones y organizaciones disponibles en la lista del profesor no nos llamaban la atención, decidimos buscar una semejante a A Xuntanza. Así, barajamos junto a Javier Agrafojo (SEPIU) y el profesor nombres como Los Tilos (muy semejante a A Xuntanza) o Porta do Camiño (residencia de ancianos en Virxe da Cerca); pero, como nos urgía, al final se nos ofreció la posibilidad de colaborar con Volta do Castro, y aquí estamos. 🙂
      Las respuestas negativas están comenzando a aparecer ahora con esta residencia, dándonos algunas largas y dificultades para acudir a realizar nuestro proyecto. Pero bueno, ya el miércoles haremos una visita en condiciones y podremos entrar en materia.

      Barreiro Manzano, Óscar

  6. Una persona mayor siempre tiene algo interesante que contar. Como bien dice Ángel, muchos están acostumbrados a que nadie los escuche, ignorando que detrás de cada historia personal puedes entender muchas cosas. Suerte

  7. Aínda que traballar con persoas maiores non sempre é fácil, creo que acertáchedes coa vosa escolla.
    Ides escoitar centos de historias enriquecedoras e, probablemente, deixar un baleiro nos anciáns cando deixedes de ir visitalos.
    Aproveitade a ocasión e dádelle aquilo que ben seguro lles falta: atención.
    Sorte!

    Alba Mancebo

  8. Me encanto tu última frase, aún son jóvenes. Es un pensamiento que no todo el mundo consigue concebir hablando de personas mayores, sin embargo tienes toda la razón, ellos siguen jóvenes gracias a sus recuerdos y sus ganas de contar. Suerte con el proyecto !
    Saludos
    Ferro Sonia, BCP T3C

  9. Y esto es todo? No contáis nada? Periodistas os queda muy grande…

  1. Pingback: ¿Volta do Castro? | Común (e persoal)

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: