Los huertos urbanos, una nueva forma de consumo

25 de Febrero. 2013. 9ºC. No hay gente en las terrazas. Los santiagueses parecen cebollas con todas esas capas de ropa que llevan. Pero hay un grupo de personas que se enfrenta al frío en la R.U Burgo das Nacions. Son los participantes en el desarrollo de los huertos urbanos. Un proyecto de ODS. Nosotras cuatro, ellos aproximadamente 6. Y una pregunta ronda por la cabeza de una de las participantes. Con su gorro de lana beige y la nariz rojiza del frío nos desvela su duda: ¿Cómo han llegado allí cuatro estudiantes de periodismo?

La respuesta sería: es un trabajo que tenemos que hacer. Pero, el hecho de que puedas crear un huerto en grupo o individualmente es un proyecto que ninguno de nosotros se había planteado antes. Todos pensamos que eso conlleva mucho trabajo. Pero realmente sólo necesitamos tener conocimientos de la relación entre las hortalizas, el ánimo de la luna y de elementos naturales como la tierra o el agua. Éstos son los ingredientes necesarios.

18:30. Nos invitan a hundir nuestras manos en esa tierra mojada. Hay que limpiar el huerto. A ras del suelo se entremezclan varias generaciones y conocimientos. Mientras liberan al huerto de hojas y seres okupas comparten consejos e ideas para la creación de un huerto urbano.

Escaleras fría, siete de la tarde. Nos reparten las instrucciones. Los preceptos necesarios para no mezclar hortalizas que no se tragan u otras que pueden llegar a hacerse sombra. En el huerto no existe jerarquía, pero sí orden. A partir de esto, diseñamos nuestros huertos. Algunos con más conocimientos, otros aún con la L de novatos.

Tras la exposición de nuestras ideas, dejamos a las hortalizas en manos de los profesionales. Nos despedimos de todos, mientras continúa con sus conversaciones y sus pensamientos vagan entre cada grano de tierra.

 Chedas Pombal, Elena T2C S1F

Posted on 27 Febreiro, 2013, in Documentos and tagged . Bookmark the permalink. 5 Comentarios.

  1. Martin Losón (coordinador) (BCP)

    Páreceme moi boa e bonita a experiencia que viviches, xa sabemos que a nai natureza pódenos tanto dar como quitar todo. Pero a min gustaríame profundizar algo máis no título que no post en sí. “Los huertos urbanos, una nueva forma de consumo”, título mói adecuado para a realidade actual, acaso, ¿non che parece un axuda máis en tempos de crise?
    A xente das aldeas ,co seu traballo extra, teñen a posibilidade de plantar hortalizas, froitas, ata coidar ganado, sabendo que, aínda non teñen diñeiro, polo menos hai comida, ou incluso podría ser outra saída máis de beneficios. Sen embargo os das cidades non teñen o espazo suficiente para acadar esto, ¿paréceche unha boa iniciativa o desenvolvemnto de hortias urbanas? ¿Podería ser viable?

  2. En primer lugar, es una clara salida a la crisis. Más bien lo calificaría como una opción de subsistencia. Lo que intenta transmitir esta organización es que si todos ponemos de nuestra parte, no sólo colaboraremos con el medio ambiente, sino que tendremos nuestros propios bienes de subsistencia, ahorrándonos así el dinero que en este caso nos gastaríamos en tomates o lechugas. Además de lo beneficioso que sería para nuestra salud.
    Pero, sinceramente creo que estamos en una sociedad muy consumista que prefiere pagar 0.60€ y ahorrarse el trabajo de tener que crear y mantener un huerto. Pero, si es una buena opción que nos ayudaría a acabar con esta situación de pobreza que está en auge. Además, de crear situaciones de colaboración entre ciudadanos y la posibilidad de compartir experiencias, y hacernos un poco más humanos.

    En cuanto a lo de los huertos urbanos en sí, la mayoría de la gente tiene en su casa un balconcito o un cacho de ventana en el que podemos plantar desde tomates hasta pimientos o lechugas. El espacio no es el verdadero problema, sino la voluntad de las personas. Cabe destacar que es un proyecto viable, que en otros países está teniendo mucha salida. Así, ayudaríamos al sector más desfavorecido como es el de la agricultura y a nosotros mismos.

  3. Interesante iniciativa los huertos urbanos y, como residente en la R.U. Burgo das Nacións, puedo confirmar que el que hay en nuestro “patio” este año está tomando un “mejor color” y ya sabemos la identidad de algunos de los responsables.
    ¡Ya nos traeréis una muestra de vuestras lechugas, zanahorias, etc. y nos hacemos una ensalada!

  4. Vuestra entrada suscito mi interés y unas ganas de crear un huerto personal, para el siguiente podríais incluir instrucciones para realizar un huertecito cada uno en su proprio casa?
    Saludos
    Ferro Sonia BCP T3C

  5. Sin problema Sonia, para la próxima te daremos las instrucciones, aunque son muy sencillas :).
    Me alegro de que esta iniciativa empiece a tener un público más amplio.

    Angel, para la próxima reunión podrías venir al huerto y colaborar, te aseguro que disfrutarás.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: