Me los llevo al huerto

Compartir. Esta es la palabra que define nuestra próxima práctica. ¿En qué consiste?

En nuestros posts anteriores sobre nuestro Prot, hemos hablado de la experiencia que vivimos el día que acudimos al obradoiro de huertos urbanos en la R.U Burgo das Nacions. Ahora, nuestra idea es compartir con ustedes esa vivencia.

Lo que haremos será organizar nuestro propio obradoiro de huertos en clase. Allí ofreceremos una lista donde los interesados se podrán apuntar. Sin coste alguno a cambio de un día en contacto con la naturaleza. Por supuesto, al estar al aire libre, se harán pausas para los típicos y apreciados pitis.

Una vez hayamos llegado todos al huerto de Burgo das Nacions, procederemos a observar su estado, a comentar que nos gustaría incluir, en qué nos beneficiaría tener este tipo de huertos en casa etc. Posteriormente, tendremos la oportunidad de escuchar las ventajas que nos ofrecen este tipo de huertos, así como su creación, de la mano de expertos que trabajan y colaboran para ODS.

Sin duda, una experiencia gratificante, que además de aprender cosas nuevas como, conseguir ahorrarnos unos eurillos al año, entraremos en un círculo de confianza entre personas que comparten ilusiones similares y sensibilidades semejantes.

Esta vez dejaremos la arena, y granito a granito de tierra podemos crear una sociedad mejor. Dejando a un lado el consumismo y comenzando a compartir.

T2C

Posted on 22 Marzo, 2013, in Documentos and tagged , , , . Bookmark the permalink. 1 comentario.

  1. A mancharse las manos se ha dicho. Me parece una iniciativa realmente interesante. Cuando yo iba en 4º de primaria(más o menos, no recuerdo exactamente si era ese curso) mis profesores tuvieron la misma iniciativa, cogieron a toda la clase y nos dijeron “niños este año vamos a ir una vez a la semana a nuestro huerto”. Se trataba de un pequeño huerto atrás de nuestro polideportivo, realmente aquel trozo de tierra no es que fuera muy fértil pero para algo dio Repartieron palas entre los alumnos y un saquito lleno de semillas. No recuerdo muy bien que era lo que plantamos, ya que no tuvo un enorme éxito (como ya dije no es que fuera muy fértil), pero si recuerdo una bonita y distinta experiencia. Llegaba a casa con tierra hasta en el pelo y contándole a mi madre que yo. al igual que ellos en la aldea, había plantado cosas.
    Realmente creo que es una actividad bastante entretenida e interesante para realizar en grupo, además con los tiempos que corren debía de ser materia obligatoria saber plantar de todo, nunca se sabe si el día de mañana vamos a necesitar volver al campo para tener que llevarnos a la boca, sería bueno aprender a cultivar lo básico: lechugas, patatas, tomates y para mi gusto los pimientos de padrón de toda la vida.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: