El nuevo lenguaje de La Séptima

Las macetas que sostienen las plantas en medio de la séptima son utilizadas como medio para difundir mensajes de forma artística. La iniciativa de instalar materas en la séptima fue una propuesta hecha por la Federación Nacional de Comerciantes y se llevó a cabo a través del Jardín Botánico, el 9 de Abril del 2012. Las plantas adornan todo el largo de la vía peatonal de la séptima y después de un tiempo se empezaron a implementar manifestaciones artísticas en las mismas. Esta idea consiste en escribir una frase en cada maceta añadiéndole un dibujo y de esta forma mostrar una vía más estética, además de hacer reflexionar a la gente con las frases que están allí.

Una de las macetas de la carrera séptima. Fotografía por: Sebastián Hernández.

Una de las macetas de la carrera séptima. Fotografía por: Sebastián Hernández.

Cuando vamos caminando por la séptima hemos podido notar las materas con mensajes que dividen la vía para los peatones y las bicicletas. Al preguntarles a las personas pudimos ver que el común denominador fue el hecho de la urbanidad y la conciencia. Si bien no todos a los que les preguntamos se habían percatado de los mensajes, los que sí lo hicieron rescataron su valor cultural, sincero y legítimo.

Pues bien, las materas tienen mensajes de protesta, de conciencia, de amor, entre otros. De esta forma, le preguntamos a personas adultas y a algunas más jóvenes qué les parecía la forma de comunicación que tenían las materas. Conseguimos que sólo algunos jóvenes a quienes les preguntamos nos respondieran algo más allá de un sí.

Al entrevistar a las personas, pudimos ver que quienes sí se habían dado cuenta del contenido, daban comentarios positivos: “podemos encontrar siempre un mensaje diferente” o “es sincero, limpio y va muy acorde con la séptima”. De esta forma, creemos que estos mensajes significan una forma de comunicación diferente: el hecho de llamar la atención a través de dibujos y frases suele gustarle más a las personas que leer un texto académico. Es por esta razón que algunas personas sonríen y siguen su camino, porque no les toma más de unos segundos apropiarse del mensaje y, por qué no, aprehenderlo.

"No queremos aprender a matar". Fotografía por: Sebastián Hernández.

“No queremos aprender a matar”. Fotografía por: Sebastián Hernández.

Las macetas llevan en su totalidad mensajes positivos, mensajes de esperanza, de inclusión e incluso de revolución. Frases que a algunos pueden parecer repugnantes o inútiles pero que a otros peatones, que transitan a diario por la carrera séptima, induce a reflexionar. Los siguientes mensajes “No queremos aprender a matar”, “el ruido de las armas no permiten escuchar las ideas” a propósito de la marcha por la paz del 9 de Abril, fueron frases que llamaron nuestra atención pues no solo explican la situación de violencia que se presenta a diario en nuestro país si no que representan la voz de la mayoría de Colombianos que no están dispuestos a seguir viviendo entre el conflicto.

La violencia que no solo se materializa con las armas y con las guerrilla, si no la violencia del olvido que sufren los indigentes de la séptima que caminan por el lado de los mismos mensajes de esperanza que nosotros creamos. La violencia que sufre una madre cabeza de familia cuando no le es garantizado un trabajo, con los servicios mínimos, para llevar el sustento económico a su hogar. La violencia que los niños de Colombia viven a diario cuando se les es privada la oportunidad de acceder a la educación y de realizar los sueños que alguna vez imaginaron mientras ayudaban a sus padres a trabajar. Por eso es importante, como lo dice está otra frase “el silencio es olvido, es muerte”, que por medio de estos mensajes no olvidemos lo que sucede a nuestro alrededor, que juntos analicemos la condición de privilegio en la que nos encontramos comparada con la realidad de aquellos que siguen siendo violentados a diario, y que al menos, los peatones que transitan a diario por la vía peatonalizada, seamos invitados a reflexionar y a contribuir para que la violencia no se siga propagando en nuestro país.

"Silencio es olvido, es muerte". Fotografía por: Sebastián Hernández.

“Silencio es olvido, es muerte”. Fotografía por: Sebastián Hernández.

Nos dimos cuenta que estas macetas dicen más que muchos de los libros que nos ponen a leer a diario, y que la gente, no toda, lee esto de manera continúa cada vez que transita por el lugar. Es una muy buena forma de darle habla al arte y es muy buen medio para que la gente vea con frecuencia esto. Algunas materas se han roto, a otras se le han perdido la pintura lo malo aquí no es esto, lo malo es que nos las remplazaran. Si las renuevan tendremos la certeza de ver otras materas con nuevos expresiones eso si ojala por mucho tiempo, cumplan uno de los mensajes que allí aparecen, “nos dejaron plantadas”.

Sebastián Hernández.
Natalia Páez.
Camilo Torres.

Universidad del Rosario, Bogotá, Colombia.

Advertisements

Posted on 12 Abril, 2013, in Documentos and tagged . Bookmark the permalink. Deixar un comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: