COMO HERENCIA EDUCACIÓN.

Pienso que pocas personas tienen respuesta al origen de una discriminación actual, pero cada día vemos que en estos casos todo sigue igual que hace años, casi como si se tratase de una herencia.

Yo en mi trabajo por intentar encontrar un poco el origen de todas las discriminaciones entre las que vivimos, puedo encaminar mi pensamiento en que sí que se trata de una pequeña herencia, por lo que pongo a la educación como corona principal a cualquier acto discriminatorio.

Son pocas las personas que reconocen los prejuicios que pueden tener hacia cualquier grupo social, pero una vez reconocido, y llevando una conversación en donde quieran hablar abiertamente, muchos reconocen también que desde la infancia recibieron unos valores, que muy posiblemente, afectasen a los pensamientos que hoy en día muestran hacia esos grupos de personas en los que, con frecuencia se ve el intento por apartarlos y hacerlos ver “raros”. Otras personas, en cambio, afirman que los prejuicios que pueden mostrar hacia ciertos grupos, son los que con el tiempo, y quizás más acentuado en la actualidad, esos mismos grupos labran en nuestras vidas actuales, pero repito que este grupo cumple una pequeña parte dentro de la minoría. Después están las personas que no tienen ningún tipo de desprecio por nada ni por nadie, pero que tienen ese punto de decir, la famosa frase de “yo no tengo nada en contra de esto, yo tengo muchos amigos de ese tipo, pero que a mí no se acerquen”

El gran problema que existe hoy en día, no son las diferencias sociales, si no la mala educación que se recibe, esa gran herencia de discriminación y la no aceptación de según qué cosas que solo conocemos que son malos por el hecho de que así se nos hizo ver desde el nacimiento. Lo que me planteo en estos momentos es hasta cuándo vamos a dejar que se siga dejando en herencia este tipo de educación.

Ramos Pena, Diego T0A S4A

Posted on 2 Maio, 2013, in Posts individuais and tagged . Bookmark the permalink. 1 comentario.

  1. La herencia es algo que se acepta, no estamos obligados a tenerla si decidimos que no es coherente con nuestros principios. Sin embargo estoy de acuerdo contigo en afirmar que hay prejuicios y formas de entender la vida que se crean a partir del tipo de educación recibida, de las experiencias y culturas a las que estamos sometidos. Creo que el sistema occidental, aunque hay mejorado su postura hacia las diferencias raciales todavía tiene que aprender mucho y adaptarse al cambio en el que se encuentra hoy en día. El color de la piel, un elemento tan sencillo, sigue siendo uno de los problemas más difíciles de superar a nivel humano; todavía faltan muchos esfuerzos y muchos años de educación racial para que podamos realmente decir que existe igualdad entre todos.
    Saludos
    Ferro Sonia BCP T3C

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: