El legendario temor a las ciudades

Imaxe

W. Bendamin nos refleja en “El Flâneur” un miedo social bastante pintoresco si lo transladamos a nuestros días. El temor de los hombres a la gran ciudad, aunque a día de hoy nos pueda parecer un objeto de burla o mofa, era algo muy común en los comienzos de la industrialización. Fueron numerosos los autores que mediante sus testimonios y escritos perpetuaron este temor infundado en la población.

Este pensamiento tienes sus orígenes en los años cuarenta con la aparición de la literatura folletinesca y panorámica, en concreto con la Escuela Superior de Folletines. De ella salen numerosos críticos de la talla de Baudelaire con sus fisiologías de personas, animales o mismo pueblos. Sin embargo, estes temores pueden venir dados por un desconocimiento de novedosas implantaciones fruto de la industrialización. Estas pueden generar un rechazo en un principio, incluso una actitud reacia al enclaustrarse en un modelo concreto.

Esto mismo puede trasladarse a la dicotomía expresada por Bendamin entre la vida de la ciudad y el rural. Expone una sociedad de masas que resulta peligrosa para el individuo. Nuevos medios de transporte (fruto de la industrialización) con el autobús resultan incómodos según Simmel por el choque de miradas constante de los ciudadanos. Foucaud asegura que “un goce tranquilo es ni más ni menos que agotador”, de esta manera alenta a los ciudadanos a cualquier contacto entre sí. Los convierte en frágiles maniquís dentro de las rudas y frías edificaciones de la gran ciudad. Reflejo de estes testimonios son las historias de detectives del Edgar Allan Poe o la reivindicación y ensalce de la vida privada por parte de Balzac. El concepto de “comunalidad” utilizado por el autor resulta, a mi parecer totalmete deactualizado

Por lo tanto, todos y cada uno de estos testimonios (tanto personales como de autor) tiene una base anacrónica totalmente válida pero que a día de hoy carece de coherencia y relevancia. Los cambios se suceden constantemente y la incertidumbre a todos ellos forma parte de la naturaleza humana del hombre.

Rodríguez Varela, Carla BCP.307

Advertisements

Posted on 11 Febreiro, 2014, in Lecturas e filmes and tagged , , , . Bookmark the permalink. 4 Comentarios.

  1. Este texto ten que pasar a miña revisión. Non se verá en conta.

  2. Terá medo tamén a sociedade se algún día ten que voltar a ocupar os campos e o rural?

    Gómez Sal, Lucas. BCP 203

  3. No creo que sea ese tipo de temor el que el autor intenta infundar. Más que un miedo a la ciudad yo lo he interpretado como un miedo a lo desconocido, como el miedo en los años 60 al señor que aparece en mi televisor. No creo que sea un debate rural/ciudad, si no más bien una extrapolación del concepto de comunidad con respecto a las actitudes de los seres humanos en este tipo de relación urbana.

    Rodríguez Varela, Carla. BCP.307

  4. Yo había entendido que el objetivo de los autores en esta época- no tanto la literatura detectivesca, pero si las fisiologías, por ejemplo- tenían como objetivo paliar este miedo surgido con la industrialización, convirtiendo a los desconocidos en conocidos a través de su observación.

    PARDO CREGO, ALICIA 142.A04

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: