Epílogo – Zygmunt Bauman

Buscamos la salvación individual de problemas compartidos. Es improbable que esa estrategia logre los resultados que buscamos, puesto que deja intactas las raíces de la inseguridad    Zygmunt Bauman

Todos nos hemos sentido inseguros en alguna ocasión. De esa falta de seguridad habla Zygmunt Bauman, de un mundo en el que el nerviosismo aumenta y se oculta. Creador del concepto de modernidad líquida, en alusión a una sociedad en continua transformación, Bauman apuesta por el trabajo colectivo para paliar la inseguridad, en especial, la de grupos en riesgo de exclusión social como pueden ser los enfermos mentales.

Zygmunt Bauman | Fuente: fronda.pl

Bauman asegura que, cuando tenemos algún tipo de problema, nos sentimos apartados y creemos que somos nosotros los que no encajamos con el resto. La realidad muestra que compartir esos sentimientos lleva a encontrar gente con el mismo perfil y a poder trabajar en común para superar cualquier obstáculo. Estamos destinados a convivir y a compartir. Formamos parte de la modernidad líquida. Poner nuestro granito de arena es fundamental porque formamos parte de una comunidad responsable “de la igualdad del derecho a ser humanos y de la igualdad de posibilidades para ejercer ese derecho”, justifica Bauman.

Buscando información sobre el pensamiento del autor más allá del texto que aquí se comenta, conviene profundizar en esa noción de modernidad líquida. La sociedad ha experimentado grandes transformaciones hasta llegar a un momento actual en el que la libertad de actuación lleva a los miedos y a las angustias individuales. Se produce una continua adaptación al entorno que no siempre es sencilla. Esto se puede trasladar a todos los sectores, desde el económico al laboral pasando por el personal y el interpersonal. ¿Vería Bauman fragilidad a su alrededor?

OCA DOMÍNGUEZ, ANDREA 142.E02

Posted on 12 Febreiro, 2014, in Lecturas e filmes and tagged . Bookmark the permalink. 10 Comentarios.

  1. No artigo (meu) que paseilles na aula expositiva (curta aula) pasada, hai unha referencia de De Marinis, Gatti e Irazuzta (2010) na que falan das liquideces de Bauman. Pode quizabes contrastar o que se pensa de Bauman e as súas últimas disquisicións.

    • Efectivamente, son moitas as críticas que se lle fan a Bauman, tanto favorables como desfavorables. O que parece estar claro é que o seu pensamento, concordemos con el ou non, é clave no estudo da nosa sociedade moderna. Para saber máis sobre o autor, pode resultar interesante visionar o seguinte vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=X4YGdqgCWd8

      Oca Domínguez, Andrea 142.E02

  2. La sensación de angustia que describe Bauman no es ajena a nadie. En efecto, lo que hoy entendemos por sociedad es una mezcla de elementos extraños entre sí, unidos por una bandera y una forma de vida. Han desaparecido los elementos cohesionantes que desde los albores de la civilización han sostenido a las sociedades humanas: el fervor religioso, la patria, el sistema de castas, el feudalismo…sistemas cerrados, injustos e irracionales, pero extremadamente robustos.

    La emancipación trajo consigo grandes avances, pero para la mente humana a veces es un reto. No todos están preparados para ser su propio monarca.

    <>
    – Santo Tomás de Aquino

    Bernárdez Pérez, Óscar 141 B04

    • La cita que debería aparecer –no entiendo por qué no lo hace, ni por qué no me deja corregir– entre las comillas anguladas es la siguiente:
      “Tres cosas son necesarias para la salvación del hombre: saber qué debe creer, saber qué debe querer, y saber qué debe hacer”

      Bernárdez Pérez, Óscar 141 B04

    • Cierto es que muchas personas parecen necesitar estar controladas por un grupo, como los que pusiste de ejemplo, para sentirse seguros e integrados. Pienso que por eso habla Bauman de inseguridad. Inseguridad ante lo que no nos organiza la rutina. Quizás uno de los retos de nuestro tiempo es adaptarnos a un mundo en el que nosotros somos los que tenemos que fijar nuestros comportamientos en el día a día. ¿Estaremos preparados? Dándole un voto de confianza al ser humano, en estos tiempos en los que no lo merecemos, pienso que sí.

      Oca Domínguez, Andrea 142.E02

  3. Esa falta de seguridad casi siempre tiene su origen en el “¿qué dirán?”, y normalmente se oculta por vergüenza, porque nos van a juzgar por nuestros miedos, y claro: ¿qué dirán?.
    No es fácil, pero hay que dejar a un lado las opiniones de los demás, porque si no ¿para qué tenemos la nuestra?.
    La libertad está ligada tanto a seguridad como a inseguridad, la diferencia es que la segunda siempre suele ir por dentro, nos la guardamos, pero el primer paso es mostrar la inseguridad para abandonarla y que no nos coma por dentro, porque para eso está la libertad y se debe hacer uso de ella.

    • Tu aportación nos debería dar que pensar ya que es totalmente cierta esa pregunta del qué dirán. Vivimos pensando que todo debe ir por un camino, que es lo normal para que no nos tachen de raros. Todo lo que sea tomar una decisión personal puede provocar inseguridad, así que para muchos es mejor seguir a la masa y que todo esté guiado. Triste pero cierto. Nos falta asumir riesgos, mirar cara a cara a nuestro futuro, cogerlo con ganas y continuar. Gracias por esa idea tan interesante.

      Oca Domínguez, Andrea 142.E02

  4. Es cierto que el ritmo de vida actual nos obliga a adaptarnos continuamente. Los nuevos entornos implican, no solo nuevos desafíos, sino también nuevos grupos de personas establecidos a nuestro alrededor. Casi parece imposible alcanzar algún tipo de seguridad si, cuando al fin te sientes cómodo con algo, tienes que abandonarlo y sumergirte en nuevos horizontes. No solo pierdes todo aquello que asimilas como conocido, sino que también te cuesta cada vez más definirte a ti mismo. Si gran parte de lo que nos rodea está en continuo cambio, y nosotros somos gran parte de lo que nos rodea, ¿Es posible que la misma sociedad nos genere una inseguridad interna, hacia nuestra propia identidad?

    PARDO CREGO, ALICIA 142.A04

    • Puede ser. Es posible que el resto de seres humanos lleguen a generar esa sensación interna. Sus éxitos, su confianza o su valentía provocan incertidumbre en todos aquellos que no llegan a alcanzar lo mismo. Ante esa situación, hay que pararse a pensar en lo que piensa cada uno de sí mismo, en lo que quiere conseguir y en lo que está dispuesto a sacrificar para ello. Lamentarse de lo que uno no hace, no sirve de nada. Mirar al resto como un espejo sin reflejo tampoco lleva a nada bueno.

      Oca Domínguez, Andrea 142.E02

  1. Pingback: Analizando el trabajo en equipo: memorias posts 142.E00 | Común (e persoal)

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: