La ficción y la cruda realidad

En mi grupo hemos empezado a trabajar con la asociación Itínera, que ayuda a la gente con problemas de salud mental. Para esto, debemos prepararnos y reflexionar sobre el trato de la sociedad hacia este colectivo.

Hace unos días, la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (FEAFES) remitió una carta abierta a los guionistas y productores de la serie “La que se avecina”, en la que se denuncia el trato denigrante hacia las personas que padecen algún tipo de enfermedad mental. La queja se realizó a raíz de un capítulo en el que consideran que el personaje de Violeta, interpretado por Silvia Abril, ridiculiza a la gente con problemas mentales. Según ellos, su comportamiento está fomentando la discriminación hacia este colectivo, ya que representa los clichés y estereotipos que han rodeado a los enfermos en el pasado. Para la Federación, estas actuaciones causan el sufrimiento de los enfermos al sentirse rechazados, y el tono de humor de la serie no es una justificación. Además, la FEAFES apela en su defensa a la Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual, que dice así: “Los prestadores del servicio de comunicación audiovisual procurarán ofrecer en sus emisiones una imagen ajustada, normalizada, respetuosa e inclusiva de las personas con discapacidad, en tanto que manifestación enriquecedora de la diversidad humana, evitando difundir percepciones estereotipadas, sesgadas o producto de los prejuicios sociales que pudieran subsistir […]”.

La polémica ha tenido más repercusión al trasladarse a la red social Twitter. Los creadores de la serie, Alberto y Laura Caballero, tuitearon lo siguiente:

 Image

A raíz de esta polémica, se abre el debate sobre el tratamiento en los medios de comunicación y producciones audiovisuales a la hora de referirse a las personas enfermas y si eso supone un problema para ellos. Con este tipo de interpretaciones, ¿estamos aislando a un colectivo del resto de la sociedad, o simplemente se debe aceptar que es producto de una serie televisiva?

Pérez Álvarez, Lucía 142.E03

Posted on 13 Febreiro, 2014, in Posts individuais and tagged , . Bookmark the permalink. 13 Comentarios.

  1. Creo que la línea que separa la realidad de la ficción está a veces muy difusa. Evidentemente cada cual la va a llevar a su terreno y la pondrá donde considere oportuno según su manera de pensar. Sinceramente creo que si tenemos que pararnos a analizar cada serie y cada película tendríamos a miles de personas indignadas por algún aspecto. No he visto particularmente ese capítulo de “La que se avecina”, pero sí creo que hay algo de razón en las palabras del productor a la hora de decir que es una ficción. Veremos en qué deriva el tema y cómo o si reacciona vuestra asociación en concreto ante él.

    Veiga Franco, María 143 C05

    • Desde luego. De hecho, me atrevería a decir que todas las series y películas se quedarían sin argumento si no se pudiesen interpretar a los distintos colectivos. Pero el problema radica, creo, en el lenguaje utilizado, que sí puede ser ofensivo. Sin embargo, ya que nos preguntas por nuestra asociación, hemos visto con ellos películas en las que hablan de transtornos psicológicos (“Primos” ha sido la última), y ningún paciente se sintió ofendido. Ellos tienen normalizado muchos de estos aspectos, pero es posible que las asociaciones que los representan no tanto.

      Pérez Álvarez Lucía 142.E03

  2. Interesante debate el propuesto en este post. Actualmente la asimilación de conceptos como el humor negro no se halla realmente desenvuelta en una sociedad española, indistintamente, debe tenerse en cuenta que la representación de una serie como ‘La que se avecina’ requiere de la extracción de clichés sociales que sirvan para realizar una sátira, objetivo pretendido por la producción citada. La susceptibilidad es lógica en este caso, pero se debe comprender que la intención de los guionistas no es herir o menospreciar a las personas que sufren discriminación por distintos motivos (raza o situación laboral, como se aprecia en el tweet de Laura Caballero, creadora de la serie), sino representar de la forma más grotesca posible a una sociedad decadente y sin control. La ficción no debe ser malinterpretada, puesto que ello supone un retroceso hacia valores arcaicos y sin fundamento actual.

    Viéitez Torrado, Adrián 143 D04

    • Esta ben rirse de todo e con todos, pero hai xeitos de facelo. Un pode facer un humor corrosivo e crítico con todo coma Ricky Gervais ou irse polos derroteiros absurdos dos Monty Python. O que está claro é que, se as cousas se fan con bo gusto, suscitan menos reaccións alporizadas. Neste senso, a serie “La que se avecina” nunca se caracterizou polo bo facer e abondan as queixas polo ton machista da serie. Neste país, a ausencia do coñecido coma humor negro leva a confundilo con humor zafio, que non é o mesmo. Así pois, aínda que hai que ser tolerantes coa ficción e diferenciala da realidade, xa o di o refrán: “non as fagas, non as temas”,

      Ramos Cernadas, Francisco Javier 143 C01

      • No creo que haya un problema de asimilación por parte de la sociedad, ya que el éxito de la serie demuestra que a la audiencia sí le gusta ese tipo de humor. Estoy de acuerdo en que, como ficción, debemos respetar el tono satírico de la serie, pero muchas veces roza lo vulgar, tal y como dice Javi. Humor sí, pero incidir en los mismos chistes durante varias temporadas, cansa, y por esto es posible que se haya sentido ofendida la Federación.

        Pérez Álvarez, Lucía 142.E03

  3. Realmente, como bien afirma mi compañera María, la línea entre realidad y ficción está difusa. Pero desde mi punto de vista, ‘La que se avecina’ es una serie con un humor un tanto estúpido, una serie de relleno, una serie de ficción. Personajes con o sin taras, las cuales se exageran más para ironizar su situación. Veo, por lo tanto, la queja expuesta como algo excesivo, ya que se trata de una serie de ficción, en la cual las personas con problemas mentales no son el único colectivo implicado, como bien expresa Laura Caballero.
    En relación a la elección de vuestro tema, lo veo realmente interesante, ya que además despierta debates como estos. Quizás no es lo que buscáis, bien por ámbito o por edad, pero en los geriátricos de la Xunta de Galicia, hay muchas personas con enfermedades mentales cuyos testimonios, o relaciones establecidas entre familiares, los internos y profesionales os puedan servir en vuestro proyecto.

    Castro Zapatero, Carla 141 B05

    • Estoy de acuerdo. La serie, en su intento de ridiculizar a la sociedad, echa mano de interpretaciones exageradas y el tono que utilizan es discutible, sin duda. No sé si la queja de la Federación es excesiva, ya que se menciona una ley que les ampara y por la que tendrían razón. Mi duda es si con este tipo de actuaciones, no serán precisamente ellos los que alejan al colectivo de la sociedad, en vez de intentar normalizar la relación entre las distintas comunidades.
      Gracias también por la recomendación para nuestro trabajo. ¡Lo tendremos en cuenta!

      Pérez Álvarez, Lucía 142.E03

  4. Dacordo totalmete coas miñas compañeiras María Veiga e Carla Castro. A veces o termo ficción e o termo realidade pode verse sobrepasado por un e por outro. Podo entender que este colectivo se vexa afectado porque sí é certo que o personaxe de Violeta, en numerosos capítulos, se ve realmente ridiculizado. Pero, por outro lado, creo que esta queixa é algo excesiva. Na miña opinión e, coincidindo co que Laura Caballero expresa en Twitter, son numerosos os colectivos que se poderían sentir ofendidos con motivo do trato hacia algúns personaxes desta serie pero nestes casos debemos recordar que se trata de unha serie de FICCIÓN. Non é a realidade. Vivimos nunha sociedade concienciada de que as persoas con enfermidades mentales non son “raros”. E aqueles que o pensen son os que realmente teñen un problema. Dende logo a min non se me ocurriría, despois de ver La que se avecina, insultar ou menospreciar a persoas con este tipo de problemas porque na serie o fagan. Ou acaso vou andar eu cunha pistola porque Antonio Recio o faga?. Neste caso xa non é que debamos distinguir entre ficción e realidade, e que debemos saber o que está ben e o que está mal.
    Rapa Casariego, Laura 143 D01

    • Nós, como espectadores, debemos saber ser críticos e distinguir entre a realidade e a ficción. O problema quizais é que o público da exitosa serie é principalmente xuvenil e non sei ata que punto saben (ou queren) ser razonables co trato hacia aos colectivos máis desfavorecidos. Pero o certo é que a FEAFES, no seu intento de protexer aos enfermos, pode estar a ser demasiado susceptible co trato que se fai deles.
      Respecto ao tweet da produtora, aínda non sei se é moi acertado meter no mesmo saco ás “asociacións de abogados” e aos “maioristas de pescado” cos homosexuais ou inmigrantes, porque lamentablemente, o trato destes últimos tanto na realidade coma na ficción non é o mesmo.

      Pérez Álvarez, Lucía 142.E03

  5. Hasta que llegué a la parte en la que pusiste los tweets de los creadores de la serie, estaba pensando “no es para tanto, se lo están tomando a la tremenda”. Es como si un día, el Sindicato de Actores se queja porque Estela Reynols ridiculiza a la profesión. Incluso yo, que no soy seguidora de LQSA sé que se trata de una serie cómica de ficción en la que cada personaje es más ridículo que el anterior. Todos lo saben y el papel de Silvia Abril no podría ser una excepción.
    Sin embargo, lo que si me parece un tanto fuera de lugar son los comentarios de Alberto y Laura Caballero. Es cierto que tenemos libertad para opinar lo que nos de la real gana, pero creo que sus opiniones están bastante fuera de lugar al tratarse de un tema bastante delicado y sus tweets pueden resultar incluso crueles.
    Melle Goyanes, María 142.A01

  6. Esto no es nuevo, son guionistas de una serie de humor y no cambian su estilo en nada de lo que hacen. Es posible que les fuese mejor si hiciesen un poco de autocrítica, porque polémicas han tenido varias. Te dejo una de sus mejores “perlas”: http://www.abc.es/tv/20131226/abci-alberto-caballero-mediaset-201312261016.html

    Pérez Álvarez, Lucía 142.E03

  7. Lejos de opinar sobre el humor en el que se basa esta serie creo que la queja de la asociación es excesiva.Principalmente porque al igual que se satiriza este colectivo ocurre lo mismo con muchos otros, partiendo de esto si todos se quejaran y se sintieran ofendidos no existirían la mayor parte de producciones audiovisuales humorísticas que existen actualmente.También es cierto que hay formas y formas de reírse de algo…Sin embargo y haciendo alusión a la Ley a la que recurre la asociación
    no sé que tipo de acciones prácticas se deben dar para que esta se pueda aplicar. Pese a todo, habiendo excepciones, creo que la sociedad está capacitada para distinguir entre realidad y
    ficción. Por último quiero citar el último tweet de Alberto Caballero, principalmente porque me parece una falta de respeto, en cierto modo deberían entender que haya quien se pueda sentir ofendido
    ante tales personajes.

    Santos Villaverde, Andrea 143 C03

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: