Más minas, más contaminación

Imagen

Fuente: Wikipedia

Recientemente hemos podido observar en una noticia de El País como las minas están de moda. Y lo están para mal, como no podía ser menos, ya que una mina de Andalucía es noticia por contaminar el acuífero sobre el que trabajaba. En este caso se trata de la mina de cobre a cielo abierto más grande de Europa. No hablamos de poca cosa. Se le acusa de haber provocado un aumento de las concentraciones de arsénico en un acuífero que abastece a varias localidades. Un agua que necesitan en su día a día y que está contaminada.

Al leer esta noticia no puedo dejar de pensar en Corcoesto. Una mina que las autoridades y la empresa concesionaria calificaban de segura y que, viendo las catástrofes que se producen día a día en otros lugares, no me termino de creer. ¿Qué pasaría si algunas de las balsas en las que almacenan químicos se rompe? Recordemos que en Corcoesto trabajarían con cianuro, una sustancia mortal. Una sustancia que nunca debería entrar en contacto con la naturaleza.

Los riesgos están ahí. Es una elección que hay que tomar. ¿Que vale más?, ¿unos puestos de trabajo o el medio ambiente? Sin duda yo tengo mi respuesta para esto. El medio ambiente. Para mí la elección no existe. ¿Por que? Porque no podemos permitir una industria deficitaria como es la minera, que le proporcionará una buena suma de millones a la empresa propietaria, pero que nos dejará una tierra quizás inservible. Estoy a favor de los empleos, pero empleos de calidad. Empleos que dentro de 50 años no desaparezcan como así lo hará la mina. Empleos que traigan riqueza al lugar sin destruir lo que tienen alrededor. Empleos cualificados que eleven la renta del lugar, no trabajos tercermundistas que ayuden a capear la vida.

Seguimos pensando en una mina de oro como un manantial en el medio del desierto. Como algo que nos hará a todos ricos y poderosos. Es una panacea que utilizan los políticos para que en nuestras cabezas se instale la idea de que estamos salvados. Pero no vemos el background de la situación. Si Corcoesto sigue estamos condenados. Seremos esclavos de una industria contaminante en pleno S XXI.

Portela Rodríguez, Pablo. 143 B01

Advertisements

Posted on 21 Febreiro, 2014, in Posts individuais. Bookmark the permalink. 3 Comentarios.

  1. Coincido contigo completamente Pablo. Yo creo que no hay nada que pueda justificar los niveles de contaminación que una mina así puede llegar a producir. Desgraciadamente hoy en día son muchos los que lo justifican, como tú bien dices, por la creación de nuevos puestos de trabajos. Puedo llegar a entender perfectamente esta postura por parte de gente que necesite un empleo, sin embargo, creo que debemos mantenernos más fríos y darnos cuenta de que nada justifica esa catástrofe medioambiental. Al fin y al cabo, esos empleos desaparecerán y no tenemos nada más valioso que nuestra tierra a la larga, no podemos seguir destruyéndola. Es, sin duda, una mala inversión de futuro.

  2. A veces hay q pensar un poco en las generaciones futuras. Lo malo es que vivimos en una sociedad que no piensa en el mañana. Piensa en dentro de 5min. Triste, pero es así. La gente quiere un trabajo y no es consciente de lo que ello conlleva, aunq admito q yo, en alguna ocasión, me he dejado llevar por este mismo espíritu.
    Portela Rodríguez, Pablo. 143 B01

  1. Pingback: Común (e persoal)

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: