Inseguridad por todas partes

¿Cuál es el secreto, la fórmula, la clave…para ser feliz? Seguramente nadie lo sabe. Z. Bauman tampoco, pero se atreve a asegurar que la seguridad es crucial para alcanzar la felicidad. Sin embargo, cada vez es más difícil prometer u ofrecer seguridad. Todos sufrimos y tememos la inseguridad, es un problema comunitario, sin embargo, se le trata como un problema privado. Y así no lo resolveremos.

“Buscamos la salvación individual a problemas compartidos”

¿Qué hacemos para conseguir la seguridad? Pues tendemos a proteger todo lo nuestro. El hogar, el patrimonio, etc. Si razonamos así, ¿Qué es lo que trae la inseguridad? Lo extraño. Es muy fácil fijar la causa de la inseguridad. Es lo extraño, esos factores que no podemos controlar. Esa gente que llega sin ser invitada. Si razonamos así, no es difícil conseguir la seguridad. ¿Pero es correcto razonar así? En mi opinión, que coincide con la de Z. Bauman, no.

Hay quién sigue estos razonamientos dejándose llevar por el miedo. “Ahora que tenía todo controlado, llega esta gente nueva a mi barrio… ¿Y si supone una amenaza?” Nos da pánico lo nuevo, lo raro, lo diferente.

Es fácil poner una diana y seleccionar qué es lo que trae la inseguridad. Es fácil hoy, pero quizá mañana esa diana esté en otro sitio. Las inseguridades y quiénes las representan van cambiando. Y en mi opinión, así es imposible ser feliz. Intentando eliminar siempre lo extraño, lo que en ese momento puntual es el peligro de moda. Quizá la clave para ser feliz no es obsesionarse con buscar inseguridades, sino seguridades. Aceptar lo extraño y cambiante y no aislarse, sino abrirse a la comunidad.

© Rosalía Macías

La respuesta a estos problemas comunes, está en la comunidad, no en el individualismo. Porque todos somos interdependientes. La vida urbana es peligrosa por su variedad, pero es esto lo que la hace enriquecedora.

¿Es posible una comunidad así, o es una utopía?

MACÍAS TARRÍO, ROSALÍA. 142 D04

Advertisements

Posted on 23 Febreiro, 2014, in Lecturas e filmes. Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. “La clave para ser feliz no es obsesionarse con buscar inseguridades, sino seguridades” Creo que tienes toda la razón del mundo, aunque coincidirás conmigo en su dificultad. En cuanto a la metodología que apuntas para conseguirlo-“aceptar lo extraño y cambiante y no aislarse, sino abrirse a la comunidad”- comentar que, aunque no disiento, creo que otra causa que genera esta inseguridad es el propio cambio. Obviamente el cambio es necesario, interesante e incluso beneficioso, así como lo es conocer a gente diferente. Sin embargo, quizá el hecho de vivir sumergidos en una sociedad en la que todo cambia constantemente o, es más, una sociedad que exige que estés de vuelta de todo, puede llevarte a forzar cambios en ti mismo. Algunos buenos, está claro. Pero también otros que, a la larga, te provoquen una inseguridad personal. Una inseguridad, no hacia los demás, sino hacia ti mismo. La famosa pérdida de la identidad a lo largo del camino. Una duda en la línea del quién eres.

    PARDO CREGO, ALICIA 142.A04

    • Los cambios son inevitables y adaptarse a ellos es casi siempre necesario. Pero estoy de acuerdo contigo en que no hay que perder la identidad. Es el mundo el que cambia, y nosotros vamos con él, pero sin perder nuestra personalidad. Sea como sea, lo que no podemos pretender es mantener la sociedad siempre estática, pues es imposible.
      MACÍAS TARRÍO, ROSALÍA 142.D04

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: