¿Quién dijo… revolución?

“El mundo que conocemos llega a su fin” es la manera en que el mexicano Gustavo Esteva enuncia su escrito. Revolución, revolución y revolución, una palabra que se repite y de la cual se intentan establecer las bases necesarias para que esta se lleve a cabo y destrone al sistema vigente occidental imperante. ¿Es hora de echar abajo el capitalismo imperante?

Haciendo memoria y devolviendo al presente algunos de los autores más estudiados en la facultad, me gustaría destacar las palabras de alguien totalmente opuesto a Esteva, pero que coincide en algo, y ese algo es la eliminación del Estado. Por todo esto, recordemos alguna de las citas más importantes de uno de los mayores defensores de la Escuela Austríaca, Hayek: “El Estado benefactor de occidente coacciona impidiendo el libre ejercicio de la acción humana y la función empresarial, no tienen incentivos para hacer avanzar la sociedad. La socialdemocracia y el intervencionismo son lastres”. Es imposible que todos administremos los diferentes instrumentos empleados para conseguir el control social.

(Foto: soberania.org)

Artistas de la talla de John Berger catalogan a esta realidad en la que vivimos como “prisión”. Estos términos me parecen desmesurados, simplemente creo que el modelo debe evolucionar en un momento de crisis hacia nuevos y más modernos ámbitos que no se desean dejar atrás. “Cuando el gobierno teme al pueblo, hay libertad. Cuando el pueblo teme al gobierno, hay tiranía”, decía Jefferson. ¿Acaso la democracia es diferente a la que concebíamos? Nada de eso, la democracia sigue siendo lo que era, lo que hay que eliminar son las ansias de poder que se dan una vez se alcanza este.

¿Qué le ocurriría a los medios de comunicación en un pueblo gobernado por el socialismo? Unos medios iguales que no aportarían nada diferente. Puede que a día de hoy haya medios minoritarios, medios que cuentan con una menor difusión, pero de llevarse a cabo esta “revolución” esos medios ni siquiera existirían. Es inútil pensar que algo así funcionaría cuando eres consciente de las más que claras desventajas que ese modelo supondría al mundo que hoy conocemos. La única beneficiada sería, probablemente, la prensa escrita, porque con este modelo la evolución brillaría por su ausencia.

· Olga Dragnic analiza como serían los medios de comunicación en una sociedad socialista: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=17721547011

· Descripción de la comunicación en el mundo capitalista por Meliant Herrera: http://doctoradosociales.com.ar/wp-content/uploads/2013/04/Los-Medios-de-Comunicaci%C3%B3n-Social-en-la-Sociedad-Capitalista-Actual.htm

Finalmente, Klein decía que el pueblo ama al Estado por cuatro razones básicas: paso del tiempo; aceptación de normas; represión de emociones a favor de la paz interior; ver el mundo de otro modo. Mi posición a favor de una “revolución” es completamente inexistente, pero si en algo concuerdo con Gustavo Esteva es en que los cambios no pueden venir de arriba, es la gente quien debe establecerlos.

SUÁREZ PAZ, IAGO 143 A05

Advertisements

Posted on 23 Febreiro, 2014, in Lecturas e filmes and tagged , . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. Creo que, independientemente del dogmatismo que puedan encerrar las palabras de Esteva -que son más bien voluntad de experiencias inmediatas vividas y reales en el zapatismo y en las revueltas de Oaxaca-, el pensamiento de los autores que propone es un pensamiento bien occidental (no ocurre lo mismo en otras artes del mundo, ni existen estas preocupaciones) que equipara socialismo al socialismo soviético (un totalitarismo tan evidente como el fascismo o el neoliberalismo, fases ambas de un capitalismo dominante, el que conocemos ahora bajo la cara de la crisis, inclusive de valores). Una grave equivocación epistemológica, que puede pasar por un discurso sobre el Estado, que también condena al Estado, finalmente. Y otro sobre la democracia que habla de la democracia representativa, como única democracia. No es así. En cuanto a los medios como actor político y permanencia de su estatus y rol social, recordemos, usted mismo lo propone: que sea la gente quien proponga cómo pueden ser. Quien se proponga hacer medios. Y, en esta democracia, los medios de la gente se encuentran subyugados y marginalizados. Escasa libertad, aunque se nos llene por un tubo la boca de democracia. Precisamente. Otro mundo (otra revolución) es posible. Eso propone Esteva, en el fondo.

    • Por supuesto que se nos llena la boca de democracia, por supuesto que creo que los cambios deben venir desde abajo, pero para nada creo que ningún tipo de socialismo ayude a ello. Con esto no quiero hablar de la democracia representativa como única ni nada por el estilo, complemente creo que se han alcanzado unos objetivos que deben buscar otros nuevos objetivos para los próximos años, pero a mí parecer, el socialismo no es uno de ellos. Por eso no me muestro a favor de esta “revolución”, tanto como de medios, como política u otra diferente. Creo que el momento de crisis ha empeorado y perjudicado gravemente la situación actual, pero también opino que el modelo establecido es válido, salvo que tendría que evolucionar en ciertos aspectos y olvidarse de otros.
      SUÁREZ PAZ, IAGO 143 A05

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: