Come mierda y págala

Con los avances, nuestra alimentación cambia como también lo hace nuestra manera de comprar. Los productos que solemos llamar “caseros”, los frescos, los que se venden en los mercados de toda la vida están en decadencia en cuanto a la demanda. Con la industrialización y la masificación de la producción de los alimentos en las fábricas, a través de procesos a veces químicos, nos resulta más fácil y, en ocasiones, más económico ir al supermercado a comprar la leche, la fruta, las hortalizas e incluso el pescado. No nos paramos a pensar en la calidad del producto en cuando a naturalidad y frescor porque ya damos por hecho de que lo que nos venden es bueno, fiable y lo mejor.

En el documental “Nosotros alimentamos al mundo” nos muestra las dos caras de una misma moneda: el método artesanal y el industrial. Uno de los temas que toca es el derroche de alimentos por parte de las grandes empresas que, al no agotar la oferta, optan por tirar la comida que todavía está en buen estado y es comestible y ni siquiera dan la posibilidad de cogerla para aprovecharla. Una de las cosas que nos enseña es cómo faenan los típicos barcos un día más y la calidad del producto que cogen para, más tarde, compararlo con otros de menos calidad que a primera vista y con tan solo una ojeada no se ven tan apetecibles.

En definitiva, aunque a veces resulte un poco más costo veo como un buen acto impulsar el producto natural, elaborado a la vieja usanza y alejarnos un poco de los manoseos que sufre nuestros alimentos antes de comerlos.

Pedrosa París Cintia 142 A05

Advertisements

Posted on 27 Febreiro, 2014, in Lecturas e filmes and tagged , , . Bookmark the permalink. 1 comentario.

  1. Dende o meu punto de vista, coincido contigo Cintia no feito de que, hoxe en día, dada a sociedade na que vivimos, é moito máis cómodo para nós ir ó supermercado e comprar todo alí. Ademais cabe destacar que as costumes están a cambiar. O que antes era completamente elaborado, agora é parcial ou totalmente artificial. E é que realmente é dificil remedialo. Vivimos nunha sociedade dinámica na que cada vez temos menos tempo para cociñar ou para pararnos na elaboración cuidadosa polo que adoitamos ir ó facil e rapido. Tamén coincido contigo en querer impulsar o producto natural que na maioría dos casos é de maior calidade pero tamén é certo que non toda a xente o ve así e na maioría dos casos, e dada a crise que vivimos, a sociedade deixa un pouco de lado a calidade nun intento de buscar o máis económico.
    Rapa Casariego Laura 143 D01

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: