Un tipo genial (Local Hero)

Imagen

La película que decidí ver, Local Hero, a primera vista, no me resultaba  lo suficientemente atractiva, por lo poco que vi en los primeros minutos, no era muy difícil intuir que la historia trata del típico empresario americano cosmopolita con grandes ingresos en su cuenta, que debe ir a un pueblo dejado de la mano de dios a cerrar un trato. En dicho pueblo lo encandilan por su gente y sus paisajes y decide romper con la empresa y quedarse allí para siempre, con alguna lugareña guapa y simpática, por ejemplo.

Pero luego resulta que no es del todo así la historia, el millonario del petróleo, Happer (Burt Lancaster), envía a Mac (Peter Riegert) a un pueblo remoto de Escocia para asegurar los derechos de propiedad de una refinería que quieren construir. Mac, en un primer momento dice que “podría resolver ese asunto por teléfono” y que no le hacía falta viajar hasta allí. Pero no hay más que hablar, viaja a Escocia y junto a Danny (Peter Capaldi) comienza las negociaciones. Los habitantes del lugar, deseosos de obtener beneficios, le ponen las cosas bastante fáciles a Mac y Danny, notándose así, que no sabrán lo que le va a pasar al pueblo si allí construyen una refinería, no miran por la naturaleza, sólo por el dinero que les vayan a ofrecer. El encargado de tramitar las operaciones en el pueblo, es . Sin embargo, un ermitaño local, Ben Knox, es el propietario de la playa del pueblo y no está dispuesto a venderla. Aquí llega Happer al pequeño pueblo, seguro de convencer a Ben para hacerse con su playa, pero Happer, tras la presión que vive en la gran ciudad, y la fascinación que tiene hacia los astros y fenómenos del espacio, es embaucado finalmente por Ben y no compra su playa, si no que cambia el proyecto por uno completamente contrario, el de la protección de las especies y naturaleza del lugar.

Es una película divertida en la que es curioso ver cómo los habitantes del pequeño pueblo hablan de los forasteros con extrañeza y admiración. Ver la hospitalidad de los lugareños con los visitantes y ver cómo poco a poco van ganando un sitio propio en el lugar. Mac se sumerge en un modo de vida que se mueve a un ritmo pausado, donde el paisaje y la comunidad lo envuelven en sus lazos. La parte que más me llama la atención es en la que realizan la fiesta del pueblo, momento en el que Mac, embriagado, le empieza a contar a Gordon su admiración por el pueblo, por los lugares y por su mujer en concreto. Me llama la atención porque en toda la película, el protagonista no muestra ningún tipo de apego hacia el pueblo pesquero hasta ese momento. También que en cuestión de uno o dos días, Happer que no está en el lugar ni la mitad de tiempo que Mac, y cambie su opinión en tan poco tiempo.

Bill Forsyth, describe en Local hero (un tipo genial), con un planteamiento muy sencillo, unos sentimientos como el apego a la tierra o las relaciones entre las personas de los pueblos. Todo ello, con paisajes espectaculares, personajes peculiares y la conocida música de Mark Knopfler que compuso una gran e inolvidable banda sonora. Forsyth, mezcla a la perfección comedia y drama en una película que llega al corazón sin necesidad de sentimentalismos baratos.

Se destaca así también que al final se anteponen las verdaderas necesidades al dinero.

Queda aquí en un enlace para que todos la disfrutéis, la banda sonora compuesta por el gran Mark Knopfler:

Martínez de la Riva, Inés 142.D05

Advertisements

Posted on 27 Febreiro, 2014, in Lecturas e filmes and tagged . Bookmark the permalink. Deixar un comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: