Minorías Flutuantes

Vivimos en una sociedad en la que las relaciones mediáticas las regula el consumo. Cada vez son menos los pueblos e individuos privilegiados y cada vez más los que quedan excluidos por los bienes de consumo. Hoy en día prima la violencia en nuestra sociedad. Y  no solo la física, sino la institucional y la mediática. Una sociedad gobernada y dirigida por una élite hegemónica cuyo mayor desafío es el de establecer normas y reglas. Una sociedad en la que priman las minorías y en la que vemos como natural el poder hegemónico.

“Se não existe Deus tudo e permitido”

A pesar de esto, Raquel Paiva atisba cambios en nuestra sociedad que vienen de mano de estos grupos de gente, de estas minorías conocidas como contra-hegemónicas.  “Minorias Flutuantes” las que consiguen escandalizar a la sociedad en un intento de cambiar lo establecido. Son aquellos grupos de gente que ven en el escandalo un medio para llamar la atención de la élite hegemónica. Grupos que apenas tienen actuación salvo escándalos mediáticos. Sin apenas actuación política, estas minorías son las que buscan el cambio social. Simplemente llegando a las instituciones a base de escandalizar a la sociedad.

communityofpractice-1

Para algunos puede ser el mejor camino. Para otros quizás una manera patética de reivindicar lo que uno quiere. Pero lo que estas buscan es una vía de convivencia pacífica e igualitaria, basada en el respeto, capaces de hacer frente a la crueldad de las instituciones.

Rapa Casariego Laura 143 D01

Advertisements

Posted on 28 Febreiro, 2014, in Lecturas e filmes and tagged , . Bookmark the permalink. 4 Comentarios.

  1. Estoy completamente de acuerdo en que muchas veces hay que hacerse oír de una manera u otra porque hay muchas voces calladas en la sociedad actual, lo que no me parece correcto en la forma en que muchas veces se lleva a cabo. Cuando para conseguir esto se cruza la línea de los derechos del resto se está yendo demasiado lejos. Además, en mi opinión se pierde la razón, pero quizás sea tan solo una apreciación mía. Hay que saber cómo mostrar tu voz, a partir de esa premisa todo será más fácil.
    SUÁREZ PAZ, IAGO
    143 A05

    • Cierto Iago. Tal y como comenté cada uno es libre de considerar una buena forma o no la de intentar mediar a través del escándalo pero coincido contigo en que esas minorías deben hacerse oír. Quizás lo que deberían cambiar es el modo de acción pero puede ser que de otro modo no consigan resultados.
      Rapa Casariego Laura 143 D01

  2. Está claro que as minorías queren cambiar súa condición e isto non sempre é sinxelo. Ben pode ser porque non teñen argumentos suficientes como para gañar “adeptos”, ben porque o sistema non os deixa entrar. É neste segundo caso cando, para min, estaría xustificada unha acción máis forte e na que se poida exercer algún tipo de forza maior contra do suxeito opresor (chámese Estado, chámese señor X, chámase J.B.). O debate está en… onde poñemos o límite?

    Gómez Sal, Lucas. BCP 203

    • Completamente dacordo Lucas. Ó igual que comentei antes, como resposta ó comentario de Iago, non sempre é o mellor dos métodos pero quizais, en certas ocasións, sexa o único xeito de chegar ós “superiores”.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: