En los detalles

Soy de las que opinan que puedes conocer mejor a una persona por lo que no dice. Por todo aquello que se calla, y que al final resulta más importante que todas las palabras que se lanzan desde el otro lado del escritorio. Los silencios definen a las personas. Y aunque parezca difícil, de eso es de lo que voy a hablaros. De lo que la gente no escucha.

De mi visita a la oficina de aCentral, saqué un par de conclusiones. La primera, confieso, no tuve que pensarla mucho. Puede que porque la propia desnudez de la habitación me la gritaba. Todos pensarán, a estas alturas, que el símbolo que une a los miembros de Folque es la música. Y no se equivocan, claro. Es lo evidente. Sin embargo, hay otro aspecto que los mantiene férreamente ligados, un nexo común en su personalidad, en su forma de ser y de ver el mundo. Son espíritus nómadas. Gente de coche y carretera, en constante cambio. Pocos viven en un lugar el tiempo suficiente como para asentarse. Unos meses, puede. Nada demasiado extenso.

carretera

Tampoco se atan demasiado a otros grupos. Mantienen relaciones con ellos mientras éstas son productivas, pero las abandonan en el momento en el que la reciprocidad, necesaria para un vínculo real, se estanca. Sin penas y sin llantos. Lo secunda la estridente risa de Chito, que aún resuena en mi memoria.

Por otra parte, encontré el individualismo. Un aspecto curioso dentro de la comunidad. Normalmente, cuando pensamos en una organización social, damos por sentado la interdependencia. Sin embargo, cada miembro de Folque mantiene una libertad extraña, como si no se necesitasen realmente.

Y finalmente, hallé temor. Conocer a una persona es convivir con sus miedos. Y ellos tienen. Temen la inestabilidad económica. Temen el tiempo, que hace que tengan que mirar atrás para ver su juventud. Que les obliga a velar por su futuro, porque ya no está tan lejos ni es tan irrelevante.

Son las cosas que nadie dice. Las cosas que veo.

PARDO CREGO, ALICIA 142. A04

Advertisements

Posted on 3 Marzo, 2014, in Posts individuais and tagged , . Bookmark the permalink. 16 Comentarios.

  1. Realmente es interesante la forma de vida de estas personas. Se pueden considerar nómadas, como nuestros antepasados. Además, por lo que dices, parecen que son algo interesados, “Mantienen relaciones con ellos mientras éstas son productivas, pero las abandonan en el momento en el que la reciprocidad, necesaria para un vínculo real, se estanca”. Y si, piensas en comunidad y lo primero que viene a la mente es la interdependencia, o al menos a mí.

    Baldomir Puga, Noelia 141 A01

    • Se puede ver como un comportamiento interesado, sí, pero también como una simple forma de actuar basada en lo que es práctico y lo que no lo es. En nuestra sociedad existe la idea de que, en general, una vez iniciada una relación con una persona o un grupo concreto, debes mantenerla por cortesía, aunque ya no signifique nada o sea incluso perjudicial. Lo señalé como un dato curioso, una impresión mía, como todo lo escrito. Particularmente creo que es una forma poco aceptada de honestidad. Que aún así estén dispuestos a mostrarlo, en lugar de ofrecer un discurso de cooperación constante, me parece de valientes. Es fácil perder tus objetivos en las multitudes, algo que ellos no están dispuestos a permitir.

      PARDO CREGO, ALICIA 142.A04

      • Si puede ser una forma de actuar práctica o no, pero eso no justifica el interés de por medio. No lo considero como una forma poco aceptada de honestidad, pienso que a ellos le conviene en conjunto actuar así, y tanto como de valientes no, porque lo comparten todos. Si fuesen unos cuantos si que se les podría considerar valientes. Aún así tienen claros sus objetivos, y eso es de admirar.

        Baldomir Puga, Noelia 141 A01

  2. No entiendo en qué se diferencia que mantengan ese discurso todos o solo unos cuantos. De todas formas, ten en cuenta que las relaciones que se establecen son beneficiosas en ambos sentidos, es decir, la asociación no se “aprovecha” de ningún grupo. Tampoco creo que les convenga, realmente, como dices. Es una forma de ganarse algún que otro enemigo, y eso no es muy positivo para ellos. Por ejemplo, tengo entendido que les ocurrió con algunos partidos políticos. Eso les perjudica, pero ellos no quieren verse atados por la política, ni atar con ellos la asociación o lo que verdaderamente persiguen. Por eso hablaba de valentía. Por la fuerza que exige enfrentarse al poder.

    PARDO CREGO, ALICIA 142.A04

  3. Esposito explica que parte de la comunidad es la inmunidad. La inmunidad, como dije, es lo inverso a la comunidad, pero no plantea un problema dicotómico, ni binario, sino bipolar y pendular. Los miembros de la comunidad distinguen bien su exposición a los demás, su desprendimiento, de lo que es propio de su persona. Quiere esto decir que lo que llamamos individualismo es una modalidad de la inmunidad, de lo propio y privativo de cada persona. No es extraño, como bien dice que esto se practique en una comunidad, como bien dice vde., nómada. No obstante, este nomadismo debiéramos de entenderlo como desde la memoria del pasado nos transfiere, la búsqueda de recursos y la no sujeción al lugar (aunque sí su constante referencia de comunidad perdida, tal vez).
    En todo caso, creo que es llegado el momento en que las conversaciones mantenidas salgan, emerjan, en sus textos, por otra parte, muy interesantes en sus análisis.

    • Precisamente me refería al nomadismo como un constante cambio de lugar. Y, aunque pueda resultar paradójico, justo el hecho de moverse de forma continua- no solo la comunidad, sino también cada individuo que la forma- es un símbolo que los une, una actitud que refuerza su identidad como grupo.

      PARDO CREGO, ALICIA 142.A04

  4. A min tamén me choca o individualismo que amosan os integrantes desta asociación. Nómadas ou non, queiran ou non as relacións con outras persoas son inevitables. Non é a música unha forma de expresión? Se actúan tan friamente como dis, comezo a pensar que son seres verdadeiramente interesados. Para min inmunidade e comunidade son dous polos opostos. De aí que obteñamos frases como “divide y vencerás”, é dicir, unha comunidade caracterízase por estar unida, un dos principais rasgos que a caracterizan é que os seus membros comparten algo que os fai únicos. Doutra banda podo medio entender que os integrantes de aCentral Folque eviten o COMPROMISO. Non coa súa actividade, senon nas relacións esporádicas que poidan establecer con outros músicos. Manter unha relación, de calquera tipo conleva tempo, algo que estes nómadas contemporáneos non teñen.

    Seijo Vigo, Laura 143. D02

    • Repito lo dicho en mi respuesta a Noelia: yo, personalmente, no veo el interés en ninguna parte. Folque no se “aprovecha” de nadie. Por lo que he visto hasta ahora, tan sólo son prácticos. Muchas veces, diferentes partidos les han instado para que permanezcan en una zona o para que continúen su relación, como si de esa forma pudiesen hacerlos “suyos”. Pero ellos se van, no por motivos personales respecto al partido o grupo con el que se relacionan, sino porque el nexo ha perdido su sentido y alargarlo perjudica el alcanzar su verdadero objetivo, que es la defensa y difusión de la música tradicional gallega.
      Por otra parte, he de decir que en un principio a mí también me chocó el individualismo que presentaban dentro de la comunidad. Que cada uno fuese de aquí para allá, que no tuviesen horarios fijos. Creo que la razón por la que nos resulta tan impactante es porque estamos acostumbrados a una determinada forma de trabajo, que es la vemos en las empresas. Eso no quiere decir que los resultados sean mejores. Dije, además, que parecía que no se necesitaban, no que no lo hacían. Esto no quiere decir, además, que no sean una comunidad. Precisamente hablo de que esa actitud, esa forma de ver la vida, la libertad y el nomadismo, es otro rasgo que los une. Y por supuesto, se comprometen. Como dices un, por llamarlo de algún modo, “compromiso eterno” con otros grupos no es posible para ellos, pero sí existe un enorme compromiso con la música, con el objetivo de su asociación, y una especie de compromiso tácito entre ellos. Cada uno confía en los demás, en que saben lo que hacen y en que harán lo mejor para la asociación; y esto es precisamente lo que les permite esa actitud individualista.

      PARDO CREGO, ALICIA 142.A04

  5. ¿Es raro no querer relacionarse? Como ya comenté alguna vez en este blog, dos psicólogas que trabajan como voluntarias en la asociación Itínera comentan que sólo es raro aquello que la sociedad ve como raro porque no sigue las reglas generales. Esto no significa que el acto sea extraño en sí. Claro que somos seres sociales, claro que solemos estar en continua comunicación pero ¿y si no lo hacemos? ¿Somos menos humanos? Toda regla tiene su excepción. Por tanto, cada uno con su decisión. Lo interesante sería reflexionar si estas actitudes ermitañas rompen el vínculo entre comunidad y comunicación.

    OCA DOMÍNGUEZ, ANDREA 142.EO2

    • Estoy de acuerdo. Es precisamente lo que le acabo de decir a Laura: que estamos acostumbrados a ver una forma de trabajar, y que otra nos parece extraña, aunque no lo sea realmente. En cuanto a la relación entre comunidad y comunicación, puede que me expresara mal. Mantengo que lo que me extrañó fue que no necesitan estar juntos para trabajar, y que cada uno va un poco “a su bola”, pero eso no quiere decir que no se comuniquen en ningún momento. Obviamente si los individuos de un grupo no se relacionan, la comunidad se pierde.

      PARDO CREGO, ALICIA 142.A04

  6. Que raro es comunicarse sin realmente comunicarse, sin utilizar la palabra, que es lo más potente. Obviamente pese a ser un grupo bien formado, cada integrante tendrá sus opiniones, su familia, sus amigos y su vida aparte. Pero esto tampoco creo que quiera decir que no se necesiten los unos a los otros. Si no se tuvieran no existiría tal organización por lo tanto yo ahí discrepo.
    Lo que me sorprende es que cada cierto tiempo algunos miembros se van, no permanecen siempre ahí. Entonces esa comunidad cambia cada poco ¿no? No es una comunidad con unos miembros fijos sino que varían, y por lo tanto ¿varía también su comunicación?

    CARREIRA SALGUEIROS, CLARA 141 D01

    • Definitivamente no es lo que quería decir. No me refiero en ningún momento a que no hablen. Se comunican, está claro, tan solo es que su forma de trabajar es bastante distinta a lo que normalmente vemos. No necesitan estar juntos para llevar a cabo sus proyectos, no hay tanto burocracia, los individuos confían los unos en los otros y por ello hay más libertad. En cuanto al nomadismo, son personas de carretera. Eso no significa que los miembros varíen, solo que la comunidad se disemina y se vuelven a juntar a intervalos. Con las nuevas tecnologías, si es más fácil mantener las relaciones a pesar de la distancia física, ¿Por qué no iba a resultar lo mismo a la hora de mantener una comunidad?

      PARDO CREGO, ALICIA 142.A04

  7. ¿Qué quieres decir con que mantienen relaciones con otros mientras son productivas? Entiendo que en cierto sentido se “aprovechan” de todo aquello que les puede aportar una persona hasta cierto punto. Al margen de juzgar este tipo de comportamiento creo que el hecho de desplazarnos continuamente no hace que tengamos una forma predeterminada de relacionarnos con los demás puesto que muchas veces afianzamos nuestras relaciones sin quererlo.
    Por otra parte hablas de individualismo y de la falta de interdependencia entre los miembros, lo que me llama la atención pues desaparece prácticamente la idea de comunidad.

    Santos Villaverde, Andrea 143 C03

  8. Me refiero a que mantienen relaciones con otras personas mientras son prácticas. De nuevo, no veo que se aprovechen, porque hay una reciprocidad. Ellos no solo reciben en una relación, también dan. Se limitan a cortarla cuando ha dejado de tener sentido y para no terminar atados o relacionados con partidos políticos que consideran que, por estar en su territorio, “les pertenecen” o son simpatizantes de su política.
    Tampoco dije que su estilo nómada les lleve a relacionarse de una forma predeterminada, sino que es un rasgo que tienen en común los miembros de la comunidad. Obviamente, como en todos los grupos, las similitudes en la forma de ver la vida, y en este caso de vivirla, suponen un rápido progreso en la relación entre los miembros, pues favorece la comprensión mutua.
    Finalmente, hablo de individualismo en el sentido de la libertad de actuación dentro de la organización. No creo que eso haga desaparecer la comunidad. Mantienen su compromiso y en algún momento obviamente se comunican, tan solo tienen una forma más libre de trabajar.

    PARDO CREGO, ALICIA 142.A04

  1. Pingback: Cando non quedan palabras | Común (e persoal)

  2. Pingback: Analizando el trabajo en equipo: memorias posts 142.E00 | Común (e persoal)

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: