Remediar la soledad

“Mi gran problema fue que no quería dejar el alcohol. Me dio una vida mejor de la que tenía. Aunque lo cierto es que había salido de un infierno para meterme en otro”. Tomó su primera copa a las catorce años, aunque ya sabía de cerca lo que eran las bebidas destiladas. Su padre también era alcohólico.

El botellón es una práctica muy usual en nuestros días, donde la gente empieza a beber  muy jóven

El botellón es una práctica muy usual en nuestros días, donde la gente empieza a beber muy jóven

El jueves, 27 de febrero, el sol, por raro que parezca, bañaba la terraza de la Plaza Roja en la que nos sentamos a tomar un café. Hablamos de Alcohólicos Anónimos y de su experiencia en la organización, tanto en su rehabilitación como colaborador. A día de hoy, son 35 años los que acumula a sus espaldas sin beber.

Su travesía con la bebida empezó joven, en México, su país natal. Tal y como él narra, en un principio supuso un descubrimiento fabuloso, una catapulta hacia la vida social dentro de su colegio, agrandando sus relaciones sociales y adquiriendo status, llegando a convertirse en el representante de los estudiantes. Cada vez la ingesta era mayor y el efecto menor, con excepciones. Llegó a sufrir un coma etílico, momento en el que sus compañeros de borrachera temieron por su vida y empezaron a dudar de su control. A pesar de vivir un infierno, al día siguiente siguió bebiendo. Poco a poco, entró en una espiral destructiva en la que el resto de los amigos le dejaron aislado, teniendo que buscar nuevas compañías para beber.

Su caso no es diferente al de otros alcohólicos. Hay muchas causas por las cuales una persona decide darse a la bebida, entre ellas problemas a la hora de relacionarse. La personalidad débil de una persona tímida, aislada de su círculo social por no tener las aptitudes suficientes, la carencia de la destreza en las relaciones interpersonales, la conduce a una situación de soledad muy dolorosa. Y esta situación desaparece con un par de copas encima.

Él ha conseguido superar su adicción con la ayuda de AA. Y ahora ayuda a otros a llegar a la meta en la que él se encuentra. En el próximo post, hablaremos de cómo el apoyo entre personas que sufren la misma problemática es decisiva.

Neira Feáns, Carolina. 142 B04

Advertisements

Posted on 4 Marzo, 2014, in Posts individuais and tagged , . Bookmark the permalink. 15 Comentarios.

  1. El problema del alcohol existe desafortunadamente en todos los paises. Sabemos que entre los jovenes este problema es siempre màs dificil de resolver sobretodo porqué hoy en dìa parece obligatorio tomar para pasarlo bien. Claro que no es asì. Por cierto nuestra sociedad necesita cambiar muchos pensamientos, totalmente fuera de control como los màs conocidos: Alcohol y drogas. Ahora es nuestro deber aprender y educar los hombres y mujeres de mañana. Nosotros somos el futuro.

    • Efectivamente, Cristina. Paliar este problema en los jóvenes el algo más complicado porque el estigma social de “es necesario beber para divertirse” existe. Por ello, la educación y la información es la clave para, desde muy pequeños, dejarnos claro cómo debemos comportarnos ante este tipo de hábitos de consumo de productos dañinos.

      NEIRA FEÁNS, CAROLINA 142.B04

  2. No creo que beber una copa cuando se sale de fiesta sea malo. Es decir, tampoco se deberían juzgar actos solo por que lleven la palabra alcohol en ellos.

    El botellón se ha convertido en una reunión social por todo lo que conlleva, pero resumámoslo en conocer gente y ahorrar un poco. No le veo nada de malo, es más, lo veo positivo (comparativamente hablando con beber en bares), el problema radica en saber que solo deberás beber cuando celebres este tipo de encuentros y no todos los días, como remarcaba vuestro entrevistado.

    Quiero decir con esto, que doy la razón en que es más un problema personal y de cabeza, que social, al menos, esa es mi opinión. He compartido botellones con mucha gente de esta clase y no creo que ninguno sepamos que no tenemos que parar cuando al día siguiente nos levantamos con dolor de cabeza y náuseas.

    Lanzo una piedra en contra de algunas facciones de la sociedad (sorprendentemente suelen ser los británicos), y el tema del Neknomination, eso sí es de borregos y si lo veo un problema social, hay mucho valiente inconsciente.

    • Fernández Díaz 141 C02

      • No es la cuestión de un botellón o de beber en un bar, la localización, a fin de cuentas, es irrelevante. Es el hecho de que en la sociedad asociemos el alcohol a momentos lúdicos, muchas veces sin contemplar la posibilidad de actuar en esos momentos sin presencia del alcohol. Y aunque, todos hemos bebido en botellones y lo seguiremos haciendo, también tenemos que reconocer que bebemos unas cantidades bastante desaconsejables, aunque no lo hagamos con tanta frecuencia. La clave de todo es tener claro que se trata de una droga y que por ello, como todas las drogas, ùede dominarnos y hacernos adictos a ella. Lo que pasa es que con el alcohol somos más “tolerantes” porque no vemos sus efectos más dañinos hasta que pasa un tiempo considerable. Pero los efectos a largo plazo pueden ser igual o más duros que los perceptibles a corto plazo.

        NEIRA FEÁNS, CAROLINA 142.B04

  3. Me parecen muy impactantes las frases que recoges en este post. Me parece que caer en el alcoholismo es muy fácil cuando estás pasando por situaciones difíciles, y en cambio, salir de ello es complicado. Creo que es fundamental el apoyo de personas que ya han dejado atrás su adicción para ayudar a otros que todavía siguen siendo víctimas del alcoholismo. Además, creo que la sociedad no es consciente de los riesgos que tiene consumir alcohol. Lo vemos como algo normal, como algo casi obligatorio para estar integrado dentro del grupo de amigos. Hoy por hoy, casi no se entiende salir de fiesta sin tomar alguna copa, y cada vez se empieza a beber antes. Creo que es algo a lo que debería ponerse remedio, pero también creo que cambiar esas costumbres es muy complicado.

    García Vilar María 142.C03

    • Sin lugar a dudas, María. Estos hábitos son casi imposibles de cambiar porque están estigmatizados socialmente y van parejos a nuestra cultura. De hecho, yo no creo que la solución pase por cambiarlos, ni si quiera por prohibirlos (pongamos de ejemplo la Ley Seca). Creo que la solución más efectiva sería concienciar más frezomente de la importancia de la MODERACIÓN a la hora de consumir. Y esto podría aplicarse a todos los productos en general. El refrán de “todos los extremos son malos” es muy ejemplificador, ya que no creo que de repente deba desaparecer el alcohol de la sociedad, simplemente tenemos que educarnos para saber consumirlo con responsabilidad, al igual que el azúcar, la comida rápida, los refrescos…

      NEIRA FEÁNS, CAROLINA 142.B04

  4. O primeiro que pensei cando rematei de ler o teu post foi como un grupo pode ser negativo e positivo.
    Moitas veces é a presión de grupo a que leva a un rapaz a beber o seu primer cubata, outras integrarse nese grupo é o motivo desa primeira copa.
    E por outra parte o positivo de estar nun grupo que che axude a superar os teus problemas e onde te podes abrir e falar con liberdade.
    Hernández Varela, Paula 142.D02

    • Muy buena apreciación, Paula. La verdad es que el grupo puede sacar lo mejor y lo peor de nosotros, dependiendo de la presión que ejerza sobre nuestra persona. La dualidad de la ética social y grupal, siempre presente.

      NEIRA FEÁNS, CAROLINA 142.B04

  5. Precisamente hoy escuchaba en las noticias que la media de edad a la que se empieza a beber en España es la de 14/15 años. Propones como causa la necesidad de integrarse y relacionarse en un grupo con mayor facilidad y en el caso de los jóvenes probablemente sea así. Partiendo de la base de que me cuesta concebir lo que hace un menor de 14 años en un botellón y el hecho de que cada vez se consuman bebidas alcohólicas a edades más tempranas, lo que más me cuesta entender es que no se tomen las medidas necesarias para enfrentar esta situación. ¿Conocen los jóvenes realmente los riesgos del alcohol? Si los conocen está claro que hacen “oídos sordos”.
    Como ya he expuesto en otro post, en general no somos conscientes de lo fácil que es caer en esta enfermedad ni de lo díficil que es salir de ella. Fundamentalmente me gustaría conocer cómo es el proceso de lucha para salir del paso, puesto que es constante. Por lo pronto veo interesante tratar el tema del apoyo del resto de miembros ya que tener a alguien con quien compartir los problemas es fundamental en estos casos.

    Santos Villaverde, Andrea 143 C03

    • Como en todo, Andrea, nuestra sociedad escucha lo que le interesa. Tanto con el alcohol como con otras drogas, no existe generación que esté mejor informada que la nuestra. El problema es que anteponemos la diversión y la “juventud” a una visión de futuro.
      Además, medidas sí que existen, como la restricción de beber en la calle en ciertas ciudades o la prohibición de venta de alcohol o tabaco a menores de 18 años. El problema no es la existencia o no de estas medidas, el problema es su aplicación, que, como todos sabemos, es nula.

      NEIRA FEÁNS, CAROLINA 142.B04

  6. A día de hoy muchos jóvenes empiezan a meterse en el mundo del alcohol sin ser conscientes. Comienzan tonteando con él, y cuando se dan cuenta ven que se encuentran en una espiral de la que no son capaces de salir. Y en muchos casos lo hacen para integrarse en un grupo o para hacerse los mayores. Además, el otro día vi precisamente cómo en la televisión salió un estudio de que la edad media de iniciación en el mundo del alcohol es a los 14 años, al igual que el protagonista de tu post, y a esa edad muchos hacen lo que sea para aparentar ser lo que no son: maduros.

    Rial Maneiro, Ana 143 B03

  7. Hay cientos de causas por las que una persona puede darse a la bebida.Y aunque me parezca increíble que se empiece a beber tan pronto(14 años), creo que los problemas de alcoholismo no suelen venir de ahí. Sino de juntarse con malas compañías, sufrir una pérdida, sentirse solo, etc.
    En este problema la mayoría de las veces se entra y se está solo, pero estoy de acuerdo en que hay que salir de él en grupo. Con la ayuda de los demás.

    MACÍAS TARRÍO, ROSALÍA 142.D04

    • Juntarse con malas compañías puede ayudar a agrandar tu problema. Creo que la linea de nuestros post, muestra como el alcohol no es más que un simple instrumento con el que canalizar tu “basura” interior. El problema no es el uso del alcohol, el ser humano tiene una primitiva tendencia a alterar su estado de conciencia, véase: http://www.lareserva.com/home/plantas_alucinogenas Salir de su adicción pasa por reconocerla y reconocerla en grupo y sentir esa pertenencia al grupo por un “problema” común es lo que a cada uno de ellos, les ayuda a salir por separado. Pero las malas compañías no influyen ya que la vida está conformada por una consecución de decisiones propias.

      GONZÁLEZ CARRASCO, MARTA 142.B01

  8. Creo que uno de los puntos más acertados del post es la forma en la que se resalta en carácter social que afecta al desarrollo del alcoholismo. Uno de los grandes problemas del alcohol como vicio es, a mi manera de ver, la sensación de seguridad que proporciona y además la gran aceptación social que ha tenido siempre su abuso, siendo este una representación de fuerza, sobre todo entre hombres, que creen erróneamente que es una muestra de virilidad.

    CALDERON SEIJAS, IVAN

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: