La fuerza ferrolana del comunitarismo

Ponemos fin a nuestro recorrido por el mundo de los medios comunitarios, principalmente, aquéllos que encontramos en el entorno gallego. Para cerrar la fase de trabajo de campo, y como ya hemos adelantado en los últimos posts individuales, nos fuimos hasta Ferrol para visitar la radio comunitaria Filispim.

foto 2

Estudio Filispim. Foto de Clara Gonzàlez

Allí pudimos conversar con representantes de la asociación cultural Fuco Buxán, y del colectivo OPAII al cual pertenece Radio Filispim. También asistieron personas que participan a título personal en representación del departamento de Portugués de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) que emiten en los programas A boa onda o Galegas de cá é de lá para impulsar la lengua portuguesa y también gallega. Otro de los contenidos que resaltamos y del cual hablamos con su autora es Sin Fronteras que trata temas de inmigración, derechos humanos, aspectos legislativos. El programa pretende una conexión entre Ferrol i el extranjero. Por último, también contamos con la presencia de Vicente Irisarri, ex alcalde de Ferrol quien realiza en la radio un magazine sobre medio ambiente, música y surf.

Al hablar de Radio Filispim como medio comunitario, la definieron como una radio independiente ya que evitan cualquier compromiso económico o político, una radio que aporta frescura y que ofrece una visión panorámica de la realidad más próxima, basándose en programación local. Destacan del medio que se crea un ambiente relajado para que fluyan las charlas, aunque este aspecto puede decaer en un ritmo demasiado lento para un espacio radiofónico. La gran mayoría de los miembros se unieron a este proyecto porque son amantes de la radio de una manera u otra, o bien porque querían comunicar a través de una participación libre, y de un formato que les permitiera tiempo.

foto 1

Los miembros de Filispim en el estudio. Foto de Clara Gonzàlez

Por otra parte, también se debatió sobre la radio como espacio de encuentro social. Radio Filispim crea una comunidad en el mismo medio ya que sus integrantes crean su propia red de ayuda, están en contacto, buscan objetivos en común, etc. Además, semanalmente se realiza un programa colectivo pero des de la voluntad y la generosidad de cada uno, no se obliga a participar.

¿Somos realmente comunitarios? Esta cuestión fue una de las que más llevó a la reflexión. El cofundador de Filispim, André Pastor, afirma que cualquier persona puede participar siempre y cuando respete los principios del Decálogo que está en su web. Mediante asamblea se aprueba o se rechaza la admisión de nuevos miembros.

¿Somos comunitarios?

Nuestro estudio está llegando a su fin. Con todo lo que hemos observado, podemos afirmar que los medios comunitarios se configuran como una posible salida profesional en el campo de la Comunicación desarrollando nuevos perfiles laborales como el educomunicador, como hemos visto con el proyecto AGARESO del que hablan nuestros compañeros. Otro ejemplo de búsqueda de nuevos nichos al margen de los medios de comunicación convencionales es María Yañez quien destaca el perfil de creador de páginas web sencillas y al alcance del usuario tal y como nos cuentan en el post grupal El desconocer del periodista.

Grupo 142.F00

Posted on 4 Abril, 2014, in Posts grupais and tagged . Bookmark the permalink. 1 comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: