Daily Archives: 29 Abril, 2014

Conferencia de Xurxo Salgado y Marta Paredes

El pasado viernes 25 Xurxo Salgado, director de Galicia Confidencial, y Marta Paredes, experta en social media, vinieron a ofrecer una charla sobre las salidas alternativas de periodismo. Aquí os dejamos un video que recoge algunas de las partes más interesantes.

143A00

Estudio Anexos 142.F00

GRUPO 142.F00

Gonzàlez Daniel, Clara                 142.F03

Pérez Hernández, Anna                142.F04

ANEXOS

GUIÓN DE TEMAS O CUESTIONES PARA LA CONVERSACIÓN / DIÁLOGO

  1. ¿Qué programa/s haces y/o en cuál/cuáles participas?

¿Qué tipo de programa es (género y tema)?

  1. ¿Participáis en nombre de un colectivo, asociación grupo de intereses comunes o proyecto individual? ¿Cuál?

  1. ¿Cómo conocisteis  la emisora y por qué quisisteis participar en ella? ¿Qué queríais comunicar?

  1. ¿Qué os ha exigido más esfuerzo a la hora de participar en una radio comunitaria: el manejo de la tecnología, mantener la continuidad del programa, participar en las asambleas… (conjugar compromiso y falta de tiempo)?

  1. ¿Qué os aportó la participación en la radio a nivel personal?

A partir de la participación en la emisora, ¿en qué mejoró la asociación o colectivo?

  1. Gracias a participar en la emisora, ¿contactasteis con otras personas o colectivos? ¿cuáles?

¿Se materializaron esas relaciones en colaboraciones en otros programas, en proyectos o acciones promovidas por otros compañeros o por la emisora como tal?, ¿y en acciones al margen de la emisora?, ¿cuáles?

  1. ¿Atienden vuestros programas sólo a los problemas e intereses del grupo o colectivo que representáis o también a otros temas?, ¿cuáles?

  1. ¿Qué otro tipo de colectivos o grupos créeis que debería participar u os gustaría que participase en la radio?

¿Por qué creéis que no participan y cómo se podría fomentar su participación? (desconocimiento del medio comunitario, falta de cultura participativa, falta de tiempo…).

  1. Partiendo de vuestra participación en la radio comunitaria, ¿qué entendéis por comunidad? (el ámbito territorial de la emisora –la ciudad, la comarca–, los oyentes –individuos y colectivos sociales–, vuestros compañeros de la emisora con los que formáis también un colectivo…)

¿Y por programas comunitarios? (los que producís entre todos los miembros de la emisora, los producidos por colectivos o asociaciones…)

  1. ¿Qué destacaríais de esta emisora con respecto a otras (comunitarias –si las conocéis– y no comunitarias)?

  1. Evolución de la radio. ¿Con que idea nació y qué es actualmente?

  1. ¿Existe intercambio de ideas y contenidos entre los diferentes medios comunitarios?

  1. ¿Cómo describiríais la situación actual de los medios comunitarios sobre todo en relación al contexto legislativo?

CUESTIONARIO ENTREVISTA DE PREGUNTAS ABIERTAS  A DIRECTOR CAMPUS CULTURAE

¿Cuáles son las motivaciones para crear la radio?

La principal motivación es el hecho de que no existiese ninguna en la Universidad de Santiago de Compostela hasta el momento y también, en relación con esto, la necesidad de tener un canal de expresión para la comunidad universitaria, principalmente, los y las estudiantes. Por otra parte, para los estudiantes de la facultad de Ciencias de la Comunicación puede ser una buena herramienta para poner en práctica los conocimientos adquiridos a lo largo de la carrera.

¿Cuales son vuestros objetivos?

El principal objetivo es el de dar voz a las minorías, a aquellas personas y colectivos que difícilmente tienen la oportunidad de que se les escuche en un medio de comunicación comercial. Por otro lado, otro de los objetivos es la difusión de la cultura, en especial, aquellas formas de expresión con menos posibilidades de darse a conocer ante el público.

¿Creéis que estáis cumpliendo alguna función social? ¿Cuál?

Por supuesto. Teniendo en cuenta que uno de nuestros objetivos es dar voz a quien no se le escucha habitualmente a través de otros medios de comunicación, al mismo tiempo estamos dando a conocer al público realidades que quizás desconocían y esto se relaciona directamente con la tolerancia, por ejemplo, por lo que podemos estar ayudando a disminuir complejos y estereotipos y a la vez acercando culturas entre sí.

¿Quién puede participar en vuestra radio?

Puede participar cualquier persona que sienta la necesidad de comunicar algo. Es un medio dirigido principalmente a la comunidad universitaria pero no es necesario ser miembro/a de la universidad para poder participar.

¿Os veis como un medio comunitario o simplemente universitario?

Creo que más bien un híbrido entre los dos modelos. Por un lado somos un medio universitario, por la institución que respalda el proyecto y los miembros que paricipan en ella pero también somos un medio comunitario. Primero porque la universidad también puede considerarse una forma de comunidad y también porque no nos limitamos a tratar temas estrictamente universitarios ni tampoco excluíamos a personas ni colectivos ajenos a la universidad. Al contrario, animamos a que participen.

¿Cuántas personas participan ahora mismo en Campus Culturae?

Ahora mismo la cifra ronda las 40 personas.

Si puede participar personas que no sean universitarias. ¿Qué requisitos tienen que cumplir?

Principalmente deben compartir alguno de los objetivos del proyecto, y no necesitan atenerse a condiciones diferentes respecto a los colaboradores universitarios.

¿Representáis solamente al colectivo universitario o alguno más?

Aunque el colectivo universitario tiene una presencia mayor en la radio, tienen cabida otros como las personas inmigrantes, las personas con discapacidades. Pero más que representar a alguien creo que lo que hacemos es ofrecer los medios para que los colectivos que lo necesiten puedan representarse ellos mismos.

¿Creéis que estáis formando nuevas relaciones dentro de la radio que pueden convertirse en una nueva comunidad?

Sí, aunque no en una comunidad cerrada, por supuesto.

¿Qué ideas creéis que se transmiten con los programas o con la ideología general de la radio?

Pues principalmente, insisto en la tolerancia y el respeto hacia lo “diferente” (que al final no lo es tanto), y la rotura prejuicios y de tabúes.

¿Os habéis inspirado en alguna otra radio existente? ¿Cuál?

No especialmente. Aunque yo, en particular, fui colaborador en la radio universitaria de la Université d’Avignon y también tuve cierta experiencia en alguna radio libre como es el caso de Radio Agareso y eso seguro que influye en mi aportación al proyecto

¿Creéis que Campus Culturae aporta beneficios a la universidad o a la ciudad de Santiago de Compostela?

Claro que sí. El conocimiento, que es algo que intentamos difundir con este proyecto, siempre es una fuente de riqueza e incluso es una riqueza en sí mismo, quizás la más importante por encima, evidentemente, de la riqueza en el ámbito económico. Con el saber se puede encontrar la forma de generar riqueza (económica) pero el conocimiento no puede comprarse con dinero. Podrán comprarse los diplomas pero no el conocimiento.

Muchas gracias.

De nada… a ti.

Estudio de investigación 142.FOO

MEDIOS COMUNITARIOS (Modalidad Proyecto)

Clara Gonzàlez Daniel                                                      GRUPO 142.F00

Anna Pérez Hernández

 

LOS MEDIOS COMUNITARIOS: ORÍGENES Y NATURALEZA

Peppino Barale (1998: 28), se remonta a los años setenta ochenta en América Latina como fecha en que aparecieron especialmente formas novedosas formas de acción colectiva como respuesta a la cancelación de las vías institucionales para exponer las demandas sociales. Aunque muchos de estos proyectos comunitarios desaparecieron,  las radios educativas, populares y comunitarias fueron capaces de trascender y generar su propia crítica, hasta al punto de convertirse en una manifestación social que ha ido acompañando distintos procesos sociales. Otro ejemplo lo podemos ver en el documental Voices from Magdalena donde se puede observar cómo la población cercana al río Magdalena de Colombia crean una radio comunitaria para tratar temas de interés local y alejar a los habitantes de los conflictos armados de la zona.

También en el retrato de las radios mineras que nos hace Herrera Miller (2006:11), deja constancia que éstas ya fueron un paradigma de la comunicación mucho antes de que se empezara a esbozar una teoría de la comunicación alternativa. Los mineros del altiplano boliviano fueron los artífices del modelo más ejemplar, hasta el momento, de medios de comunicación participativos, hechos por y para la ciudadanía y autogestionados por las propias comunidades, sin apoyo institucional o financiero externo.

Ana Tamarit (2012: 38), define el medio comunitario como el más idóneo para ejercer el derecho de la comunicación de una forma recíproca e interactiva, suscitando el debate público. Es el escenario ideal para la deliberación de las personas de una comunidad, de una forma participativa. El contenido de lo que se comunica en los medios comunitarios responde a un interés común o social. Los participantes son los que deciden el guión que se va construyendo circularmente. (Tamarit, 2012: 38). Tamarit (2012: 38), explica que el medio comunitario provee de otra información, con una perspectiva diferente a la de otros medios. Permite dotarse de argumentos para le negociación, concienciación, la movilización, y llevar una acción que más que complementa las instituciones, las contrarresta. Tamarit (2012: 38), define algunos aspectos que caracterizan los medios de comunicación comunitarios:

  • La propiedad del medio pertenece a la comunidad, esto es, más facilidad para acceder a los recursos del medio.
  • La organización del medio es horizontal. Hay una igualdad entre el emisor y el receptor.
  • El objetivo del medio es fortalecer la comunidad, tomar conciencia de sus problemas y buscar soluciones, de forma colectiva y sin ánimo de lucro.

Miriam Meda (2012: 60), destaca el escaso apoyo jurídico y político que reciben los medios libres y comunitarios. Meda (2012: 78) explica que desde que estos medios aparecieron en escena las legislaciones estatales y autonómicas han incluido-la mayoría de ellas, menciones en el Tribunal Supremo Constitucional, pero este reconocimiento no ha sido suficiente para que en la práctica los colectivos ciudadanos hayan podido acceder a licencias de emisión. Por ello, un gran conglomerado de medios ciudadanos usa de forma ilegal el espectro radioeléctrico. En la película Radio Favela se puede ver como la radio tiene que emitir durante años sin licencia ya que el Gobierno no quiere concedérsela, no es hasta años más tarde que dejan de ser una radio pirata. Así como otros se ven en la tesitura de dejar de emitir, como es el ejemplo de La Tele, medio comunitario de Barcelona. Nos encontramos con un marco legal (ley 7/2010), que supuestamente protege o favorece este tipo de medios por primera vez, pero no hay una voluntad política de normalizar la situación, ni des del Estado (no se regula este sector mediante derechos favorables), ni autonómica (no se conceden licencias en los concursos producidos alegando que no existe una planificación del espectro concreta). Además, el proceso de concurso es lento y con ello, España sigue estando en la cola de los países que han optado por apostar por el crecimiento y evolución de los medios libres y comunitarios (Meda, 2009: 79).

MEDIOS COMUNITARIOS EN GALICIA

CuacFM

Cuac FM, creada en 1996,  está formada por la asociación cultural Colectivo de Universitarios Activos que se encarga de gestionar la emisora radio. Uno de los principios que rige su funcionamiento es su estructura horizontal gracias a asambleas y a coordinadores que trabajan de forma voluntaria y sin ánimo de lucro conjuntamente con todos los miembros de asociaciones y colectivos. Su objetivo es dar voz a aquellas personas que de otras maneras no pueden compartir su información. También pretenden tratar temas que conciernen a pocos y que, por ese motivo, pocas veces salen en los medios de comunicación.

En 2006 crearon, conjuntamente con otros cinco proyectos radiofónicos, la Rede Galega de Radios Libres e Comunitarias, que forma parte de la Red de Medios Comunitarios

El proyecto de Cuac FM nació con la idea de ser una radio universitaria, por lo tanto dependiente de la Universidad pero esta entidad se opuso a este medio. Los fundadores tuvieron que crear una asociación independiente (el Colectivo de Universitarios Activos) para poder seguir emitiendo.

Filispim

Radio Filispim es la radio comunitaria que emite en las comarcas de Trasancos. El colectivo OPAII (Ondas Para Activación Información Independente) es el colectivo fundador y ve a Radio Filispim como su máxima herramienta para transmitir la información que los medios de comunicación generalmente no emiten. Colectivos, personas, redes sociales y culturales de la zona pueden usar esta emisora para potenciar su comunidad más próxima. Se organiza a través de asambleas para contemplar todas las opiniones de los miembros.

Una de sus máximas es, que siempre que sea posible, utilizar la lengua gallega para potenciar la normalización lingüística, aunque también se puede encontrar programas hechos en otras lenguas. Intentan transmitir a sus oyentes valores de igualdad de género, de ecologismo y la igualdad entre personas independientemente de su lugar de origen. Además, cualquier persona que participe en este medio comunitario lo hará de forma individual sin vincularse a ningún partido político.

CATALUÑA: RÀDIO TELEVISIÓ CARDEDEU

El año 1981, cuando el Estado español tenía el monopolio televisivo, un grupo de ciudadanos fundaron una televisión local comunitaria alternativa: Ràdio Televisió Cardedeu. Los objetivos principales era crear una televisión “del pueblo para el pueblo”, íntegra en catalán, altruista, y con la función de archivo local.  La Associació d’Amics de Ràdio Televisió Cardedeu tenían la idea de crear una televisión comunitaria, local y libre.

Las primeras emisiones fueron ilegales y la Guardia Civil censuró la emisora el mismo día de su inauguración. Para su financiamiento, los primeros impulsores optaron por un modelo igualitario. La estructura interna también se decantó por una toma de decisiones conjunta, todos los socios tenían voz y voto. La programación también reflectaba las inquietudes de los ciudadanos de Cardedeu: el plató pretendía ser un pequeño parlamento municipal donde todos tuvieran la oportunidad de opinar y replicar.

APUESTA MÁS RECIENTE: CAMPUS CULTURAE

Campus Culturae es un proyecto que nace en el entorno universitario de la USC. Es un canal online de radio y televisión sobre diversidad cultural, minorías lingüísticas y proyectos para promover la integración y la pluralidad, así como la visibilización de aquellos colectivos o personas que representan o promueven experiencias de interculturalidad y dialogo entre pueblos y culturas. Los contenidos se basan en trabajos audiovisuales que se desarrollan en las actividades de la USC.

CASO DE INVESTIGACIÓN: RADIO CUAC FM Y FILISPIM

HIPÓTESIS

La participación de un colectivo o asociación en la creación de programas o productos para medios comunitarios significa un beneficio para ellos. Éstos pueden afectar a diferentes sectores como la comunicación interna, conseguir mayor reconocimiento social, más implicación de los socios o un incremento de sus acciones. A su vez, coincidir en un medios comunitario permite a las diferentes asociaciones o colectivos iniciar relaciones bidireccionales entre ellos. Iniciando una vía para nuevas colaboraciones tanto dentro como fuera del medio. Por lo tanto, se crea un lugar de encuentro social entre diferentes grupos que en otras condiciones hubiera sido más difícil y se potencia el intercambio de experiencias, conocimientos y técnicas comunicativas.

La mayoría de programas o espacios que se crean para participar en los medios comunitarios están relacionados con el ámbito o sector por el cual el colectivo o asociación se ha creado. Por lo tanto, no encontramos una representación total de los objetivos de los grupos sociales o culturales del entorno próximo al medio.

Los medios comunitarios son una salida profesional para los periodistas. Aunque no es de las primeras opciones entre los profesionales del sector de la comunicación por las condiciones salariales y el nivel reputación que proporcionan en el currículum. Actualmente el periodista tiene una labor de asesoramiento y guía en los medios comunitarios. Aunque su función cambiaría con una mejora de las condiciones laborales. Hecho que aumentaría la presencia de profesionales de comunicación en este sector.

Consideramos el medio comunitario como la herramienta educomunicativa más eficiente y efectiva al ofrecer la libre expresión de sus colaboradores y su función didáctica entorno la educación social.

METODOLOGÍA

Para llevar a cabo nuestro proyecto de investigación hemos utilizado dos técnicas muy diferentes.

Por una parte, conseguir una buena base teórica para afrontar el tema a través de la documentación previa que realizamos gracias a la consulta de diferentes libros que explican o analizan las funciones, la situación y la necesidad de los medios comunitarios en una sociedad.

La segunda parte de nuestra metodología consistió en optar por los grupos de conversaciones o de diálogo en lugar de meras entrevistas. Esta opción es más adecuada al dar la libertad total de respuesta a los participantes. Simplemente se lanzan ítems o preguntas muy generales que dan pie a pequeños debates con continuas intervenciones de los miembros que entrelazan de forma involuntaria. Además, se tramitó un cuestionario estructurado de preguntas abiertas para completar la información de algún apartado.

ARGUMENTACIÓN

Nuestro proyecto de investigación se ha basado en el cumplimiento de una serie de fases, cada una conformada por unos objetivos a alcanzar. Empezamos con la documentación a través de bibliografía (libros y artículos) sobre los medios comunitarios, o las lecturas y películas recomendadas por el docente de la asignatura, así como webgrafía, sobre todo páginas webs oficiales de las radios comunitarias que formarían parte de nuestro análisis. Durante los diez días que duró esta primera fase, construimos el corpus teórico de nuestro estudio y nos proporcionamos un conocimiento base para posteriormente llevar a cabo la gestión de fuentes y  el trabajo de campo de una forma adecuada y fundamentada. Nos familiarizamos con la terminología, características e informaciones relevantes.

Seguidamente tuvimos que gestionar las fuentes. En primer lugar, contactamos con Oliva Amorín periodista que se especializa en medios comunitarios. Amorín nos asesoró a la hora de escoger la muestra como objeto de estudio. Decidimos centrarnos en Radio Cuac FM de A Coruña, y Radio Filispim de Ferrol. Ambas emisoras son iniciativas ya actualmente consolidadas y de referencia en Galicia, con una gran actividad ya que en ellas participan diversas asociaciones y/o colectivos con proyectos sociales diferentes. Contactamos con los cofundadores de cada radio, Mariano Fernández de Cuac FM, y André Pastor de Filispim. Con ellos acordamos la fecha de reunión que se desarrollaría durante el mes de marzo. Lo que queríamos conseguir y se cumplió, era ya idear unos calendarios para las conversaciones y así empezar a esbozar un guión de temas para que el diálogo respondiera a las hipótesis previamente planteadas.

En relación a la fase de trabajo de campo, los dos encuentros tenían que permitirnos experimentar en primera persona cómo funciona un medio comunitario sobre todo como espacio de encuentro social, así como ver las relaciones comunitarias que se establecen entre sus miembros, beneficios qué pueden aportar y el lugar que ocupan en el sector comunicativo. Nos desplazamos el día 13 de marzo a A Coruña y el día 23 a Ferrol. Con las visitas pudimos conocer in situ las prácticas comunicativas que habíamos visto a través de la documentación y así poder confirmar o refutar nuestras hipótesis que serían la base del análisis. En ambas experiencias mantuvimos charlas de una hora de duración aproximadamente. Se presentaron representantes de dos o tres colectivos, así como los fundadores de las radios y miembros que participan a título personal, hecho que nos permitió obtener diferentes puntos de vista de los temas que surgieron y crear debate, cubriendo el total de temáticas que queríamos abordar para el estudio.

En cuanto a la fase de análisis, recopilamos toda la información obtenida mediante documentación y los grupos de diálogo. Consensuamos y reconfirmamos con los miembros del grupo de trabajo las hipótesis que guiarían el análisis. A partir de aquí, en base dichas hipótesis y de la documentación, cada uno de los miembros, analizó y reflexionó sobre uno de los medios de estudio y a posteriori, el grupo hizo una puesta en común de sus análisis y se realizó un análisis definitivo, comparando los aspectos en común y destacando las posibles diferencias. Con dicho estudio, combinamos las reflexiones extraídas de las conversaciones, nuestra experiencia personal relacionándolo con la documentación teórica. Así pues, hemos logrado realizar un análisis con una perspectiva triangulada,  más global y contrastada. Hemos seguido una estructura subyacente resaltando los ítems más relevantes en relación a conceptos de la Asignatura y bibliografía consultada.

Por último, realizamos la redacción y la compaginación final en base las directrices proporcionadas por la Guía Docente de la asignatura. Con ello queríamos presentar un proyecto coherente, cohesionado y bien argumentado, así como ser pulcros en los aspectos formales de maquetación.

TRIANGULACIÓN

El acceso a medios comunitarios puede realizarse por diferentes vías o motivado por diversas razones. Normalmente son personas involucradas en algún proyecto social o forman parte de alguna asociación, colectivo. Aun así, también los miembros son personas que quieren responder a necesidades sociales y ven la radio comunitaria como un espacio para expresarse de una forma libre e independiente, a diferencia de los medios convencionales. El contacto inicial del medio con los posibles realizadores puede darse mediante la relación con miembros que ya participen o también a través de la externalización de la radio para atraer a los colectivos o personas a título  individual a partir de concursos, conferencias, eventos, sesiones vermouth, etc. Según nuestra propia experiencia y mediante consenso grupal, la accesibilidad a los medios comunitarios nace de la espontaneidad de las relaciones, creando un lugar de encuentro social al margen de influencias políticas y económicas, sin intermediarios, y que fomenten un tejido de ayuda a la sociedad. Según Tamarit (2012:38), la propiedad del medio comunitario es de la comunidad y esto permite un mayor acceso a los recursos del medio.

Los medios comunitarios aportan unos beneficios a dos niveles. Por una parte, a los propios miembros de la emisora, ya sea personales o como asociación o colectivo. Los participantes sienten que el medio les aporta un enriquecimiento personal ya que en la radio se tratan temas muy diversos, con varios puntos de vista, sienten que las causas por las que luchan están siendo difundidas. Además, en las emisoras se crea un ambiente relajado, en que las entrevistas son más bien conversaciones, siempre des del respeto y la tolerancia. El medio también responde a carencias del entorno en el que actúa el medio. Por ejemplo, Radio Prometea de Cuac FM que ayuda a personas con discapacidades mentales. Tamarit (2012: 38) afirma que el medio comunitario permite una comunicación recíproca e interactiva basada en el debate. Este tipo de medio proporciona una información alternativa a la de los mass media, y fomenta la concienciación social. Además, pretende fortalecer la comunidad resolviendo problemas colectivamente y sin ánimo de lucro. Los miembros de las asociaciones del estudio realizado,  resaltan el aprendizaje de habilidades comunicativas que les permite un mayor acercamiento con el público y también el incremento del conocimiento del proyecto o iniciativa.

Un aspecto importante es el intercambio entre los colaboradores del medio que intentan crear una dentro de la radio. En Filispim realizan un programa colectivo que es su seña de identidad, refleja su personalidad, y la voluntad de llevar a cabo un proyecto común, más allá de las iniciativas particulares. En Cuac FM, se destacaba que en ocasiones este intercambio dentro de la radio es complicado por incompatibilidad de horarios.

Una de las características diferenciadoras de los medios comunitarios es comunicar aquello que los medios de comunicación no comunican o dar voz a los que generalmente no la tienen. Los realizadores de los programas intentan ayudar a otras personas basándose en sus propias experiencias o de los invitados, de una forma más cercana. Se construye una estructura del medio horizontal, en la que hay una igualdad entre el emisor y el receptor (Tamarit, 2012: 38). Radio Filispim y Cuac FM son flexibles y permiten la participación de colectivos, asociaciones o individuos independientemente de su ideología, lengua, etc. Aun así, hay ciertas restricciones. La radio ferrolana cuenta con un código ético que estipula los requisitos (no emitir contenidos publicitarios, xenófobos o discriminatorios) para ser aceptado como equipo de Filispim o para colaborar en la emisora. También se celebran asambleas para debatir cualquier contradicción, duda o dilema. Además, hay un gran trabajo de pedagogía sobre los medios comunitarios. En ocasiones los grupos o asociaciones prefieren acudir a medios de comunicación porque tendrán más repercusión, pero en la práctica, los medios de comunicación sólo tratan ciertos temas y de forma más superficial, que ya están establecidos por la agenda mediática que sigue unos criterios más empresariales o políticos. En cambio, un medio comunitario sigue una agenda de carácter más social y en profundidad.

Los medios comunitarios se encuentran en una situación de precariedad: plantillas reducidas y escaso apoyo jurídico político. En la ley general del audiovisual 7/2010 se reconoce a los medios alternativos aunque en la práctica no están en el mismo nivel que los medios convencionales. Además a nivel autonómico no hay una planificación concreta para el uso del espacio radioléctrico de los medios comunitarios y libres, sólo un reconocimiento teórico. (Meda, 2009: 78).  La concesión de licencias siempre favorece a los mass media. El 30 de julio de 2013 la Xunta de Galicia convocó un concurso de licencias para repartir frecuencias FM excluyendo explícitamente a los medios comunitarios.

El concepto de comunidad suscita debate en los mismos medios comunitarios. En conjunto, creen que comunidad se crea cuando un grupo de personas luchan por un bien común. Además, afirman que una comunidad se construye desde abajo. Por otra parte, los miembros de Radio Filispim piensan que viven en una contradicción continua. Se acercan al concepto de radio comunitaria, quieren ser una herramienta para solventar necesidades sociales. No obstante, Filispim no está abierta a todo el mundo, hay unos requisitos a cumplir para poder colaborar. Ser comunitarios es integrar colectivos, pero vemos que no todo el mundo tiene cabida. Por ejemplo, en Filispim se quiere potenciar una normalización de la lengua gallega, por eso, todo aquél que conozca la lengua deberá emitir o participar en los programas en gallego. En cambio, en Cuac FM se ofrece una mayor libertad a la hora de escoger la lengua de emisión, no quieren reducir la oportunidad de participación.

Los medios comunitarios se configuran como una posible salida profesional de la Comunicación. Desde los miembros de las radios comunitarias, se cree que la figura del periodista puede ser beneficiosa para enseñar habilidades comunicativas y que el mensaje llegue de una forma más efectiva. Aunque existen colectivos que consideran que la presencia del periodista puede afectar la frescura que proporciona el amateurismo. Aun así, Mariano Fernández, cree firmemente que la radio comunitaria es una buena escuela para aquéllos que inician su carrera. Por otra parte, las universidades españolas ofrecen un plan de estudios muy orientado al ejercicio periodístico en medios de comunicación, en contrapunto con algunos países de América Latina en los que se ofrece la carrera de Comunicación Social.

Los medios comunitarios desarrollan tareas de educomunicación. Desde sus programas, hay una alfabetización mediática. Se aporta una visión más crítica de la sociedad y de los medios, aportando diferentes puntos de vista e intentando que el oyente pueda construir su propia opinión, que ésta no venga impuesta.

CONCLUSIONES

Hemos podido confirmar que los medios comunitarios permiten un espacio que propicia el encuentro de grupos sociales, colectivos o asociaciones a través de un acceso plural ajeno a presiones políticas y económicas, fomentando la participación ciudadana. Estos medios son una herramienta para la expresión de aquéllos que acuden a ellos, y, por otra parte, los medios comunitarios pueden construir un nuevo tejido social a partir de las relaciones que se establecen, más crítico, con diferentes perspectivas y que responda a necesidades sociales que no son cubiertas, o no de la forma adecuada, desde los medios de comunicación convencionales o instituciones oficiales. Los beneficios pueden darse a nivel social, pero también a nivel personal para los miembros del medio.

En un principio, los programas de los medios comunitarios tratan los temas que son el eje o fundamento principal de la asociación o colectivo. No obstante, el medio no restringe la posibilidad de hablar de otros intereses o problemas. El  contacto entre diferentes personas y con diversas opiniones, motivaciones, permite que la representación social sea mayor.

Se puede afirmar que los medios comunitarios son una posible salida profesional para los estudiantes de Comunicación. Aun así, en el contexto español hay un escaso apoyo jurídico y político hacia estos medios, causando una precariedad laboral en éstos, así como que desde las Universidades no se potencie su conocimiento ni haya una preparación específica para su posterior ejercicio profesional. Esta situación genera que el propio estudiante no contemple los medios comunitarios como una opción laboral.

El medio comunitario se configura como el escenario idóneo para el desarrollo de la educomunicación porque tiene una función didáctica basada en la puesta en común de diferentes puntos de vista, temas e intereses, creando una opinión pública crítica con los discursos de los mass media.

REFERENCIAS

– Gumucio A., (2006), Voices from the Magdalena. Communication for peace.

(Nos proporcionó una visión del uso y función social de los medios comunitarios, sobre todo en países subdesarrollados)

-Hermida M., Mayugo C., Tamarit A., (2012), Comunidad y Comunicación. Prácticas comunictivas y medios comunitarios en Europa y América Latina, Barcelona: Ed. Fragua.

(Este libro ha conformado parte de nuestro corpus más teórico, para ilustrar antecedentes y estado actual del panorama de medios comunitarios con una visión amplia, así como discernir cuáles son las características diferenciadoras)

-Herrera Miller, K. (2006), ¿Del grito pionero…al silencio? Las radios sindicales pioneras en la Bolivida de hoy. La Paz: Ed. Plural Editores

(Libro con el que hemos profundizado en  ejemplos de las primeras prácticas de comunicación comunitaria de la América Latina).

-Meda M. (Diciembre 2012),  Del arte de cambiar para que todo siga igual. En Revista de Comunicación social y ciudadanía digital, 59-79.

(Artículo que nos ha permitido conocer el contexto jurídico-político que engloba los medios comunitarios para completar el apartado de antecedentes.

-Peppino Barale, A. (1998), La formación de un nuevo sujeto social. En Signo y Pensamiento, 27-34.

(Artículo que hemos leído para entender el origen y evolución de los medios comunitarios des de su contexto fundacional en América Latina).

-Ratton, H.,  (2002), Radio Favela. Uma onda no ar.

(Nos sirvió para ejemplificar el poco apoyo gubernamental a los medios comunitarios.)

WEBGRAFÍA

http://www.rtve.es/alacarta/videos/te-acuerdas/acuerdas-30-anos-primera-tv-local/961819/ (Consultada el 15 de febrero de 2014)

http://www.rtvc.cat/historia/ (Consultada el 14 de febrero de 2014)

(Estos dos enlaces de la web de RTVE nos proporcionaron la información para describir el medio comunitario pionero en Cataluña, RadioTV Cardedeu).

-http://opaii.blogspot.com.es/ (Consultada el 20 de febrero de 2014)

http://cuacfm.org/licenzafm/ (Consultada el 14 de febrero de 2014)

(Las usamos para explicar en qué consistía cada radio, cuáles eran sus principios, características, etc . Entender la filosofía de cada medio para luego interactuar con sus miembros en los grupos de diálogo).

http://www.campusculturae.com/radiotv/es/portada (Consultada el 12 de febrero de 2014).

(La web nos ha permitido conocer y explicar apuestas de proyectos comunitarios que han surgido recientemente en Galicia y también actúan como espacio de encuentro social).

https://docs.google.com/file/d/0B_Amtmj01NOvcUdDRTFDVFRSMFU/edit?pli=1 (Consultado el 31 de marzo de 2014).

(Enlace que corresponde al informe AMARC 2013. Nos ha sido útil para tener una perspectiva de la situación legal de los medios comunitarios españoles).

Peñas futbolísticas: Estudo

141 C00

 Crespo Navarro, Eduardo 141 C01

Fernández Díaz, Fabio    141 C02

Fernández Ferro, Adrián 141 C03 

Fernández Ojea, Brais   141 C04

García Chouciño, Alejandro  141 C05

 

Estudo peñas futbolísticas

ESTUDO 141 C00

Comunicación familiar. Estudo

 

1. Introducción

Según el artículo 16.3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad”.

A lo largo de este trabajo hemos querido estudiar las relaciones interpersonales entre los miembros de una familia. Hemos definido a la familia como la base de la sociedad, la unidad mínima de comunidad. La familia está constituída por personas que se unen entre ellas, ya sea por lazos políticos como el matrimonio, como por lazos sanguíneos y, aun que no hay una igual otra, todas tienen rasgos comunes, que han evolucionado a medida que la sociedad en sí evolucionaba. Y es este cambio otro de los pilares de nuestro trabajo.

Para seguir lendo prema ESTUDIO 143.D00

Localizador do grupo: 143 D00

Localizadores individuais:

Rapa Casariego, Laura    143 D01

Seijo Vigo, Laura               143 D02

Vázquez Pérez, Claudia    143 D03

Viéitez Torrado, Adrián   143 D04

Central Folque: Estudo

Localizador do grupo: 142.A00

Estudo Central Folque

Estudiando la comunicación de una particular comunidad: asociación Itínera. Estudio 142.E00

2º CURSO GRADO EN PERIODISMO

ESTUDIANDO LA COMUNICACIÓN DE UNA PARTICULAR COMUNIDAD: ASOCIACIÓN ITÍNERA

MODALIDAD (TG-MP)

                                                                                                               142.E00

Mosquera Montoya, Antonio 142.E01

Oca Domínguez, Andrea 142.E02

Pérez Álvarez, Lucía 142.E03

Pérez Seijo, Sara 142.E04

Título

Estudiando la comunicación de una particular comunidad: asociación Itínera.

Autores

Mosquera Montoya, Antonio 142.E01

Oca Domínguez, Andrea 142.E02

Pérez Álvarez, Lucía 142.E03

Pérez Seijo, Sara 142.E04

Lugar y fecha de publicación

Santiago de Compostela, 2014

Páginas

15

Resumen del trabajo:

 Una asociación no del todo desconocida para nosotros. Un compañero trabajando como voluntario, dos madres de dos miembros familiarizadas con el tema (psicóloga y enfermera) y, sobre todo, gran interés. Teníamos una visión demasiado idealizada en la que suponíamos que las terapias psicológicas estaban a la orden del día y que la igualdad estaba garantizada. Pensábamos que no se podría mencionar directamente ciertos temas relacionados con la enfermedad e incluso que nos acogerían con desconfianza. Tras llegar allí, empezamos a acudir cada semana a diferentes actividades y a situarnos en el papel de observadores e interrogadores. Poco a poco, nos fuimos dando cuenta de los errores existentes en la jerarquía de los voluntarios e incluso de los usuarios más capaces, en el papel demasiado dominante de Carlos Martínez y en la existencia de algunas actividades no perfectamente organizadas. Durante todo el proceso nos documentamos sobre la comunicación entre los enfermos y entre ellos con el resto de la sociedad así como sobre comunidades discriminadas, para tomar nota mejor de todo lo que nos rodeaba y poder, finalmente, analizar. Las entrevistas realizadas a voluntarios y usuarios han sido clave para ofrecer una visión crítica de la asociación ya que confirmaron que los errores que nosotros veíamos también eran compartidos por ellos. Fuimos así llegando al final del proceso, para poder concluir que, pese a que la comunicación interpersonal funciona, Itínera como comunidad no es perfecta: la igualdad no está garantizada, los papeles dominantes están a la orden del día y muchas actividades fallan.

Índice:

1. Antecedentes…………………………………………………..5

2. Hipótesis iniciales……………………………………………..6

3. Metodología: de lo general a lo particular, proceso y procedimiento ……………………………….7

4. Fases: triangulación entre documentación, experiencia y entrevistas……………………………………9

4.1. Documentación………..…………………………9

        4.2. Observación………………………………….10

4.2.1.Observación interna y  externa………………10

5. Conclusiones…………………………………………………12

6. Bibliografía…………………………………………………….15

1. Antecedentes:

Uno de los motivos que nos acercó a la asociación Itínera de voluntariado en salud mental como eje de nuestro proyecto de análisis y observación fue el contacto previo con el que contábamos en este ámbito. Uno de los integrantes del grupo, Antonio (coordinador) lleva desde septiembre del año pasado colaborando como voluntario en la asociación. Este factor fue determinante para trabajar sobre Itínera, puesto que nuestras ideas previas ya no partían de cero. Antonio nos transmitió previamente su experiencia con Itínera así como facilitó el contacto con sus integrantes. Por lo tanto ya sabíamos de entrada qué era Itínera, lo siguiente era indagar sobre ella y descubrir cómo trabaja. En segundo lugar, el grupo contaba con un cierto contacto o familiaridad en el tema de la salud mental, o por lo menos no era un tema desconocido por completo. Este contacto previo con el tema se debe gracias a dos personas de la esfera familiar de dos de nuestros integrantes, en este caso de dos madres cuya profesión está firmemente ligada con la salud mental. Por un lado, Flor Domínguez, enfermera (trabajó en la unidad psiquiátrica del hospital de Conxo) y por otro, María José Montoya, psicóloga y psicoanalista clínica.

Por otra banda, creemos interesante mencionar ciertos aspectos que nos sorprendieron en ese primer contacto con la asociación. En primer lugar nos sorprendieron las facilidades que tiene el voluntario para acceder. Todos los voluntarios deben entrevistarse con Carlos Martínez, coordinador de Itínera, antes de iniciar cualquier otro tipo de contacto. Pero la entrevista se focaliza en los gustos y aficiones del voluntario para sacar más partido en aquello que suscita interés. No importan tanto las cualificaciones o estudios, sino más bien una motivación y un compromiso. A pesar de focalizarse en los intereses de las personas para asumir funciones de voluntario, lo cual nos parece positivo (las motivaciones personales deben ser el eje central del voluntariado), nos sorprendió que no existiera un proceso de formación o de adaptación para estos voluntarios recién llegados. Ni siquiera un contacto o una comunicación periódica (reuniones, asambleas…) entre estos con el fin de compartir experiencias para evolucionar. En segundo lugar nos sorprendió la igualdad entre voluntarios y usuarios dentro de las actividades. Tanto voluntarios como usuarios se encuentran mezclados, por lo que, en un primer momento, es imperceptible su diferenciación. Este factor rompe con la idea preconcebida que nos hacíamos de Itínera, donde pensábamos que los papeles estaban perfectamente definidos y la relación entre voluntario y usuario era jerárquica, es decir, una relación de monitor-alumno. Sin embargo nos sorprendió que la relación fuera lineal, más próxima a una relación de amistad o de compañerismo.

2. Hipótesis iniciales:

Antes de dar comienzo a cualquiera de las actividades, en el grupo nos hemos planteado una serie de hipótesis que creíamos casi irrefutables pero, tras nuestra experiencia con la asociación, nos hemos dado cuenta de que no todo sucede como nos gustaría o como dicen en Itínera.

Nuestra primera hipótesis giró en torno a la idea de que Itínera era una comunidad en sí, sin discriminación alguna. Es decir, nos planteamos la existencia de un clima de igualdad, de inexistencia de jerarquías que diferenciasen más de lo necesario al voluntario del usuario y viceversa. Es decir, es obvio que el voluntario siempre tendrá un papel de encargado o responsable mucho mayor que el propio usuario en el recinto, pero presupusimos que los usuarios no conciben a los voluntarios como alguien superior, al menos no más allá de su labor de  “responsable del orden”.

Por otro lado, nuestra siguiente hipótesis se centró en la comunicación en la asociación. Partimos de la premisa de que la comunicación interpersonal iba a estar condicionada por temas tabúes (evitar hablar abiertamente de ciertos aspectos), por menos vínculos entre usuarios y voluntarios y, en resumidas cuentas, de una relación mucho más individualizada en Itínera. Es decir, supusimos que a los usuarios les costaría abrirse y expresarse entre ellos, con los voluntarios y con cualquier persona ajena a la asociación.

En tercer lugar, en cuanto al voluntariado, supusimos que todos los voluntarios en la asociación tendrían la capacidad y formación necesaria para llevar una actividad y  controlar cualquier imprevisto que un usuario en un momento determinado protagonizase. Pensamos que habrían recibido cursos, habrían estudiado carreras vinculadas a las enfermedades mentales (Psicología por ejemplo) o tendrían experiencia en otras asociaciones o instituciones similares.

Por último, también nos planteamos la hipótesis de que todas las actividades de Itínera tenían como fin la rehabilitación de los usuarios y, en menor medida,  una función de formación y entretenimiento. Partíamos de la idea de que ninguna actividad requería un nivel intelectual determinado, que todas estaban abiertas a cualquier usuario y que no se restringía así, de manera consciente o inconsciente, la participación a nadie. Junto a eso, muy ligado, surgió la conjetura de que posiblemente la asistencia a las actividades fuese algo totalmente voluntario y no obligatorio.

3. Metodología: de lo general a lo particular, proceso y procedimiento:

Ahora nos centraremos en el método de trabajo que hemos seguido. Partiendo de esas hipótesis iniciales, completamos el formulario de la PTA con el que plasmaríamos formalmente los temas a tratar. En primer lugar, acudimos al piso que actúa como sede de la Asociación Itínera, donde tienen lugar la mayoría de las actividades que se llevan a cabo. La población con la que tratamos no fue siempre la misma, aunque pertenezcan al colectivo de personas con problemas de salud mental, ya que la variedad de actividades se caracteriza también por la variedad de los grupos que las conforman. En todo caso, hablamos de que aproximadamente participan en las actividades unas veinte personas. Asimismo, el papel del voluntariado también fue analizado en nuestro trabajo.  Antes de comenzar, teníamos hecha ya gran parte del trabajo de documentación sobre el funcionamiento de la asociación, puesto que nuestro compañero y coordinador del grupo, Antonio, es voluntario. Así, tanto las presentaciones del resto de voluntarios como la de los usuarios fueron más fluidas. Además, su experiencia en las actividades nos facilitaron poder conocer cómo funciona. Debemos apuntar, sin embargo, que esto no nos creó ideas preconcebidas, ya que todos sabíamos que Antonio acudía allí para trabajar y que su visión se podría ver nublada por eso. Nosotros debíamos ir ahora a observar posibles fallos o aciertos en la comunicación dentro de esa comunidad y así hemos avanzado en el trabajo.

Durante los tres meses de trabajo, acudimos cada semana a las actividades, repartiéndonos el trabajo entre los miembros del grupo. Para recoger toda la información posible, tomamos nota del funcionamiento de cada actividad, de nuestras conversaciones con usuarios y voluntarios, con el coordinador… También grabamos un vídeo recogiendo las impresiones de una de las voluntarias (Fátima Díaz) que llevan el taller de habilidades sociales, y que compartimos en el blog. Al salir de las actividades, hicimos puestas en común para conocer cómo había transcurrido esa jornada. Esta parte fue fundamental a la hora de escribir nuestros post individuales, pero especialmente, los posts grupales, en los que quisimos plasmar nuestro seguimiento con un escrito consensuado por todos los integrantes del grupo. Toda esta información la complementamos con los temas de las lecturas recomendadas (LR) y películas que visionamos. Tal y como explicamos en la PTA, cada uno de nosotros escogió diferentes recursos para poder abarcar el tema a tratar en todo su conjunto. Esas lecturas, junto con los debates que después se llevaron a cabo, fueron útiles a la hora de entender los conceptos de comunicación y comunidad. A su vez, precisamente estos temas se tocaron en las clases expositivas, a través de los mapas conceptuales, con los que pudimos profundizar en el tema escogido: el valor de la comunicación como bien comunitario. Por otro lado, contamos con las firmas invitadas de Flor Domínguez y Carlos Martínez, que nos ayudaron con sus opiniones a tener una visión exterior a lo que nosotros habíamos visto dentro de la asociación.

4. Fases: triangulación entre documentación, experiencia y entrevistas:

Podemos dividir nuestro trabajo en tres fases diferenciadas: documentación, observación y análisis. El transcurso de estas fases no siguen un orden cronológico perfectamente definido, pues unas fases como otras se pueden solapar e incluso complementar en el mismo espacio temporal. Aunque lo cierto es que guardan una cierta coherencia evolutiva, es decir, para pasar a la siguiente necesitamos tener dominada la fase anterior, pero no necesariamente completada.

4.1. Documentación:

La fase de documentación supuso la primera toma de contacto con la asignatura. Pese a llevarnos varias semanas, es cierto que realmente esta fase nunca ha terminado de todo.  Con el paso de los días vamos descubriendo nuevos problemas, intereses o incógnitas que nos reclaman mayor información para poder tratar los temas con una competencia asequible. Pero esta documentación (que podemos definir como complementaria) dista mucho de aquella inicial que era fundamental y básica para afrontar el proyecto, especialmente para poder elaborar una organización y unas pautas a seguir. Para abarcarla seguimos las indicaciones y recomendaciones del profesor Martínez Hermida, como la teoría de la comunicación de Palo Alto o la película Mr. Jones (Mike Figgis, 1993), complementándolo con otras informaciones  que nos parecieron de utilidad.

Una vez organizado el proyecto en esas primeras semanas y documentado lo suficiente como para actuar (lo cual nos proporcionó también confianza) y seguir la estructuración y pautas marcadas, pudimos avanzar hacia la siguiente fase: la observación.

4.2 Observación:

En esta fase hubo un pequeño desbarajuste, puesto que uno de los integrantes del grupo ya colaboraba con la asociación.

Así pues, a esa persona le fue más complicado realizar la fase de observación desde una postura externa, es decir, actuar como un mero observador y no como un miembro más. Pese a todo, el objetivo de esta fase era averiguar el funcionamiento de Itínera y valorar su comunicación sin formar parte de ella. Simplemente ver la comunicación entre los miembros de la comunidad. Todas las observaciones e indagaciones fueron suscitándonos diversas reflexiones que hemos querido plasmar en las entradas, tanto individuales como grupales, realizadas en el blog de la asignatura, así como otras posibles inquietudes o intereses que nos han ido surgiendo a medida que hemos ido avanzando en este proyecto.

Una vez observada la comunicación y el funcionamiento en general de la asociación desde una postura externa hemos querido involucrarnos más en ella. Con esto, ahora sí participando y formando parte de las actividades, hemos conseguido formar parte de la estructura comunicativa al participar como emisor o receptor y hemos podido valorar de cerca la experiencia. Además, poco a poco hemos ido ganando confianza con los miembros de Itínera (tanto usuarios como voluntarios). Este factor ha sido determinante para conocer sus opiniones, experiencias, críticas, etc. Así como lo que más y menos valoran de la asociación Itínera.

 

4.2.1. Observación interna y externa:

Antes de terminar con este apartado, nos gustaría comparar dos procesos: la observación externa (sin involucrarse en las actividades) y la observación interna (involucrándonos y participando casi como un miembro más). Inicialmente partíamos de la advertencia de que a Carlos Martínez le disgustaba el hecho de que observáramos el funcionamiento de la asociación sin involucrarnos en ella. Además, también contábamos con la advertencia de que intentaría “hacernos trabajar”. Y sí, ha sido así. Cuando hemos hablado con él nos manifestó que no entendía cómo íbamos a entender el funcionamiento de Itínera si no participábamos en ella, que ese conflicto se había generado otros años y que escapaba a su comprensión. Sin embargo, finalmente se mostró comprensivo y nos dio libertad para actuar del modo en que se nos requería, y hay que destacar que por su parte todo han sido facilidades. Hemos podido acudir a las actividades siempre que lo hemos considerado y siempre se ha mantenido receptivo para atender nuestras peticiones (por ejemplo, al participar como firma invitada). Por lo tanto, desde el punto de vista de Itínera han valorado más la segunda fase de la observación, cuando nos involucramos en mayor medida.

Además, la observación interna de la que hablábamos hizo el papel de nexo de unión con la última de las fases troncales del proyecto: el análisis. Con lo que habíamos averiguado sobre Itínera y con las ideas adquiridas a raíz de la documentación, ya estábamos en condiciones de valorar aquello que nos parecía que funcionaba y aquello que presentaba lagunas o posibles deficiencias. En esta fase nos rondó por la cabeza una incógnita que el grupo se planteó resolver desde el principio: ¿Es Itínera una asociación que trabaja la rehabilitación de los usuarios o por el contrario cumple una función más próxima a la formación y al entretenimiento? En esta fase hemos definido lo que más se acercaba a nuestra percepción sobre el funcionamiento de Itínera y hemos concluido que el trabajo en la asociación es de gran ayuda para aquellas personas que ya están rehabilitadas. Sí es verdad que proporciona valores que ayudan a llevar una mejor calidad de vida y no hay duda de que incentivan la vida autónoma e independiente. Pero Itínera no funciona como un centro rehabilitador como tal. Aquellas personas que acuden a Itínera deben estar ya rehabilitadas y contar con una vida estable. En ese aspecto podríamos comparar Itínera con un centro de actividades extraescolares. Forma, educa y es divertido. No trata a personas enfermas, trata a personas sanas con algún tipo de desorden.

5. Conclusiones:

Finalmente, mostraremos ahora nuestras conclusiones que pondrán punto y final a nuestro estudio sobre Itínera. Partimos de la idea de que Itínera formaba una comunidad, por eso tratamos de apreciar si de esa crisis en la que se encuentran las personas con problemas de salud mental, Itínera logra crear un vínculo de convivencia. Tras nuestra experiencia, pensamos que en esa comunidad que forma Itínera existe un nivel de desigualdad y de discriminación. No todos los usuarios están capacitados para ir a las mismas actividades y los voluntarios son vistos desde un nivel superior. Sin embargo, los usuarios sí se sienten integrados ya que su pequeño oasis de paz es ese espacio. Esa integración que sienten daría un punto a favor a la asociación pero Carlos Martínez siempre insiste en que el papel de Itínera es rehabilitador y no de entretenimiento. Eso sí que no se cumple ya que los propios usuarios van a las actividades como si fuesen a un entretenimiento escolar. Ahí tendríamos por tanto un acierto y un desacierto para la asociación: se crean lazos de amistad pero esa comunidad creada no cumple ninguna labor de rehabilitación en las personas, que es lo que se pretende.

En cuanto a la comunicación, nos centramos en observar la existencia y funcionamiento del proceso comunicativo. Nos ha sorprendido que, aunque los usuarios tienen problemas para expresar sus sentimientos, se sienten muy a gusto hablando entre ellos. También comparten sus problemas y vivencias fuera, cuando quedan para tomar un café o cuando después de una actividad algunos van a comer juntos. Son abiertos con el exterior ya que nos acogieron muy bien –sociabilidad propia, pero no mérito de la asociación-.

El papel de los voluntarios es el que más críticas negativas nos ha despertado. Los voluntarios no tienen ningún tipo de formación, un error porque los que llevan determinadas actividades muchas veces no muestran las aptitudes correctas: no saben cómo llevar la actividad de adecuadamente y algunos no sabrían reaccionar en una situación compleja con un usuario. Además, muchos voluntarios tienen una actitud muy pasiva, lo cual se refleja en faltar a actividades, en no mantener su compromiso inicial… Sin romper ese “anonimato” que se mantiene al  no diferenciar entre usuario y voluntario, sí que tiene que hacer una distinción entre voluntarios que coordinan actividades y los que no. Una formación de voluntariado incluso impartida por los voluntarios más antiguos haría que todo funcionase mejor ya que ahora el aprendizaje es lento y totalmente autónomo. Esto provoca que Carlos Martínez, el coordinador general de la asociación, tenga un papel muy dominante. Mantiene una excelente relación con los usuarios, lo veneran, pero su papel dentro de la organización es totalmente cuestionable. Acapara las actividades con sus ideas, incluso haciendo que los demás no participen porque se llegan a sentir menos importantes e inteligentes que Carlos. No da voz a todo el mundo en las actividades que coordina (debate) y no tiene ningún tipo de filtro a la hora de aceptar la entrada de voluntarios. Su papel es dominante y protagonista, lo que nos hace pensar que, si falta él, los voluntarios no serían capaces de seguir programando y estructurando las tareas que se realizan en el día a día. Además, al intentar ofrecer un trato normalizado, está cayendo en el error de no valorar las necesidades especiales que tienen algunos usuarios. Cuando se enfada fuertemente con una persona en la actividad de fútbol, no se da cuenta de que las emociones que suscita son mucho más exageradas que las que provocaría en una persona que tuviese una plena salud mental.

Respecto a las actividades, las analicemos por separado para ver si realmente funcionan. Debate es un completo desastre. No todos los usuarios pueden acudir a ella porque los temas propuestos son bastante complicados para cualquiera y más para personas que, en muchas ocasiones, han tenido que dejar de estudiar debido a su enfermedad. Algunos no quieren acudir a debate porque el nivel de dificultad hace que se sientan incapaces, esto provoca que la propia asociación esté creando situaciones de discriminación. Nuestra propuesta es formar dos turnos de debate: uno con temas más filosóficos y existencialistas como los de ahora para la gente interesada y otro con temas más livianos. Cada uno iría al turno que prefiera según sus gustos. O bien introducir una variedad de temas en un sólo turno, dando oportunidad a temáticas más ligeras y sencillas de abordar. Con la actividad de medio ambiente, éramos muy críticos al principio porque pensábamos que no se fomentaba la comunicación; tardamos en caer en la cuenta de que su labor es la de que los usuarios se organicen y trabajen en común para realizar un proyecto, en este caso el de rehabilitación de un cementerio. No sólo hablando se comunica uno, trabajando en equipo hacia un objetivo común se crea tanto comunidad como comunicación. El taller de habilidades sociales sólo funciona en la medida en la cual los participantes están comprometidos. Carlos anima a todos a acudir al taller y eso es un error, porque la gente que no quiere compartir sus vivencias y sentimientos no sólo se muestra pasiva sino que ralentiza al grupo entero. Sobre fútbol, los propios voluntarios han dicho que no funciona porque acaparan los entrenamientos y los partidos unas pocas personas que “son los mejores”. Itínera se olvida aquí de que no se trata de montar un equipo de fútbol de calidad técnica sino de calidad y ayuda humana. El taller de cine y de lectura sí que son provechosos ya que no sólo entretienen, también cultivan la mente a nivel intelectual. Eso sí, Carlos en principio no se encarga de llevar estas dos actividades y lo acaba haciendo debido a la incapacidad de los voluntarios (en este caso voluntarias) que pone al cargo.

Como breve resumen, concluimos que las soluciones pasan por no fomentar la discriminación con las actividades, tener un grupo de voluntarios que puedan contribuir con sus conocimientos a la rehabilitación e integración social y situar a Carlos Martínez en una escala de importancia mucho menor.

6. Bibliografía:

Informe en el que se analiza el trato mediático de la salud mental.

  • FIGGIS, Mike (director): Mr. Jones, 1993 (filme).

Película recomendada por Martínez Hermida.

  • GEERTZ, Clifford.”El sentido común como sistema cultural”. En: Conocimiento local. Ensayos sobre la interpretación de las culturas. Paidós, 1999.

LR que reflexiona sobre el sentido común.

Fuente básica para la documentación previa sobre la asociación antes de tomar contacto con el personal al mando.

  • WATZLAWICK,  Paul: “¿Es real la realidad?”, Herder, 2003.

Libro del autor austríaco en el que reflexiona acerca de la existencia de más de una sola realidad.