Olvidémonos del soporte y centrémonos en el contenido

En el post anterior, preguntamos a los comunicadores sus expectativas sobre el periodismo y concluimos dos cosas: primera; mientras existan historias, seguirá habiendo periodismo y segunda; muchos temas no están siendo reflejados en los medios. Es hora de contar las historias que interesan a la comunidad, así que, ¿por qué no preguntarle al público cuales podrían ser esos temas?

Decidimos pasearnos por Compostela para empaparnos de la sapiencia ciudadana. Asaltamos, cámara en mano, a transeúntes con esta pregunta: ”¿Qué temas opina que deberían aparecer en los medios pero no aparecen?”.

Muchos se quedan desconcertados, pensando cuál podría ser la respuesta. Poco a poco, van surgiendo variopintas ideas.

Dejando a un lado los excrementos caninos, el vídeo refleja temas importantes de tratar con detenimiento: la mujer y la violencia de género, la comunidad científica, la realidad social, la cultura o los jóvenes emprendedores.

Otros son reacios a la grabación, pero sus respuestas quedan inmortalizadas en nuestra memoria. Un señor de gabardina gris cree que se silencian los problemas del día a día; que en los medios se habla de recuperación pero, a nuestro alrededor, nadie lo está notando. Otro hombre se queja de la mala gestión de la Universidad de Santiago. ”Y, sin embargo, le dan buena prensa”, dice. Nos acercamos a una pareja delante de la Catedral, pero son reacios a contestarnos. Declaran que están hartos de la prensa y que ya no ven la televisión porque todas las cadenas repiten los mismos temas. ¿Está calando el cinismo en la población? ¿Está el periodismo desprestigiado? Los ciudadanos parecen tenerlo muy claro: hay que poner el foco en la sociedad.

En las siguientes publicaciones trabajaremos cada uno de los sectores para estudiar cómo los periodistas podemos contribuir a la difusión de temas que realmente interesan. Sabemos el camino: escuchar a quienes quieren hablar.contenido

ARIAS MÉNDEZ, ANA. 151.F02

Advertisements

Posted on 19 Febreiro, 2015, in Canal BCP, Fotos, Vídeos and tagged . Bookmark the permalink. 18 Comentarios.

  1. Ehem¡ a bosta de can tamén é un tema do xornalismo cotiá, fala dun maior coidado tanto dos animais domésticos e do respecto que debe haber, que se exixe, nunha cidade cas outras persoas. Tamén fala sobre o ánimo da xente, sobre todo cando pegas nela, na bosta quero dicir. Unha bosta de can pode arruinarte todo o día e cultivar un itinerario vital de merda. Fóra bromas, a min sóame que lle dixéchedes as respostas, case xusto coinciden cos traballos que os grupos deste curso están a levar a cabo. O perigo da enquisa popular diante da cámara. Moi efectivo, pero pouco veraz. MM.

    • seminariocomunicacion1

      Por suposo, ás bostas de can poden ter relevancia xornalística se se convírten nunha pandemia de merda e depresións, pero esperemos que non chegue ése día. Xa bastante fan as autoridades coas campañas de “empregar a bolsiña”.
      Con respecto ás respotas manipuladas, podo asegurarche, en nome das demáis compañeiras do grupo, e como xa o fixemos na aula, que foron as contestacións íntegras que recibimos. Temos a cinta orixinal, de feito.
      De todas formas, sentimos o mal entendido, pero podemos velo coma unha confirmación de que os temas que se estan a desenvolver na aula son nos que a xente quere que se profundice. Un saúdo.

      ARIAS MÉNDEZ, ANA. 151.F02.

  2. El problema es cuando pasamos de periodismo al “negocio del periodismo”, y a la autocensura, cómo no. Es lógico que es descontento se generalice y se extienda, porque siempre hay una gota que colma el vaso. Me parece muy adecuado el trabajo audiovisual que estáis elaborando y que añadisteis a ambos posts, logran -a mi entender- una transmisión brillante del mensaje principal.

    Sin embargo, para complementar, os recomiendo el documental “PAYING TO GO WAR” (disponible en Vimeo), del periodista español Antonio Pampliega, quien muestra la dureza de ejercicio profesional y ofrece una reflexión sobre el valor que tiene hacer un periodismo de calidad frente al interés de los medios por solo publicar lo que genera audiencia.

    También os recomiento “REPORTERO” (también en Vimeo), documental dirigido y producido por Bernardo Ruiz, quien relata la historia de la revista mexicana Zeta y de sus periodistas asesinados por hacer trabajos de investigación sobre el narcotráfico en ese país.

    SÁNCHEZ ÁLVAREZ, 152.H04

    • seminariocomunicacion1

      Efectivamente, el periodismo lleva tiempo creando noticias subvencionadas y rentables, más que produciendo contenidos con interés ciudadano. Eso, en parte, se debe a la influencias y autocensuras a las que se ve sometido.
      Pero, con la llegada de la crisis, parece que los soportes oxidados están forzados a renovarse o perecer, porque las ciudadanía está cansada de consumir información masificada y poco elaborada. Y en este contexto, nacen otros nuevos.
      Nuestra misión en este proyecto es encontrar nichos de mercado viables y se basan, principalmente, en la especificación para conseguir transmitir una interpretación y mayor credibilidad de los hechos que conciernen a dicho sector. Para ello, qué mejor que hablar con los transeúntes para confirmar qué temas son necesarios, por ejemplo la ciencia, la situación de la mujer emprendedora… Así que, agradecerte el halago hacia nuestro trabajo con los apoyos audiovisuales,que nos parecieron necesarios,a demás de los documentales que adjuntaste, que par entender cómo funciona la profesión desde dentro, nos fueron de gran ayuda.

      ARIAS MÉNDEZ, ANA. 151.F02.

  3. seminariocomunicacion1

    Considero muy efectivo y necesario el trabajo que estáis elaborando teniendo en cuenta la voz del público que es, en realidad el verdadero protagonista de la información, el verdadero dueño de su contenido. Se supone que nosotros, los periodistas, somos los filtros de lo verdaderamente importante, de lo que el público en realidad quiere saber, y si la audiencia no está del todo conforme con lo que topa cada día en los medios es porque, quizás algo no se está haciendo todo lo bien que se podría.

    Yo también quisiera realizar una puntilla, del todo inocente, a la importancia que según vosotros no tiene la caca de perro en las calles de las ciudades. A mí, como a otros muchos viandantes, como lo es el señor del vídeo, nos parece verdaderamente incómodo, molesto, incluso asqueroso, totalmente de mal gusto por parte de los dueños de los canes, que no recojan el regalito que sus mascotas depositan en las aceras; ya que las calles, su limpieza, su apariencia son la imagen de la ciudad, el entorno en el que vivimos y si está sucio y si aun además, esos regalitos, fueron colocados en el lugar más inoportuno, pues no hace demasiada gracia, aunque digan que dé buena suerte. Al igual que en los telediarios o periódicos aparecen noticias sobre las basuras que no fueron recogidas, la mala situación de algunas aceras en determinadas ciudades y otros casos por el estilo, igual de incómodo es encontrarnos las calles como si de campos de minas se tratasen.

    LORENZO SOBRAL, SOFÍA (151.C05)

    • seminariocomunicacion1

      A lo largo de estas semanas, recurrimos constantemente a este vídeo para extraer los posibles sectores donde podríamos encontrar un hueco de mercado como futuros comunicadores. Al fin y al cabo, es en el público donde residen los temas que necesitan una mejora en su tratamiento y, efectivamente, esa cobertura falla en los soportes tradicionales. Por tanto, las opciones viables son alternativas a cómo concebimos en periodismo; medios de masas. Pero sin cambiar su esencia; hacer a la ciudadanía soberana de la información.
      Y sí, quizá menosprecié el valor informativo de las cacas de perro en las aceras; que huelen, que molestan y que son, en definitiva, asquerosas. Pero, quizás habría que darle mayor importancia a otros temas que, aunque menos apestosos, tienen más peso en la agenda informativa. De momento, el objetivo de concienciar a la ciudadana reside, principalmente, en las autoridades que exigen emplear la bolsa para recoger los excrementos caninos, Aunque podría ser un buen tema para hacer una columna de opinión.

      ARIAS MÉNDEZ, ANA. 151.F02

  4. Coller a cámara e lanzarse á aventura sen saber o que nos depara o público é, dende logo, un traballo de campo moi interesante. Gústame moito que elaboredes vídeos porque creo que son ferramentas con moito potencial. Ao ser visuais, entretéñennos e chaman a nosa atención. Polo tanto, en canto á forma do post, totalmente de acordo.

    Se me paro a analizar o contido hai varios asuntos que quero puntualizar. O primeiro, que me sorprendeu gratamente que tres das rapazas ás que gravastes reclamen maior información científica nos medios. Normalmente, esta clase de noticias non profesan moito amor entre a audiencia por estereotipos tan manidos como ‘é aburrida’ ou ‘non hai quen a entenda’. Se a sociedade a reclama, será que é necesaria. Encántame que quede reflexado no vídeo, como se fose unha chamada de atención a eses medios que só tocan os temas hexemónicos. As propostas culturais dos demais tamén son interesantes pero, como dixen, esa chamou especialmente a miña atención.

    Neste senso, creo que estaría que ben que fixerades unha análise do que se dixo: a diferenza entre a oferta e a demanda informativa nos medios. Está realmente a prensa satisfacendo os desexos do seu público ou gobernando ao seu antollo? Creo que para o tema que estades a tratar, as expectativas do xornalismo, sería enriquecedor ter en conta o que acabo de suxerir. Cal é a relación que existe actualmente, coa introdución das novas tecnoloxías, entre un público que parece afastado da profesión xornalística e que se achega máis á información (en ocasións sen verificar) que aparece en Internet. Obviamente é unha opinión enteiramente persoal. Non sei se tiñades en mente facer algo semellante ao que vos dixen, pero polo menos a min, resultaríame verdadeiramente interesante.

    FILLOY MARTÍNEZ, LAURA 151. B05

    • seminariocomunicacion1

      Ben é certo que asaltar ós transeúntes foi unha experiencia interesante, pero necesaria para coñecer qué é o que a xente pide alí fora. E se a idea ocorréuselle a catro alumnas de xornalismo, como éposible que esta análise non se realice co lectores/audiencia dos soportes tradicionais?
      O video reflicte que queda moito que facer no campo informativo; que o xornalismo comzou a perder credibilidade e afirmaría a tiranía sobre a información dos soportes traidicionais, no que incluiría a prensa. E isto só pode ocorrer cando o xornalismo ten que ser rentable antes que satisfactorio para os seus consumidores. É máis económico, doado e terá máis visitas adicar noticias sobre a audiencia que tivo Gran Hermano a semana pasada ca contratar especialistas que transmitan contenidos, por exemplo, científicos que estean verificados, contrastados e interpretados. Que son campos distintos, si, pero que na información máis accesible é o que nos estamos a atopar.
      Estamos nunha crise económica xeral que afecta ó noso sector tamén de forma estructural. É o momento de crear alternativas, sempre mantendo a esencia do xornalismo e, como punto de partida, hai que volver a conectarse á cidadanía. Non tratala como consumidores pasivos, senón coma partícipes dos contidos buscando os temas que teñen que estar e que, por desgracia, non están nos medios.

      Iñaki Gabilondo dixo unha vez que, na actualidade, coa información que circula nas redes,buscar a veracidade é coma atopar auga potable nunha inundación; a tarea faise máis ardua que nunca. Coma profesionais, hai que contrastala información de internet, o que ven sendo un “xornalistas de datos”. Estamos en proceso evolutivo, polo que aínda queda moita experiencia que vivir neste campo, pero tamén buscar más alá do que ofrece a rede: documentos oficiais, testimonios. Contacto con especialistas. En definitiva, contrastar. E tamén necesario co xornalismo cidadá, que en pode ser unha fonte.

      ARIAS MÉNDEZ, ANA. 151.F02

  5. Pienso que habéis tenido una buena idea al salir a la calle a preguntarle a la gente qué información es la que le interesa, pues, al fin y al cabo, el éxito o el fracaso de los medios de comunicación depende de la audiencia. En concreto, conocer los intereses de la población sirve de gran ayuda para las pequeñas cabeceras o para los nuevos periodistas que, ante la ausencia de puestos de trabajo en los grandes medios, crean iniciativas cuyo futuro depende, en gran parte, del compromiso de los lectores.
    Parece que la sociedad tiene claro los temas que le gustaría que se trataran en los medios, pero yo me pregunto: ¿si los medios le dieran cobertura a esos temas, los lectores estarían dispuestos a pagar por la información? Me parece una buena lo que vais a tratar en las siguientes publicaciones.
    Buen trabajo.

    PÉREZ RODRÍGUEZ, CRISTINA 152.G05

    • seminariocomunicacion1

      Gracias por los halagos. Parece que en este post y el anterior cumplimos con el objetivo: dejar claro que los intereses de la audiencia son la prioridad para emprender un proyecto periodístico.
      A lo largo de estas semanas, recurrimos constantemente al vídeo para analizar los sectores que la ciudadanía nos propuso que tenían poca cobertura mediática y buscar en ellos huecos de mercado.
      La financiación es, desde luego, la lacra a la hora de emprender. ¿Que si estarían dispuestos a pagar información? pues no es 100% seguro, pero sí que es probable. Yo entiendo que, como consumidor de información, te acabas cansando de pagar por un periódico que contiene un 80% noticias extraídas de las agencias; cuyos temas son tratados de forma generalista y superflua. Pero sí que pagaría por la información que me ofreciese un tipo de prensa que estuviera especializada en un tema del que me gustaría recibir más información, como puede ser una interpretación en los conflictos internacionales o un acercamiento al campo de la ciencia. Hay que buscar el “target” y satisfacerlo con una información de calidad. Lo positivo es que con internet es posible abaratar los costes en mayor medida, y es un peso grande que quitarse de la espalda. Pero, para averiguarlo, no queda otra más que saltar a la piscina.

      ARIAS MÉNDEZ, ANA. 151.F02

  6. Boa idea a de facer preguntas á xente de a pé para coñecer as súas demandas de información. Boa tamén a diversidade de idade que hai entre os entrevistados. Non todo o mundo opina o mesmo e a cada quen preocúpalle o seu. Uns piden máis información científica, outros que se trate de xeito distinto o tema da muller nos medios, outros cultura… Pero a realidade é que os medios de comunicación transmiten e informan do que lle mandan os seus donos, ou a Administración no caso dos medios públicos. Había unha persoa que demandaba máis detalles sobre os conflitos que están a acontecer no noso mundo. Ese é un tema que a min particularmente me preocupa. Os medios contan un conflito, unha guerra, en non máis de 4 minutos, o que tardas en rematar o café da sobremesa. O ideal sería poder tratar todos e cada un dos temas que incumben á sociedade, máis isto é imposible por falta de espazo-tempo; pero o que tampouco pode ser é que certos temas se deixen de lado e só sexan noticia as cousas que os de arriba queren que sexan noticia.

    FUMEGA GONZÁLEZ, ROBERTO 151.A05

    • seminariocomunicacion1

      Non sei en qué momento, ni cómo, os medios tradicionais comenzaron a gobernalos quen os subvenciona ou dirixe. No xornalismo, os donos da información han de ser os cidadáns, porque son quenes a consumen, ó fin e ó cabo. E os cidadáns non son parvos, queren recibir noticias de calidade, e é lóxico que a profesión perdera tana credibilidade coa calidade da información que impera nos soportes tradicionais, sempre falando dos que colaboran para que se produza. Por iso, decidimos ir a rúa para saber dende onde partir, e alí escoitamos todo tipo de perspecivas e buscamos variedade en idade, por suposto. Con esto, tentamos partir dunha base que cimente os sectores básicos que necesiten máis cobertura mediática. No que respecta á interpretación, analizamos o Slow Journalism, ese que, por exemplo, defendía Susan Sontag; as veces, resulta prácticamente imposible informar dun conflicto, por exemplo, sen recoller os datos, analizalos e masticalos; e facelo todo nunha xornada para informar ó día seguinte.
      E tamén está en onde situar o foco informativo, que sempre haberá alguén que non quera que se publique certas noticias, pero se é trascendental para a cidadanía é necesario publicala, A teoría é preciosa, pero a práctica xa é máis difícil de levar. O principal e despegarse das interferencias e intereses que afecten o resultado informativo, e para iso é necesario reinventar os soportes e a forma de financiamento. En canto o consigamos, entón a práctica será máis doada.

      ARIAS MÉNDEZ, ANA. 151.F02

  7. En primer lugar me gustaría resaltar los vídeos con los que acompañáis los posts porque me parecen muy útiles, son cortos, dinámicos, y dan la visión general de lo que se nos cuenta más abajo.
    En segundo lugar deciros que el tema me parece muy interesante y que es importante conocer, no solo la opinión de los futuros comunicadores como en el primero post, si no también la de la gente de a pie que es quien realmente ve los medios y se informa gracias a ellos. Es bastante curioso, si nos fijamos, que justo lo que la gente más demanda es lo que menos sale en los medios: cosas tan básicas como mayor cultura para jóvenes inquietos o tratar más el tema de la mujer, y esto por qué es así? Por qué existe alguien a quien no le interesa contar lo que realmente tiene interés? Esperemos que sigáis siendo capaces de comunicarnos lo que la gente realmente quiere que se le comunique, de una forma u otra, eso es lo verdaderamente relevante.
    VALVERDE CABALEIRO, DAVID 152.B05

    • seminariocomunicacion1

      Gracias por la valoración, lo cierto es que creímos necesarios ambos puntos de vista para conseguir encontrar algo por lo que empezar. Y sí, son temas que no salen en los medios, bien porque es caro producir información de la calidad que se exige, bien porque son temas que no interesa tratar por influencias externas. Pero, si seguimos dejando de ser leales al público, entonces cavaremos nuestra propia tumba, así que es hora de cambiar la forma de realizar nuestro trabajo, y es comprometiéndonos con los ciudadanos.

      ARIAS MÉNDEZ, ANA. 151.F02.

  8. Es un hecho más que recurrente esa desvinculación del periodismo con los intereses y la sensibilidad ciudadana, y es precisamente por lo que decía Paula, el negocio. Las empresas de información ya son multinacionales únicamente preocupadas por sus números en bolsa que subyugan las noticias a criterios de rentabilidad económica y no de interés social. De los medios públicos mejor ni hablamos. A esto también hay que sumarle una crisis económica, que acabó colocándole a la información un letrero luminoso al estilo de los que se ven ciertos lugares de la periferia.

    Hay que darse cuenta de lo que está pasando, saber quién está diciendo lo que oímos, si el dinero o las ganas de comunicar y ser críticos al respecto. Al fin y al cabo somos nosotros los que creamos los contenidos y ahora tenemos una oportunidad única (internet) para difundirlos, para llenar esos vacíos con aquello que entendemos que lo merece por ser realmente importante. Por el mismo motivo hay que pasar a la acción, buscar canales alternativos, encontrarse, juntarse… Decía Mary Wollstonecraft que no deseaba que las mujeres tuvieran poder sobre los hombres, sino sobre ellas mismas, y creo que esto se puede aplicar también a la relación medios-población. Ser consciente de tu propio poder como grupo te permite delegarlo en aquello en lo que confías, y de la misma forma retirarlo.

    Precisamente por estrechar ese vínculo que comentaba al principio nace el periodismo ciudadano… http://www.periodismociudadano.com/.

    • seminariocomunicacion1

      Totalmente de acuerdo con respecto al tratamiento de la información en los medios. El periodismo, para los soportes clásicos, es un negocio. No es algo nuevo, lo podemos comprobar en películas como Ciudadano Kane (1941) o Primera Plana (1974), sátiras donde los protagonistas son el morbo y el sensacionalismo para atraer lectores, ampliando así la compra de ejemplares. Son películas clásicas, desgraciadamente, por su atemporalidad.

      No importa distorsionar los hechos, hacerlos más dramáticos: se busca vender. Por ejemplo, esa “magnífica” portada de La Voz de Galicia sobre el accidente aéreo del Germanwings. “TRAGEDIA” y una imagen enorme de familiares llorando, que seguro que lo último que querían era ser fotografiados y aparecer en chiquicientas cafeterías, kioskos o telediarios. Si nos limitamos a reducir costes, hacer una noticia exhaustiva y completa es caro; lo atroz vende y sale rentable.

      Como bien dices, internet es la alternativa. Emplearlo para llegar a las personas; contribuir a que haya variedad en la información; desvincular, de una vez, el periodismo de los intereses económicos y/o políticios, entre otros. Para revivir la credibilidad en la profesión, es necesario el compromiso de los periodistas que quieren comunicar, que no buscan el beneficio. Hay que crear nuevas formas de ejercer el periodismo, como la iniciativa que adjuntaste. Asociarnos y manifestarnos, pero hacerlo “con sentidiño” y criterio porque, ahora más que nunca, con la ola de datos que están a nuestro alcance, encontrar información veraz es un reto más complejo. Pero, si nos formamos, es para ir mas allá y transmitir una interpretación de calidad sobre la realidad. O, al menos, intentarlo.

      ARIAS MÉNDEZ, ANA. 151.F02

  1. Pingback: We can do it! | Común (e persoal)

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: