Viajemos a Hanoi

En el vídeo de nuestro anterior post pedíamos a la gente de la calle que nos contestaran a una pregunta: ¿qué temas debería tocar el periodismo pero no toca? Uno de los entrevistados confesó que le gustaría que se profundizarse más en las noticias porque muchas veces no comprendemos de qué trata determinado proyecto de ley o cierto conflicto bélico. A algunos de vosotros os llamó la atención esta respuesta.

Y es que es muy cierto. El periodismo actual señala la punta del iceberg y afirma que no hay nada debajo. Un ejemplo muy destacado fue el mal tratamiento de los medios sobre el pacto yihadista entre PP y PSOE hace unas semanas. El foco de atención fue la cordialidad existente entre Rajoy y Sánchez, sin que ningún medio explicase exactamente el contenido del pacto. Iñaki Gabilondo reflexionó sobre ello en un vídeo que explica muy bien el tema.

Otra gran comunicadora que incidía especialmente en el asunto de la profundización fue Susan Sontag. Ella no podía concebir el periodismo como algo inmediato, tenía que reflexionar sobre los hechos, darles mil vueltas, para poder plasmar la realidad en un papel. Por eso muchos de sus artículos acabaron siendo ensayos. Os recomendamos su libro Viaje a Hanoi, en el cual trata el tema de la guerra de Vietnam con esa exhaustividad de la que hablamos. Ya es hora de que, como ella, los periodistas viajemos a Hanoi.

Arias Rial 151.F03

Advertisements

Posted on 23 Febreiro, 2015, in Posts individuais and tagged . Bookmark the permalink. 13 Comentarios.

  1. seminariocomunicacion1

    Parecéceme moi interesante o vídeo que fixestes para coñecer qué demanda o público do periodismo actual. Tamén a min me chamou a atención e coincidin en que un dos erros é que nos contan un acontecemento cunhas pinceladas, dando a ver só a punta do iceberg, como ben dicides. Isto é preocupante no sentido de que moitas veces o que vemos só é un escenario, unha máscara ou unha montaxe. Detrás hai un senfin de causas e antecedentes que sería convinte estudar para entender e dar veracidade ó feito noticioso. Aínda así creo que hai outros exemplos máis claros nos medios que o vídeo de Iñaki Gabilondo. É certo que Gabilondo critica que os medios non explican o contido do pacto pero, tal como eu o interpretei, creo que a crítica vai máis alá e vén a dicir que o propio pacto está vacío de contido. Máis que nada polas conclusións do xornalista ao final do vídeo penso que define este pacto como unha fachada do PP-PSOE para distinguirse de Podemos como entredí Gabilondo, asique cito tal como define el o pacto: “una gran fotografía, un espectáculo de gran sentido de responsabilidad que les distancia de los advenedizos que andan por ahí pululando, que tal vez es uno de los objetivos que perseguía este pacto de estado”. Se o pacto de estado está vacío de contido en sí, pouco hai que facer ao respecto. Porén, sí que deberían intentar chegar ao máximo na cuestión, e se realmente non hai trasfondo neste acordo, comunicarllo á sociedade para que saque as súas propias conclusións.

    Creo que sería interesante que os medios se pararan a explicar fenómenos como o propio yihadismo. Por qué de repente esta ameaza mundial? Como nace o Estado Islámico e cales son os seus apoios? Relación co conflicto (holocausto) de Israel contra Palestina? Papel que xogan os demais países?

    Amosa Tato, Cristina. 151.D01

    • seminariocomunicacion1

      Gracias por tu comentario, Cristina. En cuanto a lo de Gabilondo, tienes toda la razón en lo que has dicho, pero yo me refería a que en sí nadie nos ha explicado de qué va el pacto ni de cómo enfrentaría el Estado Español una posible amenaza yihadista. Por supuesto, el fin principal que terminó teniendo fue el de dar una imagen de cordialidad entre ambos partidos.
      Pero me voy a centrar en el tema de que el periodismo no ahonda más en los contenidos porque, al fin y al cabo, es la tarea de mi grupo: has hecho unas preguntas muy interesantes. ¿Por qué los medios nos presentan la noticia de forma tan superficial? El otro día, leyendo sobre el pacto de exportación nuclear en Irán, no paraba de preguntarme que a qué venía el pacto, qué grupos islámicos estaban en el país amenazando con algo o qué estaba pasando. Simplemente ponía que se aplazaba el pacto. Y ala. También es cierto que muchas veces la gente pasa por alto las noticias internacionales porque no las entiende. En una entrevista a Lorenzo Milá, corresponsal de TVE en Roma, este confesaba que cuando se pasa a la sección internacional del telediario la audiencia baja porque la gente se pierde y odia que le espeten en la cara que es un ignorante. ¿Quizá sea todo culpa de que no le ponemos interés?
      Arias Rial 151.F03

  2. Cristina Pérez Marquina

    Muchas veces se nos olvida una de las funciones fundamentales del periodismo. Esa que dice que el periodismo tiene la tarea de contar los hechos que suceden en el mundo de forma que sean accesibles y comprensibles para la audiencia. Se trata pues de acercar el hecho recogiendo los puntos más importantes para el ciudadano. No obstante, en muchas ocasiones prima el conformismo sobre el afán de profundizar. Hasta tal punto que muchas veces ni siquiera nosotros mismos caemos en la cuenta de que hemos escuchado la noticia del pacto yihadista en todos los medios de comunicación y sin embargo, apenas sabemos en qué consiste este plan. No, simplemente nos hemos limitado a ver una y otra vez, el apretón de manos entre Rajoy y Pedro Sánchez. Símbolo de unión, eso dicen, tal vez ocultando oposición. En una situación como la que vivimos actualmente no parece difícil entender las causas que hacen que esto suceda a la hora de tratar la mayoría de las noticias. El periodista cada vez debe encargarse de más cosas, mientras que los recursos de los que los medios disponen son cada vez menores. En un contexto como este, no parece extraño que se prime la información “fácil”, los bonitos apretones de manos e intercambios de carpetas, frente a la información de calidad que cada vez más se encuentra en peligro de extinción. Es el caso, por ejemplo, del periodismo de investigación, uno de los periodismos más importantes, porque en la medida que los medios apuestan por ellos, están apostando por una mayor documentación y por una información de calidad. Es una lástima que con la crisis sea uno de los más perjudicados, debido a las grandes cantidades de dinero que se necesitan invertir para realizar una investigación de este tipo, los meses de trabajo y la posibilidad de que no obtenga la audiencia deseada. La lógica del mercado.
    No obstante, ya no digo que tengamos que demandar en todos los casos a un periodismo de investigación muy profundo y detallado pero sí que en muchos casos lo correcto sería un tratamiento más concreto del tema para no quedarnos en la superficie de las cosas.
    Este artículo (http://elpais.com/elpais/2014/04/25/opinion/1398439742_940322.html) me parece que recoge muy bien uno de los problemas de nuestro periodismo, “el periodismo sacerdotal” . Y me quedo con algunas citas que explican muy bien el caso de lo sucedido con el pacto yihadista y con otros muchos temas políticos: “El periodismo español es muy declarativo, la importancia de quien habla cuenta más que qué pasa”; . “El periodista prioriza las declaraciones de los políticos a costa de asuntos sustantivamente más relevantes”. “Cuando trata asuntos sustantivamente relevantes, otorga demasiada responsabilidad sobre el devenir de los mismos a los políticos, vistos casi como seres omniscientes y omnipotentes, a expensas del papel de otros actores clave (como usuarios, profesionales o expertos)”.

    PÉREZ MARQUINA, CRISTINA 152.C01

    • seminariocomunicacion1

      Siempre me quedo con la frase de que el periodismo está al servicio de la ciudadanía pero, realmente, lo que está es al servicio del poder. También entiendo que si vas a una rueda de prensa en la que el político de turno te suelta su discurso bien estructurado gracias a su gabinete, no vas a sacar nada. Yo apostaría por dejar de ir a esta clase de eventos que son de todo menos relevantes y dejar que ellos hablen solos ante un público inexistente desde una pantalla de plasma.
      151.F03 Arias Rial

  3. seminariocomunicacion1

    Susan Sontag es un gran ejemplo de buen periodismo. Profundo, valiente, astuto, ciudadano. Una entrevista dura no tendría por qué ser irrespetuosa. Eso es lo que observamos actualmente, por lo menos, en España.

    Evidentemente, no conocemos muchas cosas de los temas de actualidad. Por una parte, porque los medios consideran que sería aburrido analizar durante, por poner un ejemplo, diez minutos, el pacto antiyihadista. Por otra parte, porque pasar de puntillas por determinados temas, hace que la audiencia no proteste, al fin y al cabo, ha sido comentada esa noticia en el telediario en cuestión, pero no se ahonda, porque no interesa que se sepa todo. Cuanto menos mejor.

    Volviendo al tema del periodismo, de las entrevistas, encontramos un gran ejemplo en el periodista Hilario Pino. Sábado tras sábado ofrece una lección magistral de cómo preguntar, ser incisivo, respetuoso. Al fin y al cabo ser buen periodista. Imparcial y respetado por sus entrevistados. Al mismo tiempo podemos apreciar el bochornoso espectáculo ofrecido por periodistas como Eduardo Inda, que sábado tras sábado ofrece un circo en el que manipula, se chulea e incluso llega a rozar el insulto con aquellos que no comparten sus ideas, aireado y jaleado por el propio programa, que lo pone el primero a la hora de las entrevistas: todo por la audiencia.

    GÓMEZ CASTRO, DAVID. 151.H01

    • seminariocomunicacion1

      Repite conmigo, Pablo: ”Podemos es ETA”.
      Cuando veo a Inda por la tele me dan ganas de tirarle piedras a la pantalla. Pero bueno, eso es verdulerismo, no periodismo. Últimamente hay una moda (derivada de la crisis y el repentino interés por la política) de poner a tertulianos en un contexto de debate que a mí me recuerda a Sálvame.
      Arias Rial 151.F03

  4. seminariocomunicacion1

    Pienso que estamos ante uno de los mayores problemas del periodismo. Actualmente, estamos ante un panorama periodístico que se preocupa más del sensacionalismo que de informar a la sociedad. Tal y como vemos en el ejemplo que señalasteis, la prensa centró la información en el hecho de que PP y PSOE llegaran a un acuerdo, y no en el contenido del pacto. En estas dos noticias (http://www.dirigentesdigital.com/articulo/economia-y-empresas/219500/rajoy/sanchez/firman/pacto/yihadismo.html?cw=1 y http://www.elmundo.es/espana/2015/02/02/54cf99cd22601d9a7b8b4574.html) podemos observar que las únicas referencias a las reformas concretas que conforman el pacto son del tipo “regulación de la figura del lobo solitario”, “la penalización de la financiación del terrorismo” o la “penalización de la difusión en Internet de contenidos que inciten al terrorismo”. Esta simple citación de las reformas, impide que mucha gente pueda acceder a la información realmente importante para ellos. En el Informe Semanal de rtve (http://www.rtve.es/television/20150206/informe-semanal-analiza-pacto-estado-contra-yihadismo/1094421.shtml) si profundizan algo más en el significado de esas reformas, sin embargo cometen el error de contactar únicamente con fuentes que, casualmente, apoyan el pacto. Podrían haber mencionado que partidos como Izquierda Plural o UPyD eran contrarios al acuerdo, o haber contactado con otro licenciado en derecho opuesto a la reforma. Al fin y al cabo, TVE no deja de ser la prensa del Gobierno.

    Amorín Rivera, Daniela. 151.A01

    • seminariocomunicacion1

      Me da la sensación de que os he hecho girar sobre un debate que no es el que pretendía hacer. El caso no es quedarse en concreto con lo del pacto yihadista sino con el hecho de que los medios tratan faltal la información y cómo podemos hacer para solucionar esto. Mea culpa, de todas formas.
      Arias Rial 151.F03

  5. Interesante debate (al fin, podría decir) aunque no acierto a ver a dónde quiere llegar. De dónde parte sí, pero el grupo que lo promueve tiene este objetivo?

  6. seminariocomunicacion1

    Tengo que decir que en cuanto vi el video de introducción que subisteis el otro día, me vinieron a la cabeza un montón de ideas que podían dar pie a debate.
    Es verdad que profundizar en la noticia no es algo que caracterice al periodismo actual, que destaca más que nada por esa superficialidad a la hora de tratar los temas. Aún así, creo que hay otro aspecto que indirectamente tratáis en vuestro anterior post, y que considero de igual o mayor importancia de cara a futuras entradas o debates que realicéis. Quiero hablar de él porque llevo desde la semana pasada con ello en mente, y porque me parece realmente importante. Cuando dejáis caer el tema de qué creemos que sería del periodismo si no existiesen soportes, la mayor parte de la gente no responde, se queda atrapada en un mar de dudas o simplemente piensa que sin prensa escrita, radio y televisión, no existiría el PERIODISMO. Creo que es muy importante hacer hincapié en este concepto, pues parece que no todos tenemos la misma idea de él. Quizás sería bueno que le dieseis una vuelta, porque para mi, por ejemplo, periodismo es contar historias, independientemente de que exista un canal que facilite su difusión. Siempre que haya historias, habrá periodismo. Esta es solo una opinión, que me parece que no toda la clase comparte, y que podría ser muy interesante que tratáseis.

    BRANDARIZ PORTELA, TANIA. 151.B01

  7. Viajar a Hanoi es nuestro trabajo. Por el contrario, el periodismo acabaría extiinguiéndose. Cualquiera con una cámara y dos ojos en la cara podría reflejar la cordialidad entre Rajoy y Sánchez, pero no todo el mundo tiene la capacidad de destapar casos de corrupción detrás de los cuales hay una gran labor de investigación y sobretodo vocación periodística. Tampoco podemos culpar a los periodistas, sino que son los propios medios los que a veces marcan estas líneas superficiales porque sale más barato y vende más.
    El problema de que el periodismo hoy en día sea tal y como es, es que provoca una sensación general de que no valemos para nada, y de que nuestro trabajo puede ser sustituido por cualquiera. Solo calentamos la silla. Porque es que realmente parece que es así. Pero el periodismo requiere vocación, constancia y mucha paciencia, y con estos ingredientes un periodista es insustituible.

    Se tiende a pensar que con los nuevos medios existe un conocido como “periodismo ciudadano”, pero esto no es del todo así. La capacidad de la ciudadanía de expresar su opinión es en realidad un feedback que no ayudará a destruir sino a fortalecer la labor periodística. Además, el hecho de publicar en ciertos soportes de internet otorga una libertad y un mayor espacio de tiempo que no consiguen los medios tradicionales, con lo que se conseguirá profundizar mucho en algunos temas, y que no mueran al día siguiente, sino que vayan evolucionando. Javier Medina, un periodista especializado en el medio digital, profundiza sobre estos aspectos en una entrada de su blog “Medio siglo de periodista”, defendiendo la permanencia de la profesión periodística. Espero que os ayude:
    http://mediosiglodeperiodista.blogspot.com.es/2013/07/el-periodismo-no-se-extingue-se.html

    • seminariocomunicacion1

      Gracias, Laura. Yo creo en los medio independientes (Plaza pública, por ejemplo). El caso es que han demostrado que puede tener éxito pero no ser rentable.
      151.F03 Arias Rial

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: